UNA MUJER Y SU BEBÉ MURIERON AL CHOCAR EN UNA ZONA DE QUEMA DE PASTIZALES

Una mujer y su bebé de seis meses fallecieron en la tarde de ayer tras protagonizar un siniestro vial fatal en la autopista Rosario-Santa Fe, que se habría generado por la poca visibilidad que había en la zona por la quema de pastizales.

El accidente fue en la autopista Rosario-Santa Fe. WEB

El fatal episodio se registró a la altura de la ciudad de San Lorenzo, cuando la conductora de un Volkswagen Suran que se trasladaba en dirección a la capital provincial cruzó el cantero central de la traza e impactó contra una camioneta Toyota Hilux, conducida por Andrés Enríquez Rodríguez, de 34 años, oriundo de la localidad de Suipacha, en la provincia de Buenos Aires.

Mientras el cuerpo de la mujer de unos 30 años quedó tendido sobre la calzada de la autopista, y al bebé se le intentó practicar resucitación cardiopulmonar (RCP) sin resultados, una ambulancia de AMCE asistió al hombre que conducía la camioneta junto a un acompañante. El hombre que manejaba la Hilux fue atendido en el lugar con algunas lesiones leves.

Hacia las 17.00 llegó al lugar del accidente el fiscal Maximiliano Nicosia, de la sede fiscal de San Lorenzo. Según las pericias preliminares, la Suran se desplazaba en la mano hacia Santa Fe, mientras que la Toyota se dirigía rumbo a Rosario. Los peritos se encontraban reunidos con el fiscal y el dato de la quema de pastizales generaba una fuerte incógnita. Pese a lo que se supone, algunas voces indicaron que no gravitó en el hecho.

Algunos consultados indicaron que el bebé de siete meses de edad estaba en su sillita, y que la mujer habría perdido el control de vehículo. Los primeros datos hacen suponer que la Suran se cruzó de carril. Uno de los datos aportados por una alta fuente en el lugar indicaría que el pastizal que hubo en estos días no habría incidido en el accidente. “El viento va en sentido contrario del accidente”, comentó una fuente consultada.

Una versión indicaba que la víctima que conducía la Suran no tendría colocado su cinturón de seguridad, ya que el cuerpo quedó tendido a varios metros del vehículo que quedó casi sobre los pastizales a la vera de la autopista. Había una cortina de humo pero aparentemente se originaba varios kilómetros antes.

De todos modos, y según el testimonio de una joven que intentó auxiliar a las víctimas, en la zona “había mucho humo”.
“Lo vimos. Quedamos impactados. Nos dimos cuenta de que había una beba en el auto y la empezamos a buscar desesperadamente. Y cuando la encontramos estaba muerta. Tenía muchos golpes”, agregó.

Respecto de la presencia de humo, la prensa había dado cuenta de la reiteración de gran cantidad de incendios a lo largo de la autopista Rosario-Santa Fe, lo que supone un grave peligro para la circulación vehicular.