EN BOCA CERRADA NO ENTRAN AVES…

El día en el parque de diversiones que planeó una adolescente de EE.UU. tuvo algún subidón de adrenalina extra al chocar contra una gaviota al poco de iniciar el viaje en una atracción. El incidente, captado por las cámaras y difundido en redes, parece que no causó mayores daños que el susto que se llevaron las implicadas en la colisión.

“Sabía que no había vuelta atrás y que me iba a golpear. No sabía qué hacer, así que esperé a que girara. La agarré y me la quité de encima rápidamente”, comentó la joven sobre su choque.