13.9 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 19 octubre, 2021

Edición N° 3841

DRAMA EN ESPAÑA: SE ROMPIÓ EL CONO DEL VOLCÁN Y SE SUMAN NUEVOS FOCOS

Una autoridad explicó que el cono principal se quebró en una parte, “dejando una colada enorme de bloques muy grandes desplazados por la ladera en dirección al mar”.



La situación en los alrededores del volcán Cumbre Vieja de La Palma despierta cada vez más inquietud después de que esta mañana se rompiera el cono de la formación, al tiempo que se reproducen los focos de emisión y cerró el aeropuerto local, mientras las autoridades llaman a la calma por la intensificación de la erupción.

El cono del volcán se rompió y deja “una colada enorme” en dirección hacia el mar, señaló el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en función a imágenes de los drones.

Explicación

Carlos Lorenzo, geólogo del IGME, explicó que el cono principal se rompió por la parte suroeste, “dejando una colada enorme de bloques muy grandes desplazados por la ladera del cono en dirección al mar”, según el diario El País.

El director técnico del comité de crisis, Miguel Ángel Morcuende, relativizó el fenómeno: “El cono no soporta su propio peso y también debido a las deflagraciones de ayer busca poder sostenerse, pero no ha tenido mayor importancia”. Además, explicó que todo el material derrumbado de esta boca principal se estaría deslizando por la colada original, “evacuando los trozos que ha roto de la propia estructura y le cuesta mucho avanzar”.

 “No estamos ante un volcán que tengamos que magnificar, estamos ante un volcán típico de Canarias”, dijo. “Aunque ayer tuvimos un fenómeno de irritabilidad, es decir de aumento importante de energía de la erupción, sigue los cánones habituales”, explicó, “para tranquilidad de los palmeros”.

Mientras tanto, un nuevo foco de emisión se abrió esta mañana, más al oeste que el principal, informó el Instituto Volcanológico de Canarias.





Este foco se suma a las dos nuevas bocas eruptivas que se abrieron ayer y que provocaron un incremento de su virulencia, encadenando las explosiones y rugiendo como no lo había hecho hasta ahora.

El temor al desmoronamiento de una parte del cono llevó a ordenar la evacuación de otra zona de la isla, una medida que afectó a 160 personas y que eleva a más de 6200 el número de habitantes que tuvieron que abandonar sus hogares.

 “El pico de intensidad del volcán sufrió una enorme subida”, dijo anoche Miguel Ángel Morcuende, director de Pevolcan (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias).

“Habían aparecido dos nuevos centros emisores en la falda del cono volcánico (…) que emitían lavas de gran velocidad y fluidez”, y su desarrollo hizo temer “una desestabilización del sector del cono principal”. Fue por eso “por lo que se decidió tomar las medidas de evacuación”, añadió.

La dos últimas erupciones en la isla se produjeron en 1971 y en 1949, dejando en total tres muertos, dos por inhalación de gases.

Aeropuerto cerrado

“Se han iniciado las tareas de limpieza, pero la situación puede cambiar en cualquier momento”, añadió, aclarando que “el resto de aeropuertos” de las islas Canarias, uno de los principales destinos turísticos españoles, “están operativos”.

El viernes ya se anularon los primeros vuelos a La Palma desde que comenzó, el domingo, la erupción del volcán.

Ante el cierre del aeropuerto, se formaron largas colas en el puerto de Santa Cruz de La Palma para tratar de abandonar la isla en ferry hacia las islas vecinas, principalmente Tenerife, la mejor conectada.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, que tenía previsto realizar una visita la isla, la anuló por la cancelación de diferentes conexiones por vía aérea “y la imposibilidad de habilitar otras soluciones por vía marítima”, según un comunicado de su ministerio.

Recomendaciones

Ante la proliferación de ceniza, las autoridades sanitarias canarias recomendaron mantenerse dentro de casa.

“Tras una lluvia de cenizas se recomienda mantenerse a cubierto en el interior de la vivienda, con puertas y ventanas cerradas”, aseguró la consejería de Sanidad canaria, una recomendación particularmente importante para “menores, embarazadas, ancianos y personas con enfermedad pulmonar o cardiaca”.

 “Quienes deban permanecer en una zona de exposición a las cenizas, deben hacer uso de mascarilla FPP2, gafas de protección y cubrir la piel con camisa de manga larga, pantalón y gorra”, añadió la consejería.

La Palma es una de las siete islas que conforman el archipiélago español en el Océano Atlántico. La erupción volcánica que comenzó el pasado domingo es la primera en 50 años en la isla, que tiene una población de alrededor de 85.000 habitantes.

La lava cubrió desde que comenzó la erupción el pasado domingo más de 190 hectáreas, y destruyó más de 450 viviendas, además de afectar a cerca de 15 kilómetros de rutas, según los datos del satélite del programa Copernicus de la Unión Europea.






ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!