10.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 22 julio, 2024

Edición N° 4843

EL NICOLEÑO QUE JUEGA EN LA SELECCIÓN DE HANDBALL

James Lewis Parker, nació en San Nicolás es hijo de un ex basquetbolista norteamericano que militó en la NBA, pero que en la década del ‘90 llegó a la Argentina. Parker padre jugó en varios clubes y ganó el Torneo Nacional de Ascenso (TNA) 1991/92 con Regatas de San Nicolás.

El lateral izquierdo de la selección nacional James Lewis Parker que disputa el Mundial de Polonia-Suecia es una de las caras nuevas del equipo, pese a sus 28 años; esperó su momento y le llegó en esta cita.

Es hijo de un ex basquetbolista norteamericano que militó en la mejor liga del planeta, la NBA, pero que en la década del ‘90 llegó a la Argentina para jugar en la Liga Nacional (LNB). James Parker padre jugó en varios clubes y ganó el Torneo Nacional de Ascenso (TNA) 1991/92 con Regatas de San Nicolás ante Banco Provincia de Córdoba. Su padre fue uno de los extranjeros que dejó un gran recuerdo en su paso por la ciudad, James (H) nació el 9 de junio de 1994. Su mamá es argentina: Ivanna Melian.

“Con mi familia tengo buena relación, pero con quien más afinidad tengo es con mi mamá, con quien hablamos todos los días prácticamente, y con mi hermana. Mi papá está en Estados Unidos y tengo relación, pero no mucha”, le cuenta James Lewis Parker (hijo) a LA NACION desde Polonia. Son las horas previas a debutar en la Copa del Mundo contra Países Bajos, un partido en el que la selección caerá 29 a 19 aunque él será uno de los goleadores del equipo junto a Diego Simonet, con cinco tantos. Así, desanda parte de su historia.

Aunque es nicoleño por nacimiento, James Lewis Parker se identifica con San Luis, donde se mudó cuando todavía era un bebé. Su padre había jugado previamente en Gimnasia y Esgrima y Pedernera Unidos (GEPU), histórica institución puntana de la LNB que logró dos títulos en la élite. Hizo su vida allí y es donde regresa cada vez que el calendario deportivo le da descanso. “Solo nací en San Nicolás, pero no viví ahí ni nada. Fui alguna vez, pero no voy normalmente”, aclara.



Pudo haber practicado en otros deportes

Antes del handball pasó por otros deportes. Jugó al básquet, nobleza obliga por descendencia familiar; tenis y golf. Siendo un adolescente de 17 años del colegio San Marcos y cursando el último año de la secundaria, aceptó por fin la insistente solicitud de un profesor de practicar handball y, desde entonces no lo abandonó. “Yo creo que no elegí al handball como deporte, el handball me eligió a mí”, ríe. Y agrega: “Me gusta el básquet, me encanta verlo pero jugar no. Desde que tengo uso de razón yo quería ser deportista sin importar el deporte”, se sinceró.

James Parker pudo haber elegido la selección de Estados Unidos y no aceptó: “Hace unos años un contacto me preguntó si quería jugar jugar para ellos, lo hablé a Guillermo Milano (hoy cabeza principal de los Gladiadores), que por entonces era el segundo entrenador y me aconsejó que espere un poco a tomar la decisión.



Con la camiseta albiceleste acumula 22 partidos desde 2018 hasta 2022 y marcó 42 goles. En el último campeonato Centro-Sur en Recife a principios de 2022, en el que el combinado albiceleste fue subcampeón de Brasil y clasificó al Mundial en tránsito, fue el máximo artillero del equipo y elegido entre los mejores jugadores del certamen.

error: ¡Contenido protegido!