39.5 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 6 diciembre, 2022

Edición N° 4253

A SIETE AÑOS DE LA DESAPARICIÓN Y MUERTE DE SILVIA GARCÍA

El 19 de noviembre se cumplieron 7 años de la desaparición y muerte de Silvia García, la mujer que fue encontrada degollada en la cámara frigorífica de la verdulería donde trabajaba, en Ramallo. Por el homicidio fue condenado en juicio por jurados el matrimonio Ovejero, propietario del comercio.



El terrible crimen se produjo el 19 de noviembre de 2015. En la noche de ese mismo día el exmarido de Silvia Elizabeth García sentó la denuncia por la desaparición de la mujer al no encontrarla cuando fue a llevar a los hijos de ambos hasta la casa, cumpliendo con el régimen de visitas acordado, y se encontró con que ella no estaba allí ni tampoco en su trabajo, desde donde le habían asegurado que se había retirado al finalizar la jornada laboral. La ausencia de Silvia no era habitual.

Con la denuncia por la desaparición, la policía de Ramallo comenzó a revisar las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y determinaron que la víctima había salido del negocio a las 21.00 y que se había dirigido a realizar unas compras a un supermercado chino de la zona. Tras salir de ese local, García volvió hacia el lado de la verdulería y si bien no se la vio entrar, no pudo ser ubicada en ninguna otra secuencia de imágenes, por lo que se dedujo que había subido a un auto o regresado a su lugar de trabajo. Ante esa situación, los dueños del negocio fueron convocados al día siguiente a declarar y empezaron a entrar en contradicciones. Cuando los investigadores entraron al local en busca de rastros, encontraron el cuerpo de la víctima con profundos cortes en el cuello dentro de la cámara frigorífica. El dueño de la verdulería, Ramón Ovejero, de 42 años, y su mujer Mariel Zamora, de 40, quedaron inmediatamente detenidos sospechosos de cometer el terrible homicidio.

El fiscal acusó a Zamora de ser quien cometió el crimen de García, de 40 años, motivada por un ataque de “celos”. Uno de los elementos centrales para acusar a Zamora fue que los forenses determinaron que quien degolló a García era una persona zurda, al igual que la imputada, y que Ovejero intervino en la ocultación del cuerpo y en limpiar la escena del crimen para borrar pruebas.



Juicio por jurados

También en el mes de noviembre, a las 11 de la noche del día 14, pero del año 2018, un jurado popular emitió el veredicto unánime de culpabilidad por el escalofriante femicidio de Silvia García. Los condenados fueron Mariel Zamora y su esposo Ramón Ovejero, ambos dueños de la verdulería “Mar-Yes”.

El jurado entendió que quedó probado que ambos fueron los autores del espantoso crimen que estremeció a la localidad de Ramallo y que además habían actuado con una alto nivel de crueldad. El cuerpo de Silvia García había sido encontrado en la cámara frigorífica degollada y con una bolsa cubriendo su cabeza, luego de permanecer un día desaparecido. Cuando la ausencia de la mujer se hizo evidente comenzó la desesperación y la intensa  búsqueda. Todo el pueblo se movilizó y los condenados Ovejero y Zamora participaron activamente en esa “búsqueda” junto al exesposo de la víctima. Inclusive cerraron el comercio “en solidaridad” con la familia. Al tomarles declaración testimonial comenzaron las contradicciones que los delatarían. Los efectivos de la DDI recorrieron el comercio y encontraron el cuerpo de la víctima. Todo había sido prolijamente lavado y limpiado.

El fiscal Darío Giagnorio y el querellante Juan Carlos Marchetti lograron demostrar su teoría del caso acerca de cómo sucedió el crimen, cuáles fueron los motivos y qué participación tuvo cada uno de los dos acusados. Al parecer, Mariel Zamora se habría enterado de que su marido estaba manteniendo una relación sentimental con Silvia, su empleada, por lo que en un ataque de celos le asestó los cortes que le provocaron la muerte.

El juez Cristian Ramos instruyó al jurado y finalizadas estas incidencias, el jurado se retiró a deliberar. Lo hicieron por varias horas, hasta que a las 23.00 del día 14 de noviembre de 2018 regresaron con su veredicto: “Nosotros, el jurado, por unanimidad declaramos a Mariel Zamora y a Ramón Ovejero culpables de homicidio calificado agravado por el vínculo”.

El dueño de la verdulería, Ramón Ovejero, de 42 años, y su mujer Mariel Zamora, de 40, quedaron inmediatamente detenidos sospechosos de cometer el terrible homicidio. En 2018 un jurado popular emitió el veredicto unánime de culpabilidad por el escalofriante femicidio de Silvia García.

El fiscal Darío Giagnorio y el querellante Juan Carlos Marchetti lograron demostrar su teoría del caso acerca de cómo sucedió el crimen, cuáles fueron los motivos y qué participación tuvo cada uno de los dos acusados.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!