«SÚPER CERCA», EL PROGRAMA DEL GOBIERNO QUE NO LLEGA A TODOS LOS COMERCIOS DE CERCANÍA EN SAN NICOLÁS

El Gobierno lanzó un programa que busca regular y congelar los precios de 70 productos esenciales, para paliar la difícil situación económica que arrastra la pandemia. Sin embargo, «Súper Cerca» no llega a todos los comercios de cercanía de nuestra ciudad, mucho menos en cantidad de productos. EL NORTE recorrió distintos locales englobados en la iniciativa estatal, donde se constató que solamente llegan de dos a tres productos.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Son pocos los productos que llegan del programa «Súper Cerca» a San Nicolás. Archivo EL NORTE

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaría de Comercio Interior, Paula Español, presentaron el programa «Súper Cerca», que consta de una canasta de 70 productos de primera necesidad con precios congelados hasta fin de año que estará disponible en todo el país en comercios de cercanías y en las grandes cadenas de supermercados.

Kulfas, en una conferencia de prensa brindada en junio en Casa de Gobierno, dijo que el nuevo programa permitirá “llegar a la globalidad del comercio minorista de la Argentina” y que su concreción fue posible a partir de una “concertación de precios” alcanzada con las principales empresas del país.

Pero pareció más una promesa de campaña que una realidad, figurativamente a las palabras se las lleva el viento. Pasaron tres meses desde el lanzamiento y en San Nicolás son pocos los comercios de cercanía que cuentan con algunos de estos productos. Es más, la mayoría tienen de dos a tres productos como mucho.

La canasta es de 70 productos y está compuesta por alimentos, bebidas, artículos de limpieza e higiene personal, con una oferta de “precios accesibles y claros”, subrayó el ministro. Se trata de una iniciativa que busca poder paliar la difícil situación económica producida por la pandemia de COVID-19. La idea central es que los ciudadanos tengan la posibilidad de conseguir productos a precios razonables para el bolsillo. Tengamos en cuenta que la debacle económica generada es tan grande que hay muchos argentinos a los que les cuesta llegar a fin de mes.

Pero poco parece haberle preocupado al Gobierno esta cuestión, ya que en San Nicolás la implementación del programa no ayuda al bolsillo del nicoleño. Mucho menos al comerciante, por el contrario, hay productos a los cuales los almacenes podrían vender más baratos o más caros en algunos casos.

Cerca del súper

En concreto, todos los almacenes de San Nicolás deberían tener al menos un producto que esté enmarcado en este programa. En muchos de los recorridos por este diario, no contaban con ninguno de los 70 productos en cuestión, mientras que en la gran mayoría solamente se pudieron encontrar de dos a tres productos cuanto mucho.

“La primera vez que me llegó un producto fue dos semanas después de lanzado el programa, se trata de la leche La Martona, que está a $ 74 con el precio fijo, pero yo la podría vender más barata si no estuviera congelado el valor. El otro producto que me llegó fue ayer, la harina Cañuelas tipo 000 de 1 kg. Está a $ 61 y ese precio a mí me perjudica, porque yo la vendía más cara por lo que me cobraba el proveedor”, aseveró el dueño de un comercio de cercanía del centro.

Misma situación ocurrió en zona sur, donde la dueña de un almacén afirmó: “Yo no terminé de entender cómo funciona el programa, pero de las marcas en cuestión trabajo con varias, aunque todavía no me llegó ningún producto. Vecinos me han preguntado por esos precios, pero no sé por qué nadie me los manda”.

Quien debería controlar esto es el Gobierno, ya que no es común que San Nicolás no posea una mayor cantidad de productos con precios congelados para ayudar al bolsillo del nicoleño y así también al comerciante que tendría más ventas. En épocas de campaña, las promesas son cumplidas a medias.

El listado

En el listado de productos se incluyen treinta de almacén, cinco de bebidas sin alcohol, seis de cuidado de la ropa, diez de lácteos, cinco de limpieza, dos de panificados, cuatro de pañales infantiles y ocho de perfumería y cuidados personales.

Algunos de los productos de almacén son: arroz largo fino Lucchetti 500 g, $ 65; azúcar común Noel 1 kg, $ 76; cacao en polvo Nescao 300 g, $ 140; café instantáneo La Morenita 100 g, $ 225; fideos tirabuzón Favorita 500 g, $ 50; galletitas Terrabusi Boca de Dama 170 g, $ 80; harina 000 Cañuelas 1 kg, $ 61; pan rallado Cañuelas 500 g, $ 71; tapa de empanada Favorita 12 u $ 78 y yerba mate con palo Ytacua 1 kg, $ 339.

Para bebidas sin alcohol y panificados se incluyeron, entre otros: agua mineral Nestlé 1,25 l, $ 79; gaseosa Pepsi Black 2,25 l, $ 185; pan de mesa blanco briosh Bimbo 315 g, $ 110; pan de mesa salvado briosh Bimbo 330 g, $ 120.

En el caso de los lácteos forman parte del programa: dulce de leche clásico en pote La Martona 400 g, $ 122; leche sachet 1% La Martona 1 litro, $ 74; leche sachet 2% La Martona 1 litro, $ 74; leche sachet 3% La Martona 1 litro, $ 74; queso crema García 290 g, $ 168; queso rallado libre de gluten Armonía 120 g, $ 170; yogur entero bebible sachet de frutilla García 900 g, $ 94; yogur entero bebible sachet de vainilla García 900 g, $ 94.

Para cuidado de la ropa y limpieza se incluyó: jabón en polvo baja espuma Limzul 400 g, $ 70; jabón en polvo matic mañana de sol Ala 400 g, $ 100; lavandina Nis 1 litro $ 56; limpiador de piso Esencial 900 cc, $ 60; limpiador de piso lavanda Pinoluz 900 cc, $ 102, entre otros.