SERGIO MASSA BUSCÓ MANTENER LA UNIDAD DEL GOBIERNO

CON REUNIONES Y CONTACTOS POLÍTICOS,

El presidente de la Cámara de Diputados medió entre los sectores del oficialismo en medio de la tormenta política desatada por las renuncias de funcionarios que responden a Cristina Kirchner.

Con reuniones y contactos, algunos públicos y otros más reservados, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, desempeñó hoy un rol clave para frenar la crisis política que se aceleró tras la presentación masiva de renuncias de funcionarios que responden a Cristina Kirchner. El dirigente del Frente Renovador mantuvo abiertos los puentes de diálogo entre el presidente Alberto Fernández, el líder de La Cámpora Máximo Kirchner y la Vicepresidenta, mientras subía la tensión por los desacuerdos sobre el rumbo del gobierno nacional tras la debacle electoral que sufrió el Frente de Todos en las PASO del domingo.

Tras la crisis política que se inició por la difusión de la renuncia de Wado De Pedro al Ministerio del Interior -y la ola posterior de dimisiones- Massa reunió a sus principales colaboradores en la sede partidaria de Avenida del Libertador y les transmitió un mensaje que apuntó a recuperar “la armonía y la sintonía” de la coalición oficialista, que se había roto al ritmo de la difusión por los canales de televisión y las radios de las dimisiones.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al llegar a la sede del Frente Renovador (foto Nicolás Stulberg)

Con reuniones y contactos, algunos públicos y otros más reservados, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, desempeñó hoy un rol clave para frenar la crisis política que se aceleró tras la presentación masiva de renuncias de funcionarios que responden a Cristina Kirchner. El dirigente del Frente Renovador mantuvo abiertos los puentes de diálogo entre el presidente Alberto Fernández, el líder de La Cámpora Máximo Kirchner y la Vicepresidenta, mientras subía la tensión por los desacuerdos sobre el rumbo del gobierno nacional tras la debacle electoral que sufrió el Frente de Todos en las PASO del domingo.

Tras la crisis política que se inició por la difusión de la renuncia de Wado De Pedro al Ministerio del Interior -y la ola posterior de dimisiones- Massa reunió a sus principales colaboradores en la sede partidaria de Avenida del Libertador y les transmitió un mensaje que apuntó a recuperar “la armonía y la sintonía” de la coalición oficialista, que se había roto al ritmo de la difusión por los canales de televisión y las radios de las dimisiones.

En los diálogos que mantuvo el presidente de la Cámara de Diputados enfatizó sobre la necesidad de que los cambios que eventualmente se den como consecuencia del mal resultado electoral deberían ser definidos con diálogo hacia adentro del Frente de Todos y con la participación de los sectores que integran la coalición oficialista. Ese planteo se escuchaba mientras por las pantallas se multiplicaban las noticias de nuevas renuncias y de que la crisis política podría traducirse en una crisis institucional.