EL GOBIERNO DE MALTA LE PAGA A LOS TURISTAS PARA QUE VISITEN EL PAÍS

Malta es un pequeño archipiélago en el Mediterráneo, casi invisible en el mapa entre Sicilia y la costa de África del Norte, con idílicas playas de aguas turquesas y tesoros arqueológicos que dan cuenta del paso de los antiguos griegos y fenicios por Europa.

Pero además de ser un paraíso cálido, la isla mediterránea de medio millón de habitantes se enorgullece de ser el primer país de la Unión Europea en alcanzar la inmunidad de rebaño, con un 79% de la población adulta con la pauta completa de vacunación contra el coronavirus.

El pequeño país insular encabeza el ranking de vacunación a nivel mundial. De acuerdo con el sitio Our World in Data, que recopila estadísticas de la pandemia de coronavirus, Malta tiene al 85% de su población vacunada con al menos una dosis y al 79% inmunizada por completo. Allí se aplicaron las vacunas de los laboratorios Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Janssen.

En el ranking de vacunación le siguen, al cierre de esta nota, Islandia (78%), Emiratos Árabes Unidos (76%) y Seychelles (72%).

Sin embargo, por el avance de la variante Delta (que se estima representará el 90% de las cepas en circulación en la Unión Europea a fines de agosto), Malta intentó cerrar sus fronteras a viajeros que no estén vacunados, lo que generó un fuerte rechazo en la Unión Europea por considerarlo un “acto discriminatorio”.

La Comisión Europea advirtió que “un certificado de vacunación no puede ser una precondición” para ejercer la libre circulación en la UE, por lo que Malta debió dar marcha atrás y establecer una cuarentena obligatoria.

El gobierno maltés resaltó que “lograr la inmunidad colectiva frente al Covid-19 es de suma importancia para la economía local, especialmente para el sector turístico”, principal motor económico de la isla.

Por eso Malta reabrió a turistas el pasado 1 de junio con fuertes propuestas para incentivar la temporada de verano, tras el desastre económico generado por la pandemia. La isla destinó un presupuesto de 3,5 millones de euros para beneficiar hasta 35.000 turistas, ‘pagándoles’ para que lo visiten.

El archipiélago anunció que pagará hasta 100 euros a los turistas que decidan pasar allí sus vacaciones de verano y que reserven un mínimo de tres noches de hotel.

Según cifras oficiales, debido a la pandemia el número de visitantes que llegó a la isla cayó un 77%: pasó de 2.771.888 turistas en 2019 a 658.000 en 2020.

Fuente: El Cronista