16.6 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 1 julio, 2022

Edición N° 4096

CRECEN NUEVAS MODALIDADES DELICTUALES EN EL CIBERESPACIO

En los últimos tiempos los vecinos alertan sobre distintas maniobras: cuentos del tío, llamados telefónicos o mensajes que buscan sorprenderlos en su buena fe. Las redes sociales de ventas son las elegidas para las estafas más recientes. Desde la Secretaría de Ciberdelitos brindaron información para la prevención.

De la redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar



En la edición del domingo de EL NORTE, se daba cuenta de un nuevo caso de ciberestafa que se suma a la enorme cantidad de hechos que han trascendido en los últimos tiempos, algunos concretados, otros tentados y muchos de ellos ni siquiera habrían sido denunciados.

En la publicación se informaba sobre la situación vivida por una joven de 26 años residente en Campos Salles, que habría resultado víctima de una táctica fraudulenta concretada a través de un sitio de ventas de Internet. En esa oportunidad, el ardid utilizado fue el de simular la compra de una bicicleta que la víctima vendía a través de la red. El estafador se mostró interesado en la compra, envió una imagen del comprobante de depósito a la víctima. Cuando la joven habría reclamado mediante diálogo telefónico la falta de acreditación, el sujeto le indica que se llegue hasta un cajero para lograr que el depósito le sea ingresado, la guía en el procedimiento y en un momento la víctima refiere que se corta la comunicación y que ya no puede volver a tener contacto con el supuesto comprador. Al día siguiente comprobó que se habían efectuado varias extracciones por una importante suma en su cuenta bancaria.



Otros hechos

En un hecho similar anterior se logró recuperar una computadora que le habían quitado a un vecino de manera fraudulenta. El hombre había concretado una operación de venta también a través de la plataforma  de Marketplace. El estafador simuló la compra, le envió al vendedor un comprobante de depósito fraguado y retiró la computadora del domicilio de la víctima. El dinero nunca fue acreditado en la cuenta respectiva y tras minuciosa tarea lograron establecer el domicilio desde donde partió la maniobra delictiva, recuperaron el elemento y se detuvo al sospechoso.

En otro hecho, le habían robado la identidad a la propietaria de un centro de estética y, tras tomar sus contactos, se habrían comunicado con ellos para pedirles dinero. Alertada la víctima, esta realizó la denuncia. En los mensajes la persona supuesta decía que necesitaba dinero y que tenía 1500 dólares para cambiar, pedía que le depositaran el efectivo en una CBU, que después se supo era de un  Banco Nación de Córdoba.

Secretaría especializada



En diálogo con EL NORTE, Julio Pérez Carreto, titular de la Secretaría Especializada en Cibercrimen, manifestó que respecto de algunos tipos de estafas cibernéticas ha descendido la cantidad de víctimas debido a la mayor información que maneja la sociedad, pero que aumentan las diferentes modalidades.

El tipo en auge es a través de las publicaciones de venta en Marketplace de la red social Facebook. Los delincuentes simulan ser compradores, muestran un comprobante apócrifo hecho con algún programa de edición o de photoshop consignando todos los datos de la víctima, y proceden de dos maneras, retirando el producto sin haber depositado el dinero o intentando, mediante engaño, acceder a la cuenta del vendedor para luego proceder a vaciarla.

WhatsApp

Otra metodología utilizada, que afortunadamente ha descendido por la fuerte labor de prevención brindada desde el Ministerio Público con el apoyo de los medios de comunicación, son los hackeos de WhatsApp. Los hacen para acceder a la lista de contactos de las víctimas y a partir de allí enviar mensajes ofertando dólares a menor precio que el del mercado. Es así que mucha gente transfiere el dinero pero los dólares nunca llegan, dijo Pérez Carreto, y señaló que aquí hay dos cuestiones a tener en cuenta a la hora de la prevención. La primera es relativa a evitar que sean robados los contactos mediante la aplicación de lo que se llama doble factor de autenticación o verificación en dos pasos, que puede realizarse tanto en WhatsApp, Instagram, Facebook ,Gmail, Hotmail, es decir, en todas las redes sociales. Esto da una doble capa de seguridad para que no seamos víctimas de este tipo de hackeo en el que los delincuentes pueden apropiarse de nuestra lista de contacto o de alguna otra información personal.



También se producen casos de envío por parte de los estafadores de correos electrónicos haciéndose pasar por operadores de Microsoft o Google, donde manifiestan que los titulares de las cuentas han infringido las reglas y que la misma será dada de baja. Se genera una situación en la que le hacen creer a la víctima que la cuenta va a expirar y que para que eso no ocurra deben completar un formulario con datos personales. Esos datos personales siempre son importantes, pero hay algunos especialmente sensibles que pueden llegar a causar un daño inminente y están relacionados con temas de la esfera íntima, sexuales, patrimoniales, financieros, de religión, de razas. Son datos que debemos cuidar especialmente porque la información hoy es lo que más valor tiene en el mercado negro. A través de ella se puede acceder a cualquier cosa, cuando el usuario completa el formulario usan los datos para infinidad de delitos que van desde la obtención de líneas telefónicas a nombre de la víctima para concretar otros hechos ilícitos como abrir billeteras virtuales para que cuando logran concretar una estafa poder transferir los fondos a esa misma billetera, después a otra, establecer una cadena que les permita retirar el dinero y desviar la atención de los investigadores para que no puedan rastrearlos. Por último, el Dr. Pérez Carreto informó que para consultas o asesoramiento y denuncias se pueden dirigir a Colón 86 o vía correo electrónico a denunciassannnicolas@mpba.gov.ar.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!