VIOLENCIA DE GÉNERO: “A NIVEL NACIONAL Y LOCAL FALTA TRABAJAR EN LO PREVENTIVO”

“Si sigue habiendo un femicidio cada 36 horas, y ese es el último eslabón de la violencia, hay muchas cosas desencadenantes que están pasando y no se hace nada para prevenirlas”, notó en diálogo con EL NORTE la referente de Las Mariposas Érika Martínez tras conocerse nuevos datos de la lamentable estadística que corresponde a los primeros siete meses de 2021.

Unos 155 femicidios y 9 transfemicidios fueron cometidos entre enero y julio de este año en el país, según un informe del Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que coordina la Asociación Civil La Casa del Encuentro. Además reveló que como consecuencia de los crímenes, 175 hijas e hijos quedaron sin madre.

“Si sigue habiendo un femicidio cada 36 horas, y ese es el último eslabón de la violencia, hay muchas cosas desencadenantes que están pasando y no se hace nada para prevenirlas”, notó en diálogo con EL NORTE la referente de Las Mariposas Érika Martínez tras conocerse nuevos datos de la lamentable estadística que corresponde a los primeros siete meses de 2021.

Necesidad de políticas públicas

“Nosotras notamos que creció mucho la demanda en cuanto a consultas por violencia de género en relación a una amiga, conocida o familiar que se encuentra atravesando este tipo de situaciones. Es bueno que haya una alerta, una parte de la sociedad que se compromete. Por otro lado sigue faltando muchísimo lo preventivo. Si sigue habiendo un femicidio cada 36 horas, y ese es el último eslabón de la violencia, hay muchas cosas desencadenantes que están pasando y no se hace nada para prevenirlas. Las políticas que están implementadas se encuentran pensadas solamente para cuando esa mujer ya fue golpeada o sufrió violencia recurrentemente y recién ahí hace la denuncia. A nivel nacional y local está faltando trabajar en lo preventivo y no olvidar el contexto de pandemia. Si bien no estamos en una cuarenta estricta, siguiendo la estadística, en la vivienda de la víctima o compartida es el porcentaje más alto de estos casos. Eso también tiene que hacernos pensar la necesidad de políticas para seguir trabajando con quienes estamos en territorio: las promotoras son el primer nexo y más rápido con estas mujeres”, analizó.

La referente de Las Mariposas adelantó: “Ahora vamos a lanzar una capacitación. Al haber más demanda, se necesitan más promotoras para atender las consultas, hacer las entrevistas y apuntar a la prevención. Es importante informar sobre los primeros signos de alerta en los noviazgos o los diferentes tipos de violencia. También se está articulando una mesa de género local por parte de organizaciones, de modo bien amplio”.

Índices

De acuerdo al informe elaborado sobre los hechos ocurridos entre el 1 de enero y el 31 de julio de este año, en 98 casos de los 164 registrados, el femicida era la pareja o la ex pareja de la víctima, mientras que en 19 casos, el asesino era un conocido o vecino, y en 14 fueron familiares.

En cuanto al lugar del hecho, el informe resalta que en 101 casos los femicidios ocurrieron dentro de la vivienda de la víctima.

Según el Observatorio, como consecuencia directa de los femicidios, 175 hijas e hijos quedaron sin madre, y el 63 por ciento de ellos son menores de edad (109 casos), mientras que 6 mujeres estaban embarazadas al momento del femicidio.

Dentro de las características principales de las 164 víctimas, en lo que refiere al rango etario, 121 tenían entre 19 y 50 años, mientras que en 16 casos eran menores de 18 años, 13 tenían entre 51 y 65 años y 11 superaban los 66 años.

Por otro lado, dentro de los casos registrados por La Casa del Encuentro, en 21 oportunidades las víctimas habían realizado una denuncia previa contra su agresor, de los cuales 10 tenían dictada una medida cautelar de prevención en su contra.

El informe también detalla que en 21 oportunidades los femicidas se suicidaron, mientras que en 17 casos los asesinos eran miembros o exmiembros de una fuerza de seguridad.

Teniendo en cuenta la modalidad del hecho, 51 víctimas fueron baleadas, 28 apuñaladas, 25 golpeadas y 13 incineradas, donde en 12 oportunidades se pudo advertir indicios de abuso sexual sobre la víctima.

Ley Micaela, ´Acompañar´ y protección

Los distritos con mayor índice de casos fueron: la provincia de Buenos Aires (54 casos), Córdoba (14 casos), Santa Fe (12 casos), Tucumán (12 casos) y Santiago del Estero (10 casos).

Ante el “altísimo índice de violencia de género en nuestro país”, La Casa del Encuentro recomendó la “plena aplicación” de la Ley Micaela y del programa “Acompañar”, el cual brinda durante seis meses consecutivos un apoyo económico a las mujeres y diversidades que se encuentren en situación de violencia por motivos de género.

Por último, la asociación civil instó al Estado a reforzar la protección de las mujeres y de las mujeres trans en situaciones de violencia “desde una mirada interdisciplinaria con un abordaje integral y federal“.