UNA TRAVESÍA NÁUTICA PASARÁ POR SAN NICOLÁS EN SU CAMINO HACIA EL CONGRESO

La caravana se pondrá en marcha  el 11 de agosto y terminará con una gran marcha frente al Congreso, donde se pedirá por la ley de Humedales. Pasará el 12 por nuestra ciudad y hará noche en Ramallo. Piden que el poder legislativo nacional avance con la aprobación de una ley que proteja a esos ecosistemas.

Si el Congreso no va al pueblo, el pueblo va hasta el Congreso. Ese es, en parte, uno de los motores de una histórica “remada por los Humedales” que se está gestando para mediados del mes de agosto y que unirá las ciudades de Rosario y de Buenos Aires con un reclamo claro en carpeta: que el poder legislativo nacional avance de una vez con la aprobación de una ley que proteja a esos ecosistemas, de importancia clave para preservar la salud humana y del ambiente y castigados por acciones humanas que tienen que ver con la sobreexplotación de sus recursos. La caravana náutica

“Ley de Humedales ya. Es un río no una hidrovía. Basta de quemas”. Esas consignas, bajo la forma de hashtags, son las que motivan la acción diseñada desde la Multisectorial de Humedales, organización nacida en 2020 al calor de la crisis de incendios en las islas del Delta del río Paraná que asume, en este caso, la decisión de marchar para visibilizar aún más un reclamo muy instalado ya en la agenda social y también en la mediática.

La actividad comenzará el miércoles 11 de agosto en Rosario y culminará una semana más tarde, el miércoles 18, con la realización de una marcha en la ciudad de Buenos Aires que irá desde la Casa Rosada hasta el Congreso de la Nación, donde se entregará un petitorio a los presidentes de las comisiones correspondientes.

Cronograma de viaje

Juan Camelia, de la Multisectorial, explicó que la idea de una travesía por los Humedales surgió el año pasado, para poder ganar visibilidad e intentar así catapultar la sanción de la ley. “No estaban dadas las condiciones, pero este año desde nuestra asamblea nos pareció adecuado retomar el proyecto, también evaluando que con las elecciones cerca los oídos políticos tal vez estén más atentos”, dijo el ambientalista. En grandes líneas, la organización de la travesía es la siguiente: miércoles 11 de agosto salida desde Rosario con almuerzo en Arroyo Seco y estadía nocturna en Villa Constitución (55 kilómetros). El jueves 12 salida de Villa Constitución con parada a almorzar en San Nicolás y noche en la localidad de Ramallo (45 kilómetros); el viernes 13 tras salir de Ramallo se almorzará en Vuelta de Obligado para parar a dormir en la ciudad de San Pedro, tras un recorrido de 45 kilómetros más. El sábado 14 la parada del mediodía se hará en Baradero, para pasar luego la noche en el club de Pesca Lima de la localidad de Atucha, sumando otros 55 kilómetros a la gran remada. El domingo 15 de agosto la comida del mediodía será en Campana y la dormida se hará en un lugar especial: el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, tras haber avanzado otros 45 kilómetros más en el viaje hacia la capital del país. El lunes 16, tras 35 kilómetros más, se hará noche en Dique Luján, para encarar el martes 17 la última jornada del viaje con almuerzo en el centro de Tigre y dormida en el club Excursionistas del barrio porteño de Belgrano.

Una sola salud

Las dificultades para llevar adelante una travesía de 350 kilómetros de distancia se multiplican en época de pandemia, donde a la infinitud de permisos necesarios se suma el miedo de mucha gente a salir o a participar de actividades al aire libre, en época de días fríos. Sin embargo, desde la Multisectorial señalaron que, justamente, la crisis del covid puede ayudar a entender la necesidad de cuidar de la naturaleza como forma de cuidar la propia salud humana.