13.9 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 17 julio, 2024

Edición N° 4838

CIRUGÍA ROBÓTICA: EL MÉTODO QUE AUMENTA LA PRECISIÓN QUIRÚRGICA

Los robots asisten al cirujano en las operaciones. Permiten mayor precisión y reducen los tiempos de internación. En el mundo son tendencia pero en el país la limitación son los costos.

La cirugía híbrida con robots es una técnica quirúrgica que combina la tecnología robótica y la cirugía mínimamente invasiva para mejorar la precisión y la eficacia de las operaciones. En sanidad, revolucionaron la forma de diagnosticar, tratar e, incluso, prevenir ciertas enfermedades.
Los robots cirujanos asisten al cirujano, que está sentado en la consola de comando, para realizar procedimientos de alta precisión y complejidad en la mesa de operaciones, donde interviene un equipo multidisciplinario. Ya funcionan en algunas clínicas de Argentina. Se utilizan en múltiples procedimientos quirúrgicos: cardíaca, torácica, de columna vertebral, de abdomen, de pelvis, de cabeza y cuello y de próstata.

“En urología, dentro de las enfermedades tumorales, se puede: extraer la próstata en pacientes con cáncer; extraer un tumor de riñón, preservando el resto del órgano funcionando y extraer la vejiga para reconstruir una nueva utilizando el intestino”, puntualiza Norberto Bernardo, médico urólogo y director del Centro Argentino de Urología, en diálogo con Clarín.



El camino hacia una nueva medicina

Los aportes de la cirugía robótica a la medicina son muy importantes y se incrementarán aún más en el futuro. Permite una mayor precisión en la incisión y la manipulación de los tejidos, lo que reduce el riesgo de dañar los órganos y los nervios circundantes y evita que se tengan que hacer grandes incisiones en el abdomen porque el robot penetra a través de pequeños cortes de 5 milímetros.

Además, los brazos robóticos son capaces de moverse de manera más fluida y precisa que las manos humanas, lo que puede reducir la fatiga del cirujano y mejorar el control durante la operación.

Entre sus beneficios también redunda que, al ser una cirugía mínimamente invasiva, debido a que presenta menos pérdida de sangre y menos agresión quirúrgica, la recuperación del paciente postoperatorio es mucho más rápida y satisfactoria. Así, permiten mayor precisión en los quirófanos y menor tiempo de hospitalización de los pacientes. La técnica también posibilita una mejor visualización del área de operación.



El instrumental utilizado en cirugía robótica es costoso, pero los beneficios ofrecidos hacen que en los Estados Unidos más del 90 % de las cirugías por cáncer de próstata se realicen utilizando robots.

¿Cuáles son los beneficios para el cirujano?

Diego Pereyra es médico especialista en Terapia Intensiva y Tecnólogo, autor del libro “La salud del futuro”. Ante la consulta de Clarín, responde: “Hoy en día, están siempre dentro del mismo quirófano, pero con la comodidad de estar sentados y relajados en una posición ergonómica, con la cabeza apoyada en un sostén cefálico que los ayuda a mirar, sin tener que sufrir contracturas o sobrecargas musculares por permanecer en posiciones forzadas”.

Incluso, este tipo de cirugía les permite visualizar las estructuras en un tamaño agrandado y en 3 dimensiones. Además, los instrumentos adheridos a los brazos del robot no presentan temblor y ofrecen una mayor precisión en la manipulación de estructuras que deben mantener su funcionamiento normal.



¿En qué clínicas de Argentina funcionan los robots cirujanos?

La primera experiencia en Argentina fue la de Hospital Italiano, en 2008, pero la cirugía asistida por robot se realiza aún en pocos centros. En el Sanatorio Otamendi se trabaja con la versión XI de DaVinci, la última de la compañía Intuitive y también hay otras unidades de Intuitive en Hospital Italiano, Hospital Churruca y en el Hospital Madariaga de Posadas en Misiones.

error: ¡Contenido protegido!