25.4 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 17 septiembre, 2021

Edición N° 3809

TRIATLÓN: FERNANDO PIAGGIO DIRÁ PRESENTE MAÑANA EN EL MUNDIAL 70.3

La prueba se desarrollará en St. George, estado de Utah, con más de 3000 triatletas de todo el mundo, pero también muchas bajas debido a las restricciones sanitarias. Después de atravesar una preparación muy dura y sortear varios obstáculos para poder viajar, Piaggio aseguró una vez más la representación de San Nicolás en un Mundial de la disciplina.

EZEQUIEL GUISONE
secciondeportes@yahoo.com.ar



Mañana sábado se disputará en Utah una de las pruebas más importantes de la temporada de triatlón, que busca retomar su normalidad competitiva luego del parate total que sufrió en buena parte del 2020 y este 2021. De todas maneras, este Mundial 70.3 de la serie IronMan estará lejos de desarrollarse en condiciones “normales”, ya que muchos atletas se vieron imposibilitados de concurrir por las restricciones sanitarias que aún se imponen en Estados Unidos.

Son aproximadamente 3000 los atletas que dirán presente el sábado entre la Elite y las Age Group (amateurs). San Nicolás, que tenía a varios representantes clasificados para la máxima cita de esta distancia (1.9 km de natación, 90km de ciclismo y 21km de pedestrismo), contará con Fernando Piaggio como representante. “Quedé yo solo, no por ser el mejor, sino el más testarudo”, contó entre risas el nicoleño desde St. George, a donde arribó el martes después de lograr cambiar su vuelo (el anterior se lo habían cancelado).

“La preparación para estas carreras siempre son duras, pero ésta fue especial”, señaló Piaggio, y explicó: “Hacía bastante tiempo que no corríamos, pero en mi caso arranqué ‘menos 10’: el año pasado tuve covid en Argentina, luego viajé por trabajo a África, donde tuve covid otra vez, y también tuve malaria y tifoidea. Si bien el coronavirus fue asintomático y creí que no me había hecho nada, dejó sus secuelas. Cuando empecé a apretar un poco el acelerador en el entrenamiento me di cuenta que tenía algunos problemitas, obviamente fuera de estado, me costaba un montón entrar en calor, mi cabeza iba a una velocidad y mi cuerpo iba a otra, lo que me empezó a general lesiones que tuve que sobrepasar”.

En tanto, durante la pandemia Fernando –al igual que otros tantos atletas de la ciudad- sufrió la pérdida de su entrenador, Jorge Quiroga, quien dejó este mundo repentinamente. “Era mi entrenador y amigo, el genial Pacho Quiroga, y decidí no reemplazarlo, porque entendí que me iba a llevar mucho tiempo amoldarme a otro entrenador y que iba a perder más tiempo del que ganaba cambiando, así que decidí continuar con las enseñanzas de Pacho también en honor a él. Al principio era lesión tras lesión, las secuelas del covid iban aminorando pero no era fácil. Y también fue una época con mucho ruido mental, porque salís a correr y todos los pensamientos son negativos, no tenía a Pacho para poder explicarle y que me entendiera, que me calmara, en realidad era todo introspectivo, así que gran parte del entrenamiento al principio fue realmente muy difícil”, relató Fernando.

Una ayuda en el agua

“Gracias a Dios no todo era malo -remarcó luego- porque lo encontré al genio de Marcelo Susto, que es un profesor increíble. Marcelo me enseñó a nadar. Realmente me enseñó desde cero, me acomodó, me corrigió la técnica y me convirtió en un proyecto de nadador. Marcelo es algo increíble, un tipo que le pone tanta pasión a su trabajo, y que es duro pero que te enseña y te saca bueno”, contó con una sonrisa, y agregó: “Estoy en mi mejor versión en el agua, nunca nadé tan cómodo y tan bien, pero tampoco he podido ejecutar nada porque aún no corrí carreras, espero poder ejecutar bien este sábado lo que aprendí con él”.

Por otro lado, valoró el entrenamiento realizado en plena pandemia gracias a la tecnología, que le permitió conocer a la perfección el circuito de ciclismo que afrontará el sábado. “Algo que cambió mucho para esta carrera es que usé mucho lo virtual, el circuito de ciclismo es muy duro, es de montaña, este lugar es el pleno desierto y con mucho calor y seco. El curso ya estaba en aplicaciones de ciclismo virtual hace un tiempo, así que hice 5 o 6 veces el recorrido en forma virtual, lo cual ayuda mucho porque pude seleccionar bien la relación de corona y piñón que voy a usar. Ahora hice el circuito acá y es exactamente como lo había entrenado en mi casa. Nunca antes habíamos podido conocer la ruta, o sentir la ruta de ciclismo o atletismo antes de correrla, y esta vez gracias a la tecnología se pudo”.

“Mi mente sale a ganar”

Mañana la competencia para su categoría iniciará pasadas las 9 de la mañana, un punto negativo teniendo en cuenta que se extenderá hasta el mediodía y la temperatura ronda los 40 grados. Respecto a sus expectativas, Piaggio dijo que “son buenas, me siento bien”. “Creo que es mi mejor versión en el agua, aunque no me siento tan bien como otras veces corriendo y en bici, pero espero que con la súper compensación del descanso alcance al menos algún nivel parecido al que tenía antes. Por otro lado va a ser un Mundial reducido, ya que no pueden ingresar muchos de los europeos, ni los brasileños, australianos… así que competiremos con japoneses, estadounidenses, latinos y de otras partes del mundo, pero los grandes ‘monstruos’ de Europa no van a estar. Así que mis expectativas son acercarme un poquito más a la punta. Y como siempre: siempre mi mente sale a ganar. Después la carrera me pone en su lugar, pero mi mente siempre va por el podio”.

“Quiero agradecerle infinitamente a Marcelo Susto lo que hizo por mí, un entrenador de primera; al grupo que tenemos de natación, la gente de Monstruos del Yaguarón que me han acompañado a nadar, los triatletas de San Nicolás que me han alentado y he compartido mucho. Y agradecer especialmente a mi familia que me bancó, ha sido una etapa dura, con mucho ruido mental, muchos problemas, lesiones que me supo arreglar mi kinesióloga Luciana Guglielmetti, que es una genia. Lo que soy hoy en día es el esfuerzo de mucha gente, soy el ejecutor de todos ellos y espero ser digno de todos: de mi club Belgrano, de mi ciudad, de todos mis compañeros y la gente que me ayudaron”, concluyó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!