13.4 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 16 junio, 2024

Edición N° 4810

China puso fin a los simulacros de ataques a Taiwán

China puso fin a dos días de juegos de guerra en torno a Taiwán, en los que simuló ataques con bombarderos y practicó el abordaje de buques, ejercicios que Taiwán condenó el sábado como “flagrante provocación”, detallando una oleada de aviones y buques de guerra chinos.

El canal militar de la televisión estatal china dijo a última hora del viernes que los simulacros habían concluido. Un comentario del diario oficial Ejército Popular de Liberación afirmaba que habían durado dos días, de jueves a viernes, como se había anunciado previamente.

El Ministerio de Defensa chino no respondió el sábado a las llamadas en busca de comentarios.

China, que reclama a Taiwán como territorio propio, lanzó los ejercicios “Espada Conjunta – 2024A” tres días después de que Lai Ching-te se convirtió en presidente de Taiwán, un hombre al que Pekín califica de “separatista”.

Pekín dijo que los ejercicios eran un “castigo” por el discurso de investidura de Lai el lunes, en el que dijo que los dos lados del estrecho de Taiwán “no están subordinados el uno al otro”, lo que China consideró una declaración de que ambos son países separados.

Lai ha ofrecido en repetidas ocasiones mantener conversaciones con China, pero ha sido rechazado. Afirma que sólo el pueblo de Taiwán puede decidir su futuro y rechaza las reivindicaciones de soberanía de Pekín. El gobierno de Taiwán ha condenado las maniobras, afirmando que no se dejará intimidar por la presión china.

El Ministerio de Defensa de Taiwán informó que el viernes había detectado 62 aviones militares chinos y 27 buques de la Armada, incluidos 46 aviones que cruzaron la línea mediana del estrecho de Taiwán, que anteriormente servía de barrera no oficial entre ambas partes.

Aviones chinos, incluidos cazas avanzados Su-30 y bombarderos H-6 con capacidad nuclear, volaron en el estrecho y en el canal de Bashi, que separa Taiwán de Filipinas, según el Ministerio.

El viernes publicó imágenes tomadas por aviones de las fuerzas aéreas taiwanesas de un caza chino J-16 y un H-6, pero no dijo exactamente dónde habían sido tomadas.

La oficina presidencial de Taiwán declaró el sábado que las maniobras militares chinas habían socavado el statu quo pacífico y estable en el estrecho de Taiwán.

También “constituyen una flagrante provocación al orden internacional, y han suscitado la seria preocupación y condena de la comunidad internacional”, afirmó en un comunicado.

“Capacidades de combate”

El ministro de Defensa de Taiwán, Wellington Koo, devolvió el sábado a la normalidad lo que su ministerio denominó el centro de operaciones de guerra, y pidió al personal que “siga aumentando sus capacidades reales de combate”.

Koo, al igual que Lai, tomó posesión de su cargo el lunes, tras haber dirigido anteriormente el Consejo de Seguridad Nacional de Taiwán.

El Mando del Teatro Oriental del ejército chino, cuyas fuerzas llevaron a cabo los ejercicios, publicó el sábado un video en sus redes sociales titulado “Una rima de seis palabras para aplastar la independencia”, con una conmovedora música marcial.

Las palabras “avanzar, rodear, bloquear, atacar, destruir y cortar el paso” resplandecen sobre imágenes de cazas, bombarderos, soldados y simulacros animados de ataques con misiles contra Taiwán.

En los últimos cuatro años, China ha organizado periódicamente actividades militares en torno a Taiwán, incluidos juegos de guerra a gran escala en 2022 y 2023.

Sin embargo, el legislador taiwanés Wang Ting-yu, del Partido Democrático Progresista de Lai, dijo que los últimos simulacros parecían más una forma de hacer ruido que de subir la apuesta, dado que China tenía que responder al discurso de Lai.

“En comparación, han sido más moderados que los anteriores”, declaró en las redes sociales Wang, presidente de la Comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento.

Aun así, China ha mantenido un aluvión de invectivas contra Lai.

El comentario del Diario del Ejército Popular de Liberación, publicado como “la voz de los militares”, dijo que Lai estaba decidido a actuar como “peón” de fuerzas externas para frenar el desarrollo de China.

“Si las fuerzas separatistas independentistas de Taiwán insisten en seguir su propio camino o incluso se arriesgan, el EPL obedecerá las órdenes y tomará medidas decisivas para aplastar resueltamente todos los complots separatistas”, decía.

(Reporte de Ben Blanchard; Editado en Español por Ricardo Figueroa, Reuters)

error: ¡Contenido protegido!