12.8 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 16 junio, 2024

Edición N° 4810

En San Nicolás las prepagas aumentaron en promedio entre 100 y 150 por ciento en lo que va del año

Las empresas de medicina prepaga aplicaron incrementos de hasta un 150 % en 2024, contra una inflación que rondó el 60 % en el mismo período. Un plan premium para una familia tipo ya supera ampliamente los $400.000. Cada vez más nicoleños manifiestan serias dificultades para afrontar las cuotas y evalúan bajarse de plan o, en última instancia, abandonar el sistema privado de cobertura sanitaria.

“Es insostenible este ritmo de aumentos”, lamentó una nicoleña por el alza en las cuotas de las empresas de medicina prepaga. ILUSTRACIÓN

De la Redacción de EL NORTE
[email protected]

Desde enero y hasta el presente mes, a nivel nacional los precios de los planes de salud acumularon subas de hasta un 165 % y en algunos casos algo más todavía. Los fuertes incrementos fueron posibles por la desregulación dispuesta en diciembre por el DNU 70 del presidente Javier Milei.

La medicina privada registra este mes de abril su cuarto aumento consecutivo por encima de los dos dígitos. Según las empresas, el aumento de abril es entre 16 y 19 %. Esta suba se agrega a la de 40 % de enero, 27 % de febrero y 20 % en marzo. Más del 100 % desde que arrancó el año.

Las importantes subas impactaron también en las familias nicoleñas, que se ven obligadas a absorber los gastos a fin de no perder dicho servicio de salud. Aunque los montos varían según la prepaga, el plan de cobertura, la cantidad de integrantes del grupo familiar, edades, así como los aportes de los trabajadores en relación de dependencia, entre otros factores, los aumentos registrados desde enero a esta parte oscilaron entre el 100 y 150 por ciento a nivel local.



Dicha realidad golpea a las familias que en muchos casos advierten serias dificultades para hacer frente a los aumentos desmedidos y evalúan bajarse de plan o hasta abandonar el sistema privado de salud, ante la incertidumbre sobre lo que ocurrirá en los próximos meses.

Impacto en el bolsillo

En ese marco, EL NORTE hizo un relevamiento sobre los últimos incrementos en los aranceles de algunas de las principales prepagas que brindan servicio en nuestra ciudad, detallando situaciones particulares de algunas familias –a modo de ejemplo– que permiten graficar las subas desmedidas.

Una familia tipo (de dos adultos mayores de 50 años y dos hijos de 19 y 16 años) que tiene Swiss Medical con un plan intermedio abonó en abril $428.756, contra $366.772 en marzo, $296.262 en febrero y $237.009 en el mes de enero. “A eso se suma que ahora cobran coseguro casi todos los médicos, y pasamos de tener 60 por ciento de cobertura en medicamentos a 40 por ciento”, comentó un usuario nicoleño.



La cobertura de salud de OSDE experimentó aumentos del 39.8 % en enero, 28 % en febrero, 19 % en marzo y 14 % en abril, superando así el 100 % en lo que va del año. Un matrimonio mayor de 36 años con un plan de cobertura intermedio en dicha empresa de medicina prepaga recibió una cuota en abril de $394.080, a lo que se suman $75.146 por primer hijo y $46.893 por segundo hijo. Por otro lado, una afiliada mayor de más de 70 años, con cobertura individual de Plan 210, recibió una cuota en abril de $207.758, mientras que el marzo fue de $174.588, en febrero $136.390 y enero $ 97.566.

Otro testimonio, en este caso, de un usuario de Sancor Salud cuyo grupo familiar está compuesto por un adulto y dos hijos, indica que en lo que va de 2024 su prepaga aumentó un 127 %, ya que en abril pagó $250.185, mientras que en marzo la cuota estaba $212.835, en febrero $187.639 y en enero $110.351.

Los valores bajan cuando se trata de la cobertura para una persona individual, no grupo familiar, aunque no dejan de ser elevados. Una nicoleña de 42 años que está adherida a la misma prepaga, Sancor Salud, Plan 1000, tuvo un importe en la cuota de marzo de $90.253 y en abril pasó a $116.898. “Desde enero a la actualidad los aumentos fueron del 150 %”, consignó, al tiempo que declaró estar pensando en pasarse a un plan inferior que funciona con copagos.



Otro ejemplo de los aumentos reiterados se refleja en las cuotas de Federada Salud. Una familia con dos mayores y tres menores que tiene el Plan 3000 abonó en abril $205.234, en marzo $178.274, en febrero $158.640, cuando en enero la cuota era de $107.066. Así el aumento en los primeros meses del año fue del 91,68 %. “Estamos evaluando costos, comparando planes y viendo qué hacer. Es insostenible este ritmo de aumentos”, lamentó una afiliada.

En el caso del Plan 4000 de la misma prepaga, un grupo familiar de dos adultos y dos menores afrontaron una cuota en abril de $257.950, cuando en marzo el costo fue de $201.113, en febrero $169.173 y en enero $118.433. Ello representó un 118 % arriba desde enero a esta parte.

Finalmente, un matrimonio que tiene Británica Salud con un plan para adultos mayores pagó una cuota en abril de $334.500, mientras que en enero el costo había sido de $197.280. “No puedo cambiarme de prepaga porque a esta edad (más de 70 años) no nos aceptan; o si lo hacen, los costos serían iguales o mayores”, manifestó una afiliada y agregó: “Pagaremos hasta donde se pueda y dejaremos otras cosas de lado”.



En este contexto, fuentes nacionales ya indican que las empresas de medicina prepaga registran mermas en sus carteras de afiliados. Señalan que si bien las bajas son fluctuantes y no impactan a todas las compañías por igual, rondan entre el 3 % y el 10 % en lo que va del año.

“Guerra a la clase media”

Mientras que desde las empresas del sector justificaron los aumentos refiriendo diversos factores que “vienen generando un retraso significativo” en la composición del valor de las cuotas, días atrás el ministro de Economía, Luis Caputo, encendió una polémica al sostener que las empresas de medicina prepaga le declararon “la guerra a la clase media” con los aumentos de precios, y desde el Gobierno redoblaron la apuesta y advirtieron que hay “un grado de cartelización” en el sector “que afecta a los argentinos”.

“Nosotros desregulamos, damos libertades, pero no permitimos que exista un grado de cartelización que afecte a los argentinos y es lo que el ministro Caputo entendió que está ocurriendo. Habla de una cartelización que está fuera de toda razonabilidad”, sostuvo el vocero presidencial Manuel Adorni en conferencia de prensa.



El titular de la cartera económica, que hace semanas le había reclamado una baja de precios a los supermercados, ahora cuestionó a las prepagas.

“Las prepagas le están declarando la guerra a la clase media. Nosotros desde el gobierno vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para defender a la clase media”, sostuvo el funcionario en un mensaje en su cuenta personal de X (antes Twitter).

Milei también se había sumado a los cuestionamientos a las prepagas cuando este lunes, en una extensa entrevista, advirtió, en sintonía con Caputo, que se habían “pasado de rosca” con los aumentos.



error: ¡Contenido protegido!