TERNIUM PRESENTÓ SU REPORTE DE SUSTENTABILIDAD 2020

El informe destaca la meta de descarbonización que la empresa adoptó en febrero pasado como parte de su estrategia de cambio climático. Describe y analiza las iniciativas de la empresa para mantener operaciones sostenibles en el largo plazo, el nuevo plan de inversiones en proyectos ambientales y la respuesta de la empresa y sus empleados a la pandemia de Covid-19, junto a las comunidades.

Ternium presentó su Reporte de Sustentabilidad 2020, que describe y analiza las iniciativas de la empresa para mantener operaciones sostenibles en el largo plazo, como su ruta de descarbonización, el nuevo plan de inversiones en proyectos ambientales y la respuesta de la empresa y sus empleados a la pandemia de covid-19, junto a las comunidades. El Reporte fue elaborado teniendo en cuenta las directrices establecidas por worldsteel: el Pacto Mundial de la ONU, el GRI (GlobalReporting Initiative) y el New York Stock Exchange.

“El desafío de la pandemia involucró cada aspecto de nuestro negocio y afectó a todos nuestros empleados; sin embargo, al mismo tiempo ha sido una oportunidad para poner a prueba la resiliencia del enfoque de gestión a largo plazo y la sustentabilidad de nuestra empresa”, afirmó Paolo Rocca, presidente de Ternium, al comienzo del informe.

En este contexto mundial, la preocupación por el cambio climático y otros aspectos de la agenda de sostenibilidad ha crecido. En febrero de 2021, Ternium anunció el objetivo de reducir la intensidad de sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 20% para 2030, una meta de mediano plazo como parte de un compromiso de continuar descarbonizando sus operaciones en el largo plazo.

“Como productor líder de acero plano en América Latina, reconocemos el impacto positivo que podemos tener en la salud de nuestro planeta y los beneficios que puede proveer a nuestro negocio ser responsables con el medio ambiente. Estamos orgullosos de continuar apoyando la transición mundial hacia la energía renovable”, señaló Máximo Vedoya, CEO de Ternium.

Ruta de descarbonización

Para alcanzar la reducción de emisiones de CO2, la empresa se propuso aumentar el uso de energías renovables; incrementar el uso de chatarra y reciclaje del acero; expandir la capacidad de captura de dióxido de carbono en los procesos de reducción directa (DRI) y priorizar las tecnologías de producción de acero de menor emisión específica.

Ternium informó que sus iniciativas para reducir la huella de carbono están alineadas con los compromisos de los países en los que opera, para contribuir a la consecución de los objetivos del Acuerdo de París adoptado en la conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático.

Además, la empresa está trabajando en el diseño de una hoja de ruta de desarrollo de productos, apuntando a incrementar su oferta de productos de acero sofisticados, resistentes y livianos para aplicaciones en una economía de bajo carbono.

Mejoras en el desempeño ambiental

En febrero de este año anunció un nuevo plan de inversiones de 460 millones de dólares en materia ambiental, destinado a proyectos para mejorar el control de las emisiones de material particulado, la gestión de materias primas y el control de calidad de agua en las principales operaciones en México, Brasil y Argentina.

En cuanto al reciclaje del acero, que juega un papel clave en la reducción de las emisiones de carbono, en 2020 Ternium utilizó 2,6 millones de toneladas de chatarra para producir acero nuevo con todas sus propiedades, que representan el 27% de su producción de acero bruto.

Con respecto a la calidad del aire, la empresa ha invertido 142 millones de dólares en los últimos cinco años, la mayor parte destinada a proyectos para mejorar la captación y tratamiento de las emisiones de material particulado en las instalaciones, especialmente en México.

El uso de coproductos para reducir la producción de desechos se consolida como una iniciativa que promueve la economía circular y reduce el consumo de materia prima y energía. Por ejemplo, la escoria granulada, gases y polvos que se generan en los procesos son vendidos y reutilizados por industrias como la del cemento o para producir energía eléctrica. En 2020, Ternium logró una eficiencia de los materiales del 99.6% en sus operaciones, con la generación de 4.7 millones de toneladas de coproductos.

Al lado de las comunidades

Para mitigar los efectos de la pandemia, Ternium creó un fondo de apoyo de 6.4 millones de dólares para 10 comunidades de Argentina, México, Brasil, Colombia y Guatemala, que tuvo como objetivo fortalecer la red de hospitales para hacer frente a la emergencia sanitaria.

“Para apoyar a los clientes y proveedores más pequeños en nuestra cadena de valor, reforzamos la ayuda financiera proporcionada por nuestro programa ProPymes, con 5.7 millones de dólares en fondos disponibles, y la ayuda otorgada para obtener préstamos de instituciones financieras locales con 13,5 millones de dólares en fondos recibidos”, destacó Rocca.

Propymes apoya a aproximadamente 1,800 compañías pequeñas y medianas que forman parte de la cadena de valor en México y Argentina. En 2020 el programa patrocinó cursos de capacitación en línea para 5,300 participantes aproximadamente, y se desarrollaron alrededor de 300 proyectos.

Además, en los últimos cinco años, Ternium han invertido 60 millones de dólares para promover la educación y la calidad de vida en las comunidades donde está presente. En 2020 se otorgaron 763 becas a estudiantes de preparatoria y de escuelas secundarias, 361 a estudiantes de nivel universitario y 9 a estudiantes de doctorado, en una apuesta a la educación para el desarrollo local.