19.4 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 17 junio, 2024

Edición N° 4812

35 PAÍSES EXIGEN QUE SE PROHÍBA A LOS ATLETAS RUSOS Y BIELORRUSOS PARTICIPAR EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE 2024

Un grupo de 35 países, entre ellos Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido y Japón, han acordado exigir que se prohíba a los atletas rusos y bielorrusos participar en los Juegos Olímpicos de 2024, dijo el viernes el ministro lituano de Deportes.

A raíz de la guerra en Ucrania, los Estados bálticos, los países nórdicos y Polonia habían pedido a los organismos deportivos internacionales que prohiban a los atletas rusos y bielorrusos competir en los Juegos Olímpicos.

Ucrania ha amenazado con boicotear los Juegos si compiten atletas rusos y bielorrusos, y el boxeador ucraniano Oleksandr Usyk ha dicho que los rusos ganarán “medallas de sangre, muertes y lágrimas”.

“Vamos en una dirección en que no necesitaríamos un boicot porque todos los países están de acuerdo”, declaró Jurgita Siugzdiniene.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, participó en la reunión en línea a la que asistieron 35 ministros para debatir la petición de prohibición, según indicó antes un portavoz del Ministerio de Deportes lituano.



El portavoz dijo que el mensaje de Zelenski a los participantes fue que los principios de neutralidad no pueden aplicarse a la invasión rusa de Ucrania.

Rusia lanzó el viernes por la mañana una oleada de ataques contra infraestructuras ucranianas en las ciudades de Járkov y Zaporiyia, mientras las autoridades ucranianas afirmaban que estaba en marcha una esperada ofensiva rusa en el este del país.

Sin embargo, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, pidió a Ucrania que abandone las amenazas de boicot.

El COI abrió la puerta a que los atletas rusos y bielorrusos compitan como deportistas neutrales y sostuvo que un boicot violaría la Carta Olímpica, que se basa en una resolución de la ONU contra la discriminación dentro del movimiento olímpico.



Unos 18 meses antes del inicio de la competición, el COI está desesperado por calmar las aguas. Unos Juegos desgarrados por la guerra supondrían una amenaza existencial para las Olimpiadas y su mensaje de paz mundial, por no mencionar el enorme golpe que supondría para los ingresos.

Anne Hidalgo, alcaldesa de la ciudad anfitriona, París, manifestó que los atletas rusos no deberían participar. Sin embargo, los organizadores de París 2024 expresaron que acatarán la decisión del COI.

error: ¡Contenido protegido!