19.9 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 25 noviembre, 2021

Edición N° 3877

VÍCTOR HUGO MOLINARI PRESENTA “¡SON RACHAS!”, SU TERCER LIBRO

RAMALLO



Este sábado a las 19.30, en Ramallo Club de Pelota, Víctor Hugo Molinari estará presentando su tercer libro “¡Son rachas!”. El maestro, que decidió un día instalarse en el paraje rural Matarazzo y desde allí construir una carrera prolífica como educador del partido de Ramallo, a sus 92 años estará presentando una nueva obra, donde aborda historias locales de uno de los lugares míticos de la ciudad de Ramallo como es la cancha de pelota a paleta.

 El escritor Víctor Hugo Molinari. EL NORTE

La pelota a paleta, que en el interior de la Argentina fue creciendo a partir de la llegada de los vascos que practicaban este deporte, en Ramallo tuvo su punto de encuentro en el frontón ubicado en la Av. Mitre, donde se han jugado partidos memorables y en donde desde hace unos años la familia Agotegaray decidió comprar el predio y transformarlo en el Ramallo Club de Pelota.



La obra

En su casa de la Av. San Martín de la ciudad de Ramallo, Víctor Hugo Molinari aguarda para contar detalles de su obra, que por razones de pandemia tuvo que esperar para llegar a manos de los lectores este sábado. El hombre que dirigió los destinos de las escuelas N° 2 y 3, y quien además cuando se creó el Instituto Secundario Ramallo fue convocado para ser su director, está feliz. Su rostro lo dice todo: “Voy a cumplir 93 años y ya casi tengo listo un libro con la historia de Ramallo”,  adelantó antes de empezar a contar con pasión sobre “¡Son rachas!”.

 “Este es mi tercer libro, lo vamos a presentar el sábado 28 a las 19.30 en la sede del Ramallo Club de Pelota. Es un lujo para Ramallo ese lugar emblemático, porque yo cuando fui a recorrer la instalaciones hacía de cuenta de que lo estaba viendo 50 años atrás al rubio Delfante, de alpargatas, al zorro Gil, al Teto Martín, a todos los grandes pelotaris que tuvo la cancha vieja de paleta. Se hacían verdaderos desafíos, eran partidos de gente amiga con la gente de Villa Ramallo, recuerdo que había dos pelotaris en Villa extraordinarios, que eran los hermanos Solana. Entonces se jugaba y después de los partidos, uno o dos según el desquite, y venía el asado de confraternidad. ¡Que época aquella!”, comenzó diciendo Molinari.



Luego indicó: “Hay una parte del libro ¡Son Rachas! que narra todo eso. ¿Y por qué el título? Porque investigando a la gente sobre la que quería hablar, en algunos aspectos de su vida escuché el ‘qué querés, son rachas’, entonces pensé: ‘Ese es el título del libro’”.

Muchas historias

 “La cancha de paleta tiene historia. Hay muchas historias que pasaban por los desafíos. Yo tenía 15 años, parece que lo estuviera viendo al Zorro Gil, a Carlitos Gil, que se ponía el pañuelo de vincha, y sentía las puteadas cuando erraba un tambor. Y al Rubio Delfante, que venía de hombrear bolsas. En aquellas épocas no había a granel bolsas en los puertos de Traverso, y llegaba a la cancha, se sacudía la camisa y jugaba en alpargatas… ¡Y cómo jugaba!”, relató.

Más adelante, el maestro y educador de generaciones en el partido de Ramallo adelantó: “Terminé de escribir la historia de este partido. Es bueno que nuestros nietos y que nuestros hijos sepan la historia del partido de Ramallo”. 

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!