14.5 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 11 agosto, 2022

Edición N° 4137

AUMENTO SALARIAL EN PUERTA PARA EMPLEADOS DOMÉSTICOS

UN SECTOR GOLPEADO POR LA INFLACIÓN

El 1 de junio se hará efectivo el 15% de aumento que completa la presente instancia de incrementos para el personal doméstico. Carmen González, secretaria general del Sindicato de Empleadas de Casas de Familia, reconoció en contacto con EL NORTE que llegar a estos números “fue muy peleado”. Además, instó a que los empleadores nicoleños registren a sus trabajadores –mayormente mujeres- porque un gran número se encuentra fuera de los márgenes del derecho y, por lo tanto, no alcanzados por el total de la escala salarial obtenida.

En la oficina de la CTA nicoleña reciben a los trabajadores del sector para dar a conocer sus derechos.

Carolina Mitriani

redaccion@diarioelnorte.com.ar



Desde el miércoles de la próxima semana, cuando inicie el mes de junio, comenzará a regir el último aumento de salarios del personal doméstico del país. Luego de esa instancia, se prevé que en agosto se active una cláusula de revisión.

Así, los trabajadores de casas particulares completarán el recorrido de su acuerdo: 6% no acumulativo desde abril, 9% desde mayo (en base a los salarios mínimos de abril) y el referido 15% desde junio. Esto afecta a quienes realizan tareas generales –como limpieza-, caseros, asistencia y cuidado de personas, y supervisores de tareas de terceros.

Carmen González, secretaria general del Sindicato de Empleadas de Casas de Familia – CTA Autónoma, dialogó con Diario EL NORTE acerca de la situación de mejora salarial, expresando que “el aumento de la paritaria de abril fue muy peleado, por eso se demoró el boletín oficial”. Esto se da porque “el Ministerio de Trabajo quería tomar el aumento de marzo y no era posible porque querían darnos mucho menos. Eso fue un reajuste salarial de la paritaria del 2021”, algo que dejaba al sector con una pérdida del 2% respecto del valor de la canasta básica.

Sin embargo, de aquí en adelante parece más optimista el panorama: “Esta vez va ser diferente porque en agosto va ser nuevamente una paritaria abierta, para cerrar el año 2022 a diciembre”. La revisión va a permitir negociar con los porcentuales de inflación frescos, algo que esperan porque “por cómo sube la inflación, nuestro sueldo es el que más sufre, porque trabajamos para una canasta diaria. No mantenemos una casa, sólo ayudamos en el día a día con el plato de comida de nuestros hijos. Con lo que ganamos no podemos pagar impuestos, ni luz, ni gas, ni un alquiler; solo la canasta básica”, lamentó González.



Derechos

La organización, sin dudas, marca un rumbo de protección para una prestación laboral históricamente fuera de los márgenes del derecho en su amplia mayoría; un rubro al que se le dificulta de manera particular acceder a ajustes salariales en su favor e incluso obtener los pagos básicos correspondientes.

González expresó: “El Sindicato de las Trabajadoras de Casas de Familia es muy necesario porque sin nosotras no se mueve el mundo”. A su vez, valoró la gran cantidad de hogares que cuentan con una persona brindando el servicio de limpieza, cuidado de niños y adultos mayores, y la necesidad de que ese gran número de empleadores esté en línea con los derechos de sus contratados.

“A los empleadores también les informamos y los asesoramos sobre nuestra ley, ya que muchos siguen pagando lo que ellos quieren y no lo que dice la escala”, explicó la referente sindical, detallando que esos montos son los que deben abonar quienes registraron a su empleado; en tanto, en el trabajo no registrado –lamentablemente, el más frecuente- “se tiene que pagar más porque no tienen ninguna cobertura, ni aportes, ni ART. Muchos siguen en falta”.

Para solicitar asistencia y realizar consultas, el Sindicato presta atención los días martes y jueves, de 15:30 a 17:30 horas, en Ameghino esquina Maipú (sede de la CTA).

Beneficios

A nivel local, Carmen González refleja que el conjunto de trabajadores –mayormente mujeres- lleva una importante cosecha de logros por su unión en San Nicolás. Recientemente sumaron otro beneficio, el de servicio de sepelio para el grupo familiar de quienes forman parte de La agrupación.

También están a tono con los objetivos alcanzados a nivel nacional, como la ayuda social que el gobierno prestó a los empleadores en período de pandemia y restricciones –por 8 meses- para evitar los despidos. González agrega que “en el impuesto las ganancias no les descuentan si declara una trabajadora en su casa, porque está generando un puesto de trabajo”. Además, para el uso del transporte público es aplicable el descuento en la tarifa para la tarjeta SUBE en el caso de trabajadores registrados en el servicio en casas particulares.



González insiste con la importancia de que los trabajadores y trabajadoras del sector doméstico cuenten con su empleo «en blanco» “porque las trabajadoras el día de mañana cuando no puedan trabajar más, ni puedan torcer un trapo, también tienen derecho a su jubilación. Pero sin aportes no pueden lograrlo”.

Su rol suele estar incluso más allá de la sencilla prestación de laborales y Carmen González encuentra allí un punto más para que se tenga consideración en los cumplimientos: “Si el empleador dice que somos «como de la familia», que somos las que les tenemos la casa limpia, los hijos bien atendidos, ¿Por qué negarnos el derecho de ser blanqueadas? Somos trabajadoras, no esclavas. Tomar los que nos dan era en otras épocas, cuando no había ley y un sindicato que nos defienda”.

Hora por hora

Las personas que presten asistencia y cuidado de personas el nuevo pago corresponderá a $390,50 por hora y $49.503 por mes (en caso de personal con retiro) y $437,50 por hora y $55.166 en el orden mensual.

Los caseros percibirán $390,50 por hora prestada y un total de $49.503 al finalizar el mes. En el caso de aquellas tareas puntuales que requieran formación específica en el área, como el servicio de cocina profesional, estará bajo el pago de $414 por hora y $50.738 por mes (con retiro) y $454 por hora y $56.480 mensuales (sin retiro).

El personal que brinda servicios de limpieza, mantenimiento y gastronomía hogareña, en el caso de ser con retiro cobrará $362,50 la hora, pasando a $44.517,50 por mes; en el caso de ser personal sin retiro (lo conocido como “cama adentro”) será de $390,50 por hora y $49.503 por mes. Quienes se encuentren a cargo de la supervisión de las tareas de otras personas obtendrán con este aumento desde el mes de junio $437 por hora y $54.612,50 mensuales (con retiro), siendo $470 por hora y $60.832 por mes (sin retiro).



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!