19.3 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 4 octubre, 2021

Edición N° 3826

TUCUMÁN: MATÓ A SU EXMUJER Y A SU HIJO, LO CONDENARON A PERPETUA Y SE FUGÓ

DETUVIERON A SU NOVIA POR SER CÓMPLICE

Mientras sigue la intensa búsqueda en Tucumán para encontrar a Roberto Rejas, el hombre condenado a cadena perpetua por el doble homicidio de Milagros Avellaneda y su pequeño hijo Benicio que se fugó hace una semana, la policía detuvo este lunes por la mañana a la novia del prófugo por su presunta complicidad con la evasión.

Detuvieron a la novia y cómplice del femicida



Se trata de Patricia Gómez, una profesora de educación física de 36 años a la que se investiga por su presunta colaboración con la fuga de Rejas, según informaron en las últimas horas desde el Ministerio de Seguridad de la provincia.

Hasta el momento, señalaron los medios tucumanos, la principal prueba en su contra es que trabaja en como profesora en la escuela Argentino Roca de la capital. La particularidad de esto es que no se trata de un establecimiento educativo cualquiera, sino que se encuentra ubicado al lado del cuartel de la Dirección General de Bomberos, donde estaba alojado Rejas tras recibir la condena y desde donde escapó el lunes por la noche.



Una de las versiones indica que el asesino se fugó por un ventiluz que había en el baño del cuartel, desde el cual saltó a la escuela vecina y después ganó finalmente la calle. Otra teoría, con menos adeptos pero que todavía no fue descartada, sostiene que el hombre se fue caminando por el portón de ingreso del lugar aprovechando un descuido de los guardias que tenían que custodiarlo.

Por otra parte, varios testigos coincidieron al asegurar haber visto al prófugo en un auto negro y su pareja, ahora detenida, tiene un VW Fox negro que fue secuestrado el domingo en los allanamientos que se hicieron por orden del fiscal Pedro Gallo.

Gómez había hecho pública su relación con Rejas hace unos ocho meses y esa decisión le trajo más de un problema desde ese momento. “Sus amigas le cuestionaron haberse enamorado de un femicida y dejaron de hablarle”, comentó una vecina en diálogo con La Gaceta.

Al momento de su detención, la joven recibió a los policías que fueron a buscarla llorando pero sin decir ni una palabra.


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!