DEMANDAN AL FABRICANTE DE “CALL OF DUTY” POR ACOSO, SEXISMO Y DISCRIMINACIÓN

El gigante de los videojuegos Activision Blizzard es objeto de una serie de acusaciones de sexismo, discriminación y acoso sexual de sus empleadas mujeres en una demanda presentada por una agencia estatal de California, alegando que violó las leyes estatales al permitir una “cultura de machismo generalizada en el lugar de trabajo”.

La demanda afirma que la compañía de California “fomentó una cultura sexista y pagó a las mujeres menos que a los hombres a pesar de que las mujeres realizaban un trabajo básicamente similar; asignó a las mujeres a trabajos de menor nivel y las promovió a un ritmo más lento que a los hombres“.

También señala que las mujeres “fueron sometidas a constante acoso sexual, incluyendo manoseos, comentarios e insinuaciones” y que los ejecutivos sabían de esto pero no tomaron medidas. En cambio tomaron represalias contra las mujeres que denunciaron la situación.

Además indica que las mujeres eran sometidas a una práctica llamada en inglés “cube crawls”, una referencia al “pub crawl” que significa “salir de bares”, en la que los hombres ebrios pasaban de cubículo en cubículo involucrándose en “comportamientos inapropiados” con sus colegas mujeres en el lugar de trabajo.

En esta línea, informan que una empleada mujer se suicidó durante un viaje de trabajo junto a un colega hombre que había llevado juguetes sexuales a la misión.