29.2 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 1 diciembre, 2022

Edición N° 4249

EL BOOM DE LAS FRANQUICIAS IMPACTA TAMBIÉN EN SAN NICOLÁS

MODALIDAD COMERCIAL

La disminución del riesgo de pérdida, el reconocimiento de marcas comerciales y la identificación de público objetivo ya administrada representan una seductora posibilidad para invertir. Las franquicias, a través de ese valor base, se instalan cada vez más en Argentina, marcando también su impacto en San Nicolás con desembarcos próximos como “McDonald´s”, “Mostaza” y “Simplicity”.

Las cadenas de comida muestran una rápida adhesión de clientes. WEB

Carolina Mitriani
redaccion@diarioelnorte.com.ar



La alternativa de tomar un comercio ya instalado, con nombre propio y registro de la marca en el público afín, está tomando cada vez más relevancia en el ámbito argentino. San Nicolás no es la excepción. Si bien existen desde hace varios años franquicias como la importante cadena de cafetería y chocolate “Havanna”, en este último tiempo han ganado lugar propuestas que en el interior del país no pisaban tan fuerte, sino que eran reducidas a espacios como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y capitales de provincias.

San Nicolás cuenta con las contemporáneas instalaciones de cadenas de ropa femenina (como “PolaNola” y “Othilia”), calzado (“Grimoldi” y “Ulises”), depilación láser (“Depiflair”), revestimientos antihumedad (“Blotting” y “Seccoplac”) y sobre todo de gastronomía (en el caso de “Matería Premium”, “La Birrería”, “El Noble”, entre otros). Los anuncios a nivel local que mayor expectativa generan son los vinculados a McDonald´s y Mostaza, dos gigantes de la comida rápida, y “Simplicity”, línea desprendida de “Farmacity”, aunque sin expendio de medicamentos por disposiciones provinciales.

Rendimiento garantizado

Pese a que la situación inflacionaria no presenta un freno, el consumo interno sostiene su paso. Daniel Arce, fundador de “Franquicias que crecen”, identifica desde este sector que en la Argentina “la gente gasta la plata que tiene, consume. Decide no ahorrar por la devaluación del peso, en ese contexto crece el pedido de franquicias”.

La Asociación de Marcas y Franquicias (AAMF) relevó en octubre del 2021 –en plena salida pandémica, de reactivación comercial– el 65% de las franquicias abrieron nuevos comercios en los primeros seis meses del año, siendo un total de 4500 nuevos puntos de venta en el orden nacional. También se identificó que la actividad se recuperó un 42%, con un 66% en servicios de capacitación, 55% en textil y moda, 40% en gastronomía y 25% en comercios especializados.

Otro impacto que generan estas apuestas está vinculado a la generación de puestos de trabajo, con un crecimiento del 3% según este relevamiento, y con proyecciones de alrededor de 220.000 empleos directos a fines del corriente año.

En el formato de franquicias, rondan las 1500 empresas que se acoplan a este modelo de negocio con unos 40.600 puntos a lo largo y ancho del país. El 43% está abocado a la gastronomía, el 24% a negocios especializados, un 11% a indumentaria, 6% a servicios de capacitación, 7% a estética y salud, y el 15% restante distribuidos en un abanico de rubros no tan consolidados.

Mostaza

“Franquicias que crecen” reveló que la cadena “Mostaza” –que ya efectúa tareas de edificación en suelo nicoleño– está encaminada a tomar el liderazgo en el ranking del sector de hamburgueserías. Al respecto, detalló: “Busca expandirse en otros mercados de Latinoamérica y España. Estamos ofreciendo sus franquicias en México, Colombia y Paraguay. El fee (canon, que suele rondar en el 10% o 15%) de ingreso es de 60.000 dólares, la inversión depende del formato, pero ronda entre los 1000 y 2000 dólares el metro cuadrado, el royalty es el 6% de la venta neta y la rentabilidad estimada, después de costos, ronda entre el 15% y 18% de la venta neta”.

Placas

En el ámbito de remodelaciones y refacciones, la alternativa de placas y revestimientos antihumedad cobra un importante terreno en San Nicolás. En marcas líderes, la inversión ronda desde los US$ 20.000 y US$ 30.000, sin pago de canon de ingreso. La recuperación de ese monto se traza en un trabajo de aproximadamente dos años, con una facturación anual de 18 millones de pesos.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!