40.7 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 21 enero, 2022

Edición N° 3935

VANESA RUBIOLA: UNA “LOBA” EN SAN NICOLÁS



A los 16 años, Vanesa perdió su pierna derecha a causa de un tumor. En el deporte, encontró la manera de seguir adelante con el mismo empuje de siempre. La semana pasada se coronó subcampeona sudamericana con “Las Lobas”, como se les llama en el ambiente al seleccionado nacional femenino de básquet adaptado. “Fue algo hermoso, más no puedo pedir”, expresó.

Vanesa (7), en la previa de uno de los encuentros del Sudamericano.                           PARADEPORTES.COM

EZEQUIEL GUISONE
secciondeportes@yahoo.com.ar

Las Lobas se coronaron subcampeonas sudamericanas la semana pasada en el Cenard, y lo hicieron con presencia nicoleña. Vanesa Rubiola tuvo su estreno a nivel internacional en el seleccionado de básquet sobre sillas de ruedas, un lugar en el que jamás había imaginado estar, pero del cual se hizo parte rápidamente.



“Fue muy emocionante”, contó la nicoleña en el programa radial La Deportiva, que se emite por Radio U 89.9. “Yo soy de las más nuevas de las Lobas; fue mi primer torneo, un torneo Internacional, en la Argentina, saliendo subcampeona… la verdad que más no puedo pedir. Fue algo hermoso” expresó, sacándose rápidamente la timidez propia de una deportista poco habituada a brindar notas.

“Hace dos años que ingresé al equipo, pero en el medio nos tocó la pandemia, por lo que de entrenamiento ‘puro’ sería solo un año. Las chicas son buenísimas, han sido muy amables conmigo y me hicieron parte de ‘la manada’ enseguida”, definió.



A los 16 años, Vanesa sufrió la amputación de su pierna derecha debido a un tumor contra el que luchó desde los 12. “Siempre me gustó el deporte, en la escuela estaba metida en todo: fútbol, vóley, handball, atletismo… en todo menos en básquet”, contó entre risas. Continuó realizando actividad física pero se alejó del deporte, en buena parte por el desconocimiento que tenía respecto de las disciplinas adaptadas que se realizan en el país.

“Lamentablemente cuando yo era más chica no había nada de difusión sobre eso; ahora hay un poco más, pero seguimos luchando. El hecho de que se haya realizado el Sudamericano acá en el Cenard nos ayudó para que la gente se enganchara un poco”, reconoció Vanesa, quien se acercó al básquet por intermedio –cuándo no- del entrenador Víctor Bava, referente del básquet sobre sillas de ruedas en la ciudad.



El actual presidente de Unidos San Nicolás insistió para llevarla a una prueba a Buenos Aires. “No tenía la menor idea de reglas ni de nada. Y cuando llegué allá, me sentaron al toque en una silla, me hicieron entrenar con una chica que estaba ahí y que actualmente es una de mis grandes amigas, y a la tarde me volvieron a probar con el equipo. ¡Y fue buenísimo! Me sorprendió que eran chicas más o menos de mi edad, me hicieron jugar un partidito y me hizo acordar a cuando yo corría con mis piernas… esa fue una de las cosas que me enganchó con esto”.

Lucha y ejemplo

Vanesa contó que tuvo “una adolescencia hermosa, con muchos amigos y sin sufrir bullying; siempre lo remarco, porque es difícil esa etapa si te pasa algo así”. Aunque también reconoció que “tuve momentos en los que me afectó obviamente el hecho de tener una prótesis, de luchar con las obras sociales y las ortopedias que te dan cualquier cosas. La última vez me llevó prácticamente un año, tuve que poner abogados y eso me bajoneó bastante. Y a partir de ahí fue como que cambió mi vida porque me dieron otra prótesis que es genial. Creo que puedo decir que me acepto al cien por cien, y esto de estar en el deporte y tener esta posibilidad de hablar con periodistas y exponerme un poco más me parece que sirve mucho para dar el ejemplo a chicas o chicos, que quizás por una discapacidad se quedan dentro de sus casas y piensan que se les cortó la vida, el disfrute o el deporte”.



“Creo que con cada una de mis compañeras en el equipo tomamos muy en serio este tema; no hay tanta difusión y cualquier posibilidad de hacernos ver y conocer está buenísimo para llegar a la mayor cantidad de gente, niños, adolescentes o adultos, porque yo lo encontré de grande a esto. En realidad hay muchos deportes, y lo que queremos es que puedan probar la variedad que hay”, afirmó la nicoleña.

En la cancha

Las Lobas cerraron el Sudamericano con tres triunfos (dos sobre Bolivia y otro ante Chile) y dos derrotas, ambas frente a Brasil. En el partido de la fase de grupos, la derrota ante las cariocas fue apenas por un punto (46-47), rozando la hazaña. En la final, el triunfo brasileño fue más holgado. El subcampeonato le valió a Argentina el boleto para la Copa América del año que viene. Y el sueño de París 2024 se agiganta.



“Tenemos muchos deseos de poder participar de todo eso. Las chicas se quedaron con ganas, terminaron en cuarto lugar en el Panamericano de Lima, estuvimos bastante cerca, y ahora esto de haber clasificado para la Copa América nos da un poco de esperanza. Las Lobas nos estamos preparando muy bien durante este año, concentramos un montón gracias a la Fundación Tendiendo Puentes y a PanAmerican Silver, que nos ayudan un montón. Tenemos la esperanza de poder participar de los Juegos”, señaló la nicoleña, que desde este año vive en el Cenard.

“En el deporte necesitamos más apoyo económico, se hace muy difícil, y por más que le pongamos la mejor energía a veces se complica. En mi caso tuve la posibilidad que me dieran lugar en el Cenard para vivir este año, y eso a mí me ayudó muchísimo. De otra manera no sé si lo hubiese podido hacer…”, reconoció. En un principio viajaba una vez por semana a Buenos Aires. Luego las concentraciones se ampliaron y debió pedirles alojamiento a sus amigos en Capital. En estos momentos cobra una beca de la Secretaría de Deportes y espera que la medalla de Plata en el Sudamericano les abra una puerta otra vez a alguna ayuda del Enard.

Mientras tanto, en medio de ese amateurismo que tanto caracteriza a nuestro deporte (por lo bueno, y por lo mano), Las Lobas salen a la cancha a dejar la bandera bien representada. Esa “Manada” tiene a una de las nuestras. Orgullo nicoleño. 

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!