ULISES ARMELLINI: “EL RESULTADO DE AGUIRRE NO ES NINGUNA REVANCHA”

El titular del DTA Racing analizó la performance del Ford de Valentín Aguirre que en San Juan logró la mejor actuación del año en el TC. A su vez dijo que la polémica del Desafío de las Estrellas quedó atrás. No se refirió a la multa que se le aplicó.

Ulises Armellini junto a Valentín Aguirre.  FOTO TWITTER DTA RACING

Ulises Armellini y el DTA Racing estuvieron los últimos diez días en el centro de la escena del automovilismo nacional. Y esta vez no por su prestigio bien ganado o por que se haya destacado uno de sus logros deportivos, de los tantos que tienen en su haber; sino por una situación irregular que se dio durante y después de la carrera que el Turismo Carretera disputó el domingo 1° en el autódromo El Villicum de San Juan. De lo que se siguió hablando en las jornadas posteriores a esa prueba,  en la cual el Ford de Valentín Aguirre que prepara y atiende el equipo con sede en San Nicolás se vio envuelto en una polémica inusual después de haber ganado en pista.

Sin embargo, luego se informó que Aguirre tenía una vuelta menos en su recorrido final y, además, que su auto fue excluido por anomalías técnicas. Por esta cuestión Armellini recibió una multa por parte de la CAF de la ACTC de $ 1.600.000 el último martes.

En el medio, el último domingo, Aguirre consiguió su mejor resultado de la temporada, al finalizar en el séptimo puesto de la final –nuevamente en el circuito sanjuanino, esta vez por la novena fecha del campeonato–.

De este convulsionado presente, pero también del futuro Armellini habló en una nota que publicó en su web SoloTC, en la que, por el contrario, no se refirió a la sanción recibida (posiblemente no se le preguntó del tema o quizás la entrevista se realizó antes de que se diera a conocer la pena). 

En primer lugar, respecto a la actuación realizada el domingo, afirmó que “el resultado no significa una revancha ni una reivindicación”. “Lo que pasó en el Desafío de las Estrellas quedó atrás –marcó–, y solo nos queda mirar para adelante. La satisfacción que tengo es que en la última carrera le pudimos dar a Valentín un auto a la altura de sus condiciones”. “Queremos que Aguirre siga peleando adelante, como se merece”, destacó Armellini.

A su vez, en el análisis posterior, aseguró que “los resultados se dieron porque es un circuito que le cae bien a la puesta a punto que tiene el equipo”.

El propietario y director del team nicoleño expresó que “es una satisfacción que Valentín haya tenido un buen auto”, aunque aclaró que “no hay que ser muy presuntuoso, porque la categoría es tremendamente difícil”. “No hay que descuidarse, porque todas las carreras del TC son un capítulo diferente, se mezclan los valores… En este aspecto no significa nada el séptimo puesto de San Juan”, evaluó Armellini.

Para Aguirre, esa posición fue por lejos la mejor que tuvo desde que debutó con Ford este año. De hecho volvió a meterse en el top ten después de quince carreras. La última había sido el 4 de octubre del 2020 en Buenos Aires cuando lograra su última victoria en la “máxima” con el Dodge del JP Carrera. 

De todas maneras, en el DTA mantienen los pies sobre la tierra, porque esta última performance no fue más que un alivio en medio de un año muy pobre para Aguirre desde lo estadístico. De hecho, a una fecha para el cierre de la Etapa Regular, quedó definitivamente afuera de la posibilidad de pelear por un lugar en la Copa de Oro. Al menos en esta instancia. En ese sentido, Armellini comentó: “Vamos game a game, trabajando en función de la próxima carrera en virtud de que las posibilidades de entrar en el play-off no existen”. “Creemos que tenemos que asentar en las carreras que faltan una buena base para el año próximo. Ese es el objetivo que tenemos como equipo”, concluyó.