22 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 16 noviembre, 2021

Edición N° 3868

TUCUMÁN: SE BAJÓ EL SENADOR DE JXC Y ASUMIRÁ SU ESPOSA

ELECCIONES 2021

El peronista aliado al PRO, Germán Alfaro, decidió que no dejará la Intendencia de la capital provincial para mudarse al Congreso. Denunció un “pacto espurio” entre Juan Manzur y Ricardo Bussi.



A sólo 48 horas de haber sido electo senador nacional por Juntos por el Cambio (JxC) de Tucumán, el peronista aliado al PRO Germán Alfaro anunció su decisión de renunciar a ese cargo para continuar como intendente de la capital provincial. En ese lugar asumirá su esposa, la diputada nacional saliente Beatriz Ávila, quien era la segunda postulante para la Cámara Alta de la coalición opositora en el distrito norteño.

Si bien era un secreto a voces que Alfaro no iba a prestar juramento como senador nacional, la confirmación llegó este martes.

Sucede que, horas después de las elecciones nacionales, el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán se reunió en una sesión especial para definir la integración de la mesa de autoridades. De allí saldría el orden de sucesión provisorio para reemplazar a Alfaro en caso de que se mudara al Congreso de la Nación.



A partir de un acuerdo entre el Frente de Todos y Fuerza Republicana -el partido que responde al legislador provincial Ricardo Bussi, hijo del fallecido represor Antonio Domingo Bussi-, se eligió como presidente del Concejo al peronista Fernando Arturo Juri, un hombre alineado con el jefe de Gabinete Juan Manzur. De esta forma, Alfaro salió a denunciar la existencia de un “pacto espurio” entre Manzur y Bussi para arrebatarle el manejo de la Intendencia, y comunicó a través de la prensa tucumana su decisión de no asumir como senador nacional por Juntos por el Cambio.

A lo largo de la campaña, el peronista aliado al PRO –que obtuvo el apoyo de Horacio Rodríguez Larreta y de Patricia Bullrich- había sido señalado como “candidato testimonial” por sus rivales políticos. La inclusión de su esposa, “Betty” Ávila, como segunda postulante para la Cámara alta alimentaba las sospechas de que, en realidad, el intendente opositor a Manzur y a Osvaldo Jaldo no tenía intenciones reales de dejar la conducción del municipio más populoso de Tucumán. Y, en definitiva, así fue.

En las elecciones del último domingo, Alfaro estuvo al borde de dar la sorpresa en la provincia norteña, al quedar sólo dos puntos detrás del candidato a senador por el Frente de Todos, Pablo Yedlin, cuando en las PASO la distancia entre ambos había sido del 15%.



El objetivo de fondo del peronista aliado al PRO es competir por la Gobernación en 2023. Para ello, antes debía derrotar al diputado radical José Cano en las internas de Juntos por el Cambio, en las PASO del 12 de septiembre. Una vez que cumplió con esa meta, se posicionó como uno de los referentes indiscutidos de la oposición de Tucumán. Ahora, su principal rival en esa disputa es el radical Roberto Sánchez, intendente de la ciudad de Concepción, quien resultó electo diputado nacional en estas elecciones generales. Así, durante los próximos dos años, Alfaro y la UCR “tradicional” de Tucumán lucharán cuerpo a cuerpo para definir quién será el elegido dentro de Juntos por el Cambio para tratar de desplazar al peronismo de Jaldo y de Manzur de la Casa de Gobierno.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!