19.7 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 23 noviembre, 2021

Edición N° 3876

UNA JOVEN DENUNCIÓ HABER SIDO “DROGADA” EN LA FIESTA DE DISFRACES DE “EL PUNTO”



Por medio de sus redes sociales, la nicoleña Salomé Seimandi denunció que este fin de semana alguien le colocó “algo” a su bebida y se descompensó, debiendo ser internada en el hospital de Villa Constitución. En su relato la joven cuenta que el mismo personal médico le dijo que había consumido una sustancia que la puso en ese estado.

Textualmente en su Instagram describió: “Las redes nunca deberían ser solo para mostrar la parte buena. Me encantaría igual que el resto poner fotos de mi look, estaba de caperucita, (Salomé se preparaba para la fiesta de disfraces de El Punto) le dedique días para prepararlo (el disfraz), mande a hacer la capa, me compre guantes, pestañas. Hicimos una muy buena previa en mi casa ya que salimos de la clase de reggaetón y estábamos con los tiempos justos. Tomamos cerveza en la previa. Llevamos un gin tonic preparado. En el traslado nos divertimos mucho, hicimos guerra de canciones, bailábamos hasta que nos retaban que nos sentemos, estábamos todos muy bien, alegres producto del alcohol y de haber apurado el trago, pero nada raro. Así llegamos con muchas ganas de bailar. Encontramos más gente conocida, bailamos en grupo y compartimos vasos entre nosotros. Cuando fuimos a comprar ya no recuerdo nada, la imagen siguiente es estar en el hospital. Fui reconstruyendo el relato con las personas que me vieron y se contactaron. Apenas media hora me habré perdido. Cuando salimos de la barra fui atrás de mis amigos y me perdí. Me encontraron dos chicas en el baño, yo no las conocía. Dicen que me vieron entrar y escucharon golpes, como no contestaba se asomaron y me encontraron semi desnuda golpeándome la cabeza con la pared, llorando y gritando, hasta que pudieron abrir el baño, yo ya me había desmayado. Pidieron asistencia de seguridad y ahí es donde me encontró mi amiga nuevamente. Ayudaron a vestirme y me llevaron así inconsciente a la enfermería. Cuando yo me despertaba dicen que me ponía agresiva, no quería que me toquen. Alternaba entre ese estado de agresividad y dormirme, me llevaron en ambulancia al hospital de Villa Constitución. Allí la doctora confirmó por las pupilas dilatas y el estado de exaltación que tenía que eso no era alcohol. Que estaba drogada. Mi amiga explicó que solo tomamos alcohol y el que me conoce sabe que no me drogó. Así que la conclusión de la gente del hospital fue que me pusieron algo en la bebida. Me dijeron que debía denunciar y así lo hicimos.

Cuento esto, no para victimizarme sino para ayudar, si es que se puede. Todos hemos visto alguna noticia así pero que pase tan cerca quizás no. Jamás imaginé que me iba a pasar a mí y ahí es donde te das cuenta que podría suceder a cualquiera. ¿Qué pasaría si en vez de desmayarme en el baño lo hacía en algún rincón de ese enorme predio? ¿Si en vez de personas buenas me encontraba alguien malintencionado? ¿Qué tal si quien me puso eso estaba siguiendo el rastro a ver dónde terminaba? Por instinto terminé en el baño. Se ve que más allá del estado pensé la manera de salvarme y el baño de mujeres era un lugar seguro.

Estén atentos esto le puede pasar a cualquiera. Y por favor, cuiden a sus amigos. Si salen juntos vuelvan juntos. No es cuestión que uno vuelva en ambulancia y los demás sigan bailando. A mí esto también me sirve de experiencia. Una experiencia traumática más, pero salí de peores. Y de esta también se sale. Gracias a cada uno de los que se preocupó y me escribió.”

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!