5.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 16 mayo, 2022

Edición N° 4049

LA VIUDA DEL EXLÍDER DE LOS MONOS AMENAZA A UN FISCAL

ROSARIO

Lorena Verdún está presa por una causa vinculada a un arma y al funcionario que la investiga le advirtió que “esto no va a quedar así”.



La viuda del exlíder de la narcobanda Los Monos, Claudio “Pájaro” Cantero, imputada junto a su hijo de 18 años por la tenencia ilegal de varias armas de fuego en Rosario, pidió durante la audiencia que dejen de “agarrársela” con su familia y le advirtió al fiscal Matías Edery que “esto no va a quedar así”, por lo que el funcionario judicial le respondió que lo tomaba “como una amenaza”.

El cruce de palabras entre Lorena Verdún, acusada por poseer un arma sin documentación, y el representante del Ministerio Público ocurrió este sábado en la mañana en el Centro de Justicia Penal ante el juez Alejandro Negroni.

La mujer aseguró que para la justicia “siempre son los Cantero” y pidió que dejen de “agarrársela” con ellos, tras lo cual se dirigió a Edery: “Le digo al fiscal que esto no va a quedar así”.



“Viniendo de una persona que está en un grupo al que se le secuestraron 24 armas lo tomo como una amenaza”, fue la respuesta del fiscal.

Durante esa audiencia también fue imputado Uriel Luciano Cantero (18) por la tenencia ilegal de ese armamento que el propio ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, calificó como “un altísimo poder de fuego”, informaron a Télam fuentes judiciales.

“Lucho”, como se lo conoce, quedó detenido por extorsión, amenazas coactivas y tenencia ilegal de armas tras ser acusado por el fiscal.

Tanto a Verdún como a su hijo les dictaron la prisión preventiva por el término de dos años, añadieron los voceros.



El martes pasado durante un operativo que consistió en una veintena de allanamientos, principalmente en el barrio 17 de Agosto, territorio dominado por Los Monos, confiscaron un arsenal en el domicilio del joven Cantero.

Durante los procedimientos dispuestos por la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos fue secuestrado un total de 25 armas, 24 de las cuales estaban en poder del hijo del “Pájaro”, asesinado en mayo del 2013.

Además, las fuerzas intervinientes confiscaron en el domicilio un total de 3.500.000 de pesos y una gran cantidad de municiones.



Voceros de la justicia confirmaron que la clave para dar con las armas fueron una serie de publicaciones que realizó “Lucho” en sus redes sociales (Instagram y WhatsApp), en donde exhibía el armamento acompañado de un texto en el que mencionaba “por si las moscas”.

Asimismo, el detenido es el principal sospechoso de ser dueño de un fusil FAL que las fuerzas le hallaron en la madrugada del viernes a cuatro hombres, por lo que el propio ministro de Seguridad de Santa Fe se mostró asombrado por el “altísimo poder de fuego” que posee la banda criminal.

“Protección” a comerciantes y un crimen

De esta manera, se investiga a Cantero como responsable de encabezar una asociación ilícita dedicada a cometer balaceras extorsivas, principalmente en la zona sur de Rosario, donde a partir de averiguaciones se supo que durante los últimos meses pidieron hasta 30.000 dólares a comerciantes a cambio de “protección”, utilizando estas armas como instrumento principal de amedrentamiento.



La modalidad de estos delitos consistía básicamente en amenazar de muerte a dueños de comercios, estudiar sus movimientos, balear sus comercios, y luego a ellos mismos o familiares si no efectuaban el pago exigido.

En total, los acusados durante la audiencia fueron ocho, cinco de los cuales fueron apuntados como partícipes de las balaceras extorsivas contra propietarios de locales.

En tanto, el viernes “Lucho” fue imputado en una audiencia en la que se lo señaló como principal sospechoso de ser el instigador del crimen de Damián Gastón Gómez, un joven de 24 años con antecedentes penales por infracción a la ley de drogas y que vendía estupefacientes para la facción del hijo del “Pájaro”.



La prueba fundamental en la que se apoyó la justicia fueron los audios que envió la víctima a su entorno a través de WhatsApp, donde manifestó como última voluntad: “Me mandó a matar Lucho, denúncienlo, denúncienlo”.

Tras escuchar los argumentos del representante del Ministerio Público Fiscal (MPF), el juez Héctor Núñez Cartelle le dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley -dos años-, entendiendo la gravedad del hecho y el peso del acusado.

Por su parte, la justicia determinó que de momento no existe relación entre “Lucho” y su tío, Ariel Máximo “Guille” Cantero, quien encabeza otra facción de Los Monos y se encuentra preso por ocho condenas que suman más de 100 años de prisión.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!