18.9 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 27 enero, 2022

Edición N° 3940

UN CENTENAR DE CONSULTAS A UN AÑO DE LA APROBACIÓN DEL ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO

APLICACIONES Y DEUDAS DE LA IVE

Cumpliéndose el primer aniversario de la aprobación de la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), San Nicolás presenta un panorama favorable en cuanto al acceso a este derecho. Sin embargo, desde la agrupación feminista Chanas manifiestan que quedan detalles por pulir para que los cuerpos gestantes sean contemplados al 100% por el alcance de esta ley, que vino a reparar deudas históricas.

San Nicolás tiene una fuerte presencia feminista en el marco de la implementación de la IVE. GONZALO MENDIBURU/GM FOTOGRAFÍAS

Carolina Mitriani
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar



Un año atrás, la marea verde colmaba las calles de todo el país esperando la aprobación de la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo. El 24 de enero del 2021 ingresó en estado de vigencia en todo el territorio nacional bajo el número 27.610. Tanto el orden público como el privado quedaron enmarcados en esta legislación que legalizó la práctica de un accionar que históricamente se realizó de manera precaria, con condiciones sanitarias deplorables y fluctuando un negocio importante para quienes, a costa de la vida de las mujeres, realizaron importantes negocios desde la oscuridad de un tema tabú.

Nuevo marco

Con la actualización sustancial de su regulación con un marco de legalidad e intervención del Estado, la interrupción voluntaria del embarazo tomó un tono superior al existente hasta lo previo con la interrupción legal del embarazo (ILE). La ILE solo contemplaba la aprobación de la práctica cuando ésta respondiera a una serie de causales determinados. A partir del nuevo marco de regulación, el derecho a decidir y acceder al aborto se extiende hasta la semana de gestación número 14 inclusive, sin la necesidad de plantear un justificativo al respecto. En los casos que superen las 15 semanas del proceso gestacional, las prácticas se limitan a embarazos producto de una violación (con el requerimiento y la declaración jurada de la persona gestante ante el personal de la salud interviniente) y cuando se considere que la gestación pone en peligro la vida o salud de quien lo curse. Si quien atravesara esta situación fuera menor de 13 años de edad, la declaración jurada no será requerida para llevar adelante el proceso.

La ley no solo contempla el acceso a la interrupción del embarazo sino también el derecho a requerir y recibir atención post-aborto en los servicios del sistema de salud, incluso si su realización hubiera sido por fuera del marco legal. El acceso a la información referida a esta práctica, educación sexual integral y métodos anticonceptivos  para la prevención de embarazos  no deseados también tienen vigencia a partir de la normativa que hoy cumple un año de sancionada. El Ministerio de Salud dio a conocer que “la línea gratuita de salud sexual recibió en el 2021 más consultas por este procedimiento que en la suma de los diez años anteriores”. Asimismo, Carla Vizzotti detalló que creció un 30% la cantidad de centros de salud que dan atención integral en esta temática.



Derecho local

“En San Nicolás hay cumplimiento de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el sistema de salud primario en el Hospital Zona Norte y en el Hospital Provincial San Felipe. Ambos centros de salud funcionan con equipos interdisciplinarios para garantizar el derecho al aborto”, expresan desde Chanas Socorristas en Red. Y agregan: “Sin embargo, a un año de la ley hay cuestiones que seguimos revisando”.

La falta de información sobre el acceso al aborto, la carencia de sencillez en la misma en los espacios de salud también son detalles que frenan la solicitud y concreción del aborto en territorio bonaerense, según entienden desde la red. Consideran que no hay campañas de difusión sobre el derecho y denuncian que “muchos profesionales que son consultados no derivan con precisión en los horarios y días de atención a los Consultorios o Consejerías correspondientes”, yendo en contra de la Ley. Un detalle para avanzar está en la consideración de otras vías de aborto, por fuera del clásico Misoprostol en comprimidos.

Desde la red dan cuenta de 100 consultas realizadas desde San Nicolás y la zona, en el período comprendido entre el 1/1/2021 y el 30/11/2021. De ese total que solicitó información, 9 decidieron continuar con su embarazo y solo 41 personas acudieron al sistema de salud para acceder al aborto.



La agrupación de acompañamientos feministas lleva un milimétrico registro –aunque confidencial– de quienes desean hacer valer sus derechos. El mismo da cuenta de que en ese centenar de personas con capacidad de gestar 6 tenían menos de 18 años, 73 tenían entre 18 y 28 años, 20 tenían entre 29 y 39 años y una persona tenía más de 40 años.

Entendiendo las distintas realidades que implica la IVE, las creencias religiosas se ponen de manifiesto. De los consultantes a la agrupación, 68 creen en alguna religión o en Dios y 32 expresaron no tener ningún vínculo en este sentido. Otra consideración especial tiene la maternidad: el 60% de quienes cursaron consultas sobre interrupción de embarazo son madres.

El camino

A partir del contacto con la línea gratuita del orden nacional (0800-222-3444), un operador deriva el caso a la región sanitaria correspondiente; en el caso de San Nicolás, a la cuarta. También se puede acceder a la interrupción voluntaria del embarazo presentándose en el Hospital San Felipe –a través del servicio de Ginecología y Obstetricia– y en el Hospital Zona Norte. Ambos efectores dan respuesta a esta demanda de manera gratuita; también las entidades privadas de salud deben proveer de herramientas a quienes posean acceso a obras sociales y prepagas, no pudiéndose negar a garantizar las prácticas. En caso de no tener los medios necesarios, deberá de manera obligatoria derivar al paciente.



La ley estipula que el profesional al que le sea solicitada la IVE puede manifestarse en contra de llevarla adelante. Esto está limitado a los casos en los que la persona gestante no esté en peligro –sea su vida o su salud–, caso en el que deberá realizar de manera ágil la intervención, cual fuera su elección personal, teniendo en cuenta de que los riesgos están por sobre su opinión.

Cuando no existiera un riesgo inmediato y el especialista hiciera uso de la objeción de conciencia, está obligado a garantizar a través de la derivación a otro centro de salud o profesional que realice la práctica de manera segura. El plazo estipulado para la implementación tiene un máximo de 10 días corridos desde el acercamiento de la persona gestante al efector sanitario manifestando su deseo.

Prevención

Como parte del proyecto, quien decide una IVE tiene incluida la elección gratuita del método anticonceptivo que mejor se adapte a su realidad. Cada mujer o cuerpo gestante sale de la consulta con un dispositivo para gestionar su planificación familiar. Las herramientas disponibles a través de la salud pública implican preservativos, anticonceptivos orales, parches, inyectables, implantes subdérmicos y DIU. Las obras sociales o prepagas también deben garantizar esto, siendo considerado parte del Programa Médico Obligatorio con cobertura del 100%, junto con las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!