13.4 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 20 mayo, 2024

Edición N° 4784

El FMI y el Banco Mundial notaron avances significativos de la deuda global 

Las entidades convocaron la mesa redonda, que reúne a países deudores, acreedores, instituciones financieras internacionales y el sector privado para impulsar procesos de reestructuración estancados durante mucho tiempo y generar un mayor entendimiento sobre las formas de abordar los desafíos

El FMI y el Banco Mundial notaron avances significativos de la deuda global 

El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el actual presidente del G20, Brasil, dijeron este miércoles que notaron avances significativos en temas de deuda global en los últimos meses, al mencionar nuevos acuerdos sobre los cronogramas deseados y la comparabilidad de los procesos.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, el presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, y el ministro de Finanzas de Brasil, Fernando Haddad, emitieron una declaración conjunta tras una reunión a nivel ministerial de la Mesa Redonda Mundial sobre Deuda Soberana (GSDR).

En este sentido, la declaración se produce en el marco de las reuniones de primavera que celebran el FMI y el Banco Mundial en Washington.



Asimismo, el FMI y el Banco Mundial convocaron la mesa redonda, que reúne a países deudores, acreedores, instituciones financieras internacionales y el sector privado para impulsar procesos de reestructuración estancados durante mucho tiempo y generar un mayor entendimiento sobre las formas de abordar los desafíos.

La declaración conjunta describió los avances en algunos casos de deuda soberana, incluidos los acuerdos alcanzados por Zambia y Ghana, y avanzó en las discusiones en los casos de Sri Lanka y Surinam.

El documento añadió que el programa GSDR había ayudado a forjar un consenso sobre cómo se podrían mejorar los procesos en casos futuros, incluida la comparabilidad y los cronogramas hacia procesos de reestructuración más rápidos y predecibles, teniendo en cuenta las circunstancias específicas de cada caso.



Añadió que las discusiones entre los miembros de GSDR subrayaron la necesidad de una mayor claridad, coordinación y transparencia entre los grupos de acreedores, y de proporcionar a los países deudores las métricas sobre cómo se evaluarían sus deudas privadas.

Los acreedores privados y el país deudor también deben asegurarse de que, antes de finalizar y anunciar un acuerdo de principio, el acuerdo haya sido examinado por el personal del FMI en cuanto a su coherencia con los objetivos de deuda y los parámetros del programa, y ​​con los acreedores bilaterales oficiales en cuanto a la comparabilidad del procedimiento.

El informe también citó avances en la aceleración de los cronogramas para superar el proceso de reestructuración y pasar de un acuerdo a nivel del personal del FMI a la aprobación por parte del directorio del Fondo, pero dijo que los cronogramas aún eran demasiado largos.



error: ¡Contenido protegido!