18.8 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 5 diciembre, 2022

Edición N° 4252

“EL PEPO” IRÍA A JUICIO ORAL POR LA MUERTE DE DOS INTEGRANTES DE SU BANDA ANTES DE FIN DE AÑO

El cantante de cumbia Rubén “El Pepo” Castiñeiras iría a juicio oral antes de fin de año por el doble homicidio culposo de Nicolás Carabajal y Nacho Abosaleh, dos de los integrantes de su banda.



La noticia fue confirmada en las últimas horas por Marcelo Biondi, el abogado de las familias de las víctimas. En una entrevista, el abogado señaló que el juez Daniel Rezzonico decidió “no hacer lugar al recurso de apelación de la defensa de “El Pepo” y rechazó su último pedido de excarcelación.

De esta manera, se estima que en los próximos días la Secretaría de Gestión confirmaría la fecha para el juicio oral por el delito de “doble homicidio culposo” que sería antes de fin de año. Este anuncio generó expectativas en los familiares que esperan la resolución de la Justicia desde el 20 de julio de 2019, cuando el cantante de cumbia volcó su camioneta en la ruta 63, a la altura de la localidad bonaerense de Dolores.

Allí murieron dos de sus acompañantes: el trompetista de su banda (Carabajal) y su asistente (Abosaleh). Las pericias confirmaron que el cantante iba a 139 km/h y manejaba bajo los efectos del alcohol y las drogas por lo que la carátula de la causa se agravó.
Actualmente “El Pepo” continúa con el beneficio de “prisión domiciliaria” en su casa en el partido de Tigre la que fue dictada en diciembre de 2019 y el goce de salidas laborales.
Este último punto fue modificado hace un mes cuando se solicitó la extensión por dos horas más.



En abril pasado, familiares de las víctimas del accidente que protagonizó el cantante, realizaron nuevamente un reclamo por la sanción de la ley alcohol cero al volante y colocaron dos cruces amarillas en el lugar donde ocurrió el siniestro.

En el simbólico homenaje se colocaron dos carteles, autorizados por las autoridades de Vialidad, al lado de la ruta y se pintaron dos estrellas amarillas sobre la calzada para recordarlos, para que cada persona que pase por el lugar sepa qué pasó y concientizar sobre la importancia de la responsabilidad al volante.

Las estrellas fueron pintadas por Omar Abosaleh, padre de Ignacio, acompañado de su nieto e hijo de la víctima, Lautaro.
La otra, fue pintada por la pareja de Nicolás Carabajal, Romina Sánchez, sus pequeños hijos Alma y Mateo, y su hermano Carlos Carabajal, junto a familiares y amigos de ambos.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!