28.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 26 enero, 2022

Edición N° 3940

SEIS TRABAJADORAS DEMANDAN A TESLA POR ACOSO SEXUAL



Seis mujeres demandaron este martes a la compañía fabricante de autos eléctricos Tesla, alegando la existencia de una cultura de acoso sexual en la planta de California y en otras instalaciones, que incluye tocamientos no deseados, silbidos y represalias hacia quienes se quejaron.

Por Joshua MELVIN – AFP

“La planta de la fábrica de Tesla se parece más a un sitio de construcción arcaico y tosco o una casa de fraternidad que a una empresa de vanguardia en el corazón de la progresista bahía de San Francisco”, afirma una de las demandas.



Tesla no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre las demandas, que en al menos un caso argumentaban que tuits explícitos o provocadores del director ejecutivo Elon Musk influyeron en el ambiente del lugar de trabajo.

Las seis nuevas demandas presentadas el martes en un tribunal de California alegaron que compañeros de trabajo o supervisores hicieron proposiciones sexuales a las mujeres, comentarios explícitos sobre sus cuerpos y, en algunos casos, las tocaron de manera inapropiada.

Cinco de las mujeres en los nuevos casos trabajan o trabajaron en las instalaciones de la fábrica de Fremont, mientras otra estaba asignada en los centros de servicio en el sur de California.



Tuits de Musk

Michala Curran tenía 18 años cuando comenzó su trabajo en la planta de Fremont y, según cuenta, en cuestión de semanas su supervisor y sus compañeros de trabajo le empezaron a lanzar comentarios explícitos sobre su cuerpo.

Un compañero de trabajo se le insinuó sexualmente, diciendo que los empleados de la planta a menudo tenían relaciones sexuales en el estacionamiento. Ella renunció a los dos meses.



“Curran vio a otras mujeres experimentando el mismo ambiente y los testigos testificarán que observaron el acoso sexual desenfrenado en Tesla”, alega su demanda.

Los otros casos fueron presentados por Jessica Brooks, Samira Sheppard, Eden Mederos, Alize Brown y Alisa Blickman, quienes alegaron en su demanda que enfrentaban represalias por denunciar esa mala conducta.

“Se le negaron ciertos privilegios y beneficios que se otorgaban a las mujeres que no se oponían a las insinuaciones y coqueteos sexuales de los supervisores”, afirma la denuncia de Blickman.

Mederos, que trabajaba en los centros de servicio de Tesla del sur de California, apuntó que los tuits de Musk que hacen referencia al sexo o las drogas inspiraron risas y bromas entre sus compañeros de trabajo.



“Cuando Tesla lanzó el Modelo Y, Elon señaló repetidamente que cuando uno lee los Modelos Tesla S, 3, X e Y juntos, se deletrea ‘SEXY'”, sostiene la demanda.

“Algunos de los compañeros de trabajo de Mederos se aferraron a esto, refiriéndose a todo como ‘sexy'”.

Esta nueva demanda se produce después de que un jurado de California dictaminó en octubre que Tesla debería pagar a un exempleado negro 137 millones de dólares en daños por no actuar frente al racismo que padeció el hombre en la planta de Fremont.



El año pasado, Musk tuvo una disputa con las autoridades por la reapertura de la fábrica en medio de las restricciones por coronavirus, y amenazó con trasladar su sede fuera del estado.

Posteriormente, Musk anunció a los inversores en octubre que el principal fabricante de vehículos eléctricos está t

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!