27.8 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 1 marzo, 2024

Edición N° 4704

Segunda jornada de debate para los policías acusados de matar a golpes a un hombre en San Pedro

TRIBUNALES NICOLEÑOS

POLICÍAS
Por el homicidio están acusados dos expolicías / EL NORTE

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

Con muchas dilaciones continúa desarrollándose en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 el juicio contra los cuatro expolicías acusados de participar en el confuso episodio ocurrido en San Pedro en 2021, en el que murió Germán Lopes García. La segunda jornada, cuyo comienzo estaba previsto para las 9 de la mañana, retrasó su inicio casi hasta el mediodía. La demora se produjo para resolver dos cuestiones, una relacionada a un incidente originado en los alegatos de la defensa que incorporó información acerca de un arresto domiciliario que cumplía el hombre fallecido y que fue objetado por la parte acusadora, y la otra cuestión se debió a la incorporación de un jurado suplente ante la indisposición de uno de los titulares.

El juicio se desarrolla con la presencia activa de la Comisión por la Memoria y de la Secretaría de Derechos Humanos. Conforme a la acusación, el hecho se produjo luego de que la víctima llamara a una ambulancia porque su pareja se había descompensado. En el centro de emergencias interpretaron erróneamente el llamado creyendo estar frente a un caso de violencia de género y convocaron a las fuerzas policiales. En un confuso episodio que enfrenta versiones, los agentes de seguridad emprendieron a golpes contra Lopes García, quien recibió traumatismos abdominales graves que le ocasionaron la muerte tras permanecer 25 días internado en el Hospital “Emilio Ruffa” de San Pedro.

En la primera parte, sin la presencia de los acusados por pedido de los familiares de la víctima, testimoniaron la pareja y el hijo de Lopes García, quien con serias dificultades debido a su hipoacusia dio su versión de los hechos. Relató que ese trágico día, 2 de mayo de 2021, los policías llegaron en apoyo de una ambulancia que se encontraba en camino para atender a su madre que se había descompensado y que desde la planta alta de la casa, donde él se encontraba junto a su progenitora, vio por la ventana que dos efectivos golpeaban a su padre dándole patadas y que cuando bajó la escalera advirtió que lo tenían contra el suelo boca abajo. Manifestó que en ese momento también lo golpearon a él.



Insólita interrupción

Posterior a las demoras en el inicio de la segunda jornada y luego de que testimoniaran la pareja y el hijo de la víctima, la audiencia debió ser interrumpida de manera insólita. Una cuestión ajena al juicio frenó el desarrollo, ya que la jueza Elena Baquedano se vio obligada a ordenar la suspensión momentánea de la misma, que nadie se moviera de sus lugares, y anunció que policías y gendarmes ingresarían al recinto para incautar un celular que había sido robado y cuya señal impactaba dentro de la sala. Tras unos minutos de espera, finalmente detuvieron al autor del ilícito y secuestraron el teléfono en las inmediaciones de Tribunales sin que fuera necesario requisar el recinto.

Los alegatos

En los alegatos de los acusadores describieron a la víctima, de 44 años, como un hombre trabajador, padre de tres hijos, que reaccionó con violencia molesto por la llegada de un patrullero policial y la demora de la ambulancia. Manifestaron que el enojo creció ante un maltrato de los efectivos a su hijo hipoacúsico. Refirieron feroces golpes por parte de los agentes que lesionaron mortalmente a Lopes García y encuadraron el hecho en un grave delito de violencia institucional.

Por su parte, la defensa, integrada por los abogados Hugo Lima y Julián Domínguez, sostuvo que los policías actuaron en el marco de un confuso conflicto en el que usaron “la fuerza mínima indispensable” para reducirlo, ya que el hombre se encontraba fuera de sí y los atacó con una tijera de podar. Explicaron que fue el mismo servicio médico quien solicitó apoyo policial debido a que se trataba de un barrio conflictivo y posiblemente de una familia también conflictiva. El letrado Julián Domínguez atribuyó como posible causa de la desmedida reacción del hombre, al impedir violentamente el ingreso de la fuerza de seguridad, a que éste se encontraba cumpliendo un arresto domiciliario por una condena anterior. Respecto de las causas que ocasionaron la muerte de Lopes García, se sugirieron concausas en patologías preexistentes.

Desde ambos lados cada uno sostiene una postura que deberá probar. Aún resta la declaración de varios testigos que buscarán echar luz sobre la verdad de los hechos que ocurrieron ese 2 de mayo de 2021 en la vivienda familiar de calle Fray del Pozo y Casella, de San Pedro.



Por el homicidio están acusados dos expolicías pertenecientes a la fuerza bonaerense: Rodrigo Velázquez, domiciliado en barrio 12 de Marzo de San Nicolás, y Emanuel González, de San Pedro. Ambos, junto a Carlos Sala y Manuel González, están siendo juzgados en el mismo proceso. Respecto de estos últimos, la imputación es por apremios ilegales. Todos los acusados llegaron al juicio cumpliendo arresto domiciliario.
Será el jurado popular quien finalmente, luego de examinar las pruebas y escuchar los testimonios de ambas partes, decida si encuentra o no a los acusados culpables.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!