11.1 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 18 mayo, 2022

Edición N° 4052

UNA STARTUP NACIDA EN SAN NICOLÁS RECIBIRÁ FONDOS PARA SU DESARROLLO

INVERSIÓN EN EMPRENDIMIENTOS

Se trata de Wonder, una sociedad nacida en esta ciudad pero afincada en el Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario, que tiene la ambición de crear un sustituto del cuero vacuno pero de origen bio, mediante el procesamiento de hongos y el orujo vitivinícola. El equipo está liderado por Martín Vásquez y Martina Uthurralte. El desarrollo recibirá u$s 250.000 por parte de SF500.

De la redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar



Esta semana fueron expuestos los primeros cuatro desarrollos que reciben u$s 250.000 cada uno en el marco de la iniciativa que intenta potenciar 500 startups vinculada a las ciencias de la vida en una década. La iniciativa es del SF500, el fondo que integra capital público y privado y que comanda el Grupo Bioceres, el Grupo Terragene y que involucra fondos públicos del Gobierno de Santa Fe.

Entre los cuatro proyectos seleccionados se encuentra Wonder, una sociedad nacida en San Nicolás, pero afincada en el Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario (Iprobyq) que tiene la ambición de crear un sustituto del cuero vacuno pero de origen bio, mediante el procesamiento de hongos y el orujo vitivinícola. El equipo está liderado por Martín Vasquez y Martina Uthurralte.

El emprendimiento tiene como premisa revolucionar la industria de los materiales. “Partimos de la base de trabajar con hongos y con el orujo, que es ni más ni menos que el residuo de la industria vitivinícola. Básicamente lo que estamos haciendo es hacer crecer el hongo empleando el orujo como sustrato”, precisó Vasquez, en un artículo publicado por el sitio Punto biz.



La sociedad, cuyo nombre es Vazdrommer San Nicolás S. A., había recibido en 2021 fondos estratégicos en el marco del programa Emprende EBT que entrega la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación (Asactei), para adquirir maquinaria específica que permita incrementar la experimentación con vista a sacar un primer prototipo funcional basado en el nuevo material para así acercarse a inversores de peso que se interesen en la iniciativa. El plan de Wonder tiene algunos antecedentes a nivel mundial, aunque nadie hasta el momento ha pasado a la etapa de comercialización. “Estamos en el momento justo para avanzar en la fase de laboratorio apuntando al desarrollo de un método que nos sirva para tener un material capaz de ser vendido como materia prima en el futuro”, apostó.

Wonder funciona en el laboratorio del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario (Iprobyq) que tiene doble dependencia, Conicet y UNR. La pata científica del desarrollo lleva la firma de una referente de dicho instituto, Diana Romanini.

“El cuero de ganado es un coproducto de la industria ganadera y es muy contaminante. Además integra la industria de la moda, que es la segunda más contaminante del planeta. El cuero siempre está de moda y la alternativa al cuero animal es el sintético, que está basado en plástico y también es contaminante. Nosotros queremos hacer un biomaterial sostenible y creemos que estamos en el buen camino”, aseguró Vasquez.



Inversión pública

La puesta en sociedad de las iniciativas ocurrió en el marco de una actividad que concentró a periodistas especializados, referentes de carreras afines a la biotecnología y científicos en general a conocer los detalles del plan de fondeo y las instalaciones del Grupo Bioceres.
“Estamos impulsando un fondo para invertir en los talentos del presente para las futuras startups biotecnológicas. El sector científico tecnológico de la provincia es un gran activo que debemos potenciar”, dijo el gobernador Omar Perotti en la presentación de la iniciativa. El objetivo es el de invertir 300 millones de dólares para contribuir al nacimiento y crecimiento de 500 startups biotecnológicas en los próximos 10 años, a fin de promover la transformación del talento científico argentino en soluciones globales para la humanidad. Los otros tres proyectos seleccionados son:

  • Dharma Bioscience: Es un desprendimiento del Instituto Dharma que lleva dos décadas haciendo tratamientos para contrarrestar patologías degenerativas como la artrosis. El plan es el de recrear los mediadores químicos que un paciente genera como el plasma o las células madre de manera sintética, para que en un futuro no muy lejano una persona compre una ampolla rellenada y el médico se la inyecta en una articulación afectada por la artrosis para lograr de mínima regenerar cartílagos. – Oncoliq: Desarrollo nacido en Buenos Aires que busca crear kits capaces de detectar variaciones del microRNA, elemento que se altera ante la presencia de actividad tumoral. El plan es el de poder sacar al mercado estos kits que sirven para testear pacientes sin síntomas evidentes.
  • Biota Life: Iniciativa también nacida en Buenos Aires que tiene como misión crear cremas con ingredientes de restauración de la piel para contrarrestar afecciones como el acné, la psoriasis y la rosácea a partir del análisis de la microbiota cutánea, de manera de originar fórmulas a la medida de cada paciente.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!