11.1 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 18 mayo, 2022

Edición N° 4052

SIN ACUERDO EN EL CONFLICTO DE TRANSPORTE

La oficialización por parte del Gobierno de un incremento en las transferencias a las empresas de transporte público del interior no alcanzó para destrabar el conflicto salarial entre la UTA y las prestatarias. En la audiencia de ayer entre el gremio y la Fatap no hubo acuerdo y se dispuso un cuarto intermedio hasta el lunes. El sindicato lanzó una medida de fuerza por 72 horas.



El Ministerio de Transporte de la Nación oficializó una suba de la ayuda que mensualmente transfiere a las provincias con el objetivo de alcanzar los $ 46.000 millones durante 2022 que corresponden al Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros. A través de la Resolución 263/2022, publicada este jueves en el Boletín Oficial con la firma del Alexis Guerrera, se fijó “un monto mensual de hasta $3500 millones por los meses de abril, mayo y junio”, totalizando la suma de $10.500 millones “con destino a los Servicios de Transporte Público de Pasajeros por Automotor Urbanos y Suburbanos del interior del país”.
De esta manera, el Gobierno dispuso un aumento de $300 millones por mes para el segundo trimestre de este año, ya que entre enero y marzo, la cuota mensual fue de $3200 millones para las empresas del sector.

Pero las empresas habían solicitado, como mínimo, $3800 millones, con lo cual el anuncio del Gobierno no satisface las demandas de las prestatarias. A esto se suma otro malestar de los empresarios: las partidas enviadas durante el trimestre enero-febrero-marzo mejoraron el envío del trimestre anterior en algunas jurisdicciones, pero no en todas. Un ejemplo cercano: creció la partida enviada para San Nicolás pero no para Ramallo y San Pedro, donde también presta el servicio Vercelli Hnos. Y la empresa había proyectado su cálculo de gastos y recursos con los nuevos montos. Es decir, hay empresas del interior que cobraron –recién ahora– los subsidios correspondientes a enero, con montos inferiores a los proyectados.

Como se escribió más arriba, los empresarios habían solicitado subsidios por $3800 millones para, de esa manera, cubrir el impacto de la paritaria 2022. Los $3500 millones oficializados por la cartera de Trabajo no alcanzan para afrontar el aumento salarial que exige la UTA. A ello se suma el incremento en mayores costos como combustibles, repuestos, etc.



Sin acuerdo
En la tarde de ayer, y sobre el filo de vencerse el plazo de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, la UTA y empresarios se reunieron de manera virtual. El encuentro se cerró con un cuarto intermedio hasta el lunes próximo.
«La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) manifiesta que, al día de la fecha, los aportes que el Estado nacional y las jurisdicciones provinciales efectuarán al sistema de transporte de pasajeros del interior del país por aplicación de la Resolución N° 263 del Ministerio de Transporte de la Nación resultan manifiestamente insuficientes para atender el reclamo de recomposición salarial en los términos planteados por la entidad sindical en estas actuaciones», expresa el acta oficial del encuentro.

« En función del anuncio de la entidad sindical, y en pos de agotar los esfuerzos destinados a evitar la paralización de la actividad, que afectará a los usuarios en su actividad diaria, a los trabajadores en su continuidad laboral y a las empresas porque deteriorará aún más la delicada situación expuesta, solicitamos al Sr. ministro de Trabajo de la Nación la citación a una Mesa de Trabajo Presencial en el ámbito que disponga, en la que deberán participar la Unión Tranviarios Automotor, esta Federación, el Consejo Federal del Transporte y el Ministerio de Transporte de la Nación», manifestaron los empresarios.

¿Aumento de tarifas?
El escenario conflictivo que atraviesa el transporte público del interior ha llevado a que varias empresas solicitaran a los intendentes instrumentar un nuevo incremento de tarifas, puesto que el que se aplica desde principios de año no alcanza para cubrir los costos de funcionamiento, aseguran las empresas. Esto es lo que está ocurriendo en ciudades como Córdoba, Rosario, Santa Fe y Paraná, donde las tarifas se habían actualizado en febrero pasado.

¿Pasará lo mismo en San Nicolás? No hay que descartarlo, puesto que la realidad de las ciudades mencionadas es idéntica a la de aquí. Como dato anexado a esta posibilidad, las empresas que prestan el servicio en Rosario, Santa Fe, Córdoba y Paraná advierten que el boleto plano debería pasar a costar 75 pesos, aproximadamente.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!