30 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 3 diciembre, 2021

Edición N° 3886

GUZMÁN: “EL ROL DE LOS BANCOS PÚBLICOS DE DESARROLLO SERÁ FUNDAMENTAL EN LA REORIENTACIÓN DE LAS FINANZAS GLOBALES HACIA LA ECONOMÍA SUSTENTABLE”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó este miércoles en el encuentro “Finanzas para el desarrollo sostenible: una nueva arquitectura económica internacional”, organizado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (ALIDE), en el que se debatió sobre el rol de las finanzas en la pospandemia.



En este marco, el titular del Palacio de Hacienda desarrolló las principales propuestas que la Argentina ha respaldado en los foros multilaterales que apuntan a la construcción de condiciones económicas, políticas y ambientales más sustentables a nivel global.

En primer lugar, Guzmán destacó la importancia de contar con una arquitectura financiera internacional para el desarrollo sustentable que brinde condiciones de financiamiento apropiadas para financiar los proyectos que les permiten a los países alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible. En ese sentido, abogó para que los países que están agobiados por cargas de deudas insostenibles “cuenten con las condiciones para poder reestructurar esas deudas y así darles espacio a los Estados para políticas públicas en pos del desarrollo”.



Asimismo, el ministro señaló que la Argentina ha estado construyendo dentro del seno del multilateralismo, junto a otros países, “condiciones para una mejor arquitectura tributaria internacional, que al fin y al cabo es la base del financiamiento de los Estados-Nación”. En esta línea, Guzmán resaltó la llamada solución global para abordar la elusión impositiva por parte de las corporaciones multinacionales, que se beneficiaron de las innovaciones, investigaciones y desarrollos financiados por el Estado.

Sin embargo, aclaró que “hay un camino muy importante por seguir y esto se va a discutir en 2022, buscando que esta solución global se constituya sobre la base de detalles que impliquen una mejora de la recaudación, no solamente para los países desarrollados, sino para los países que están en un estado menos avanzado del desarrollo”.

Finalmente, el titular de Economía hizo hincapié en la importancia de apuntar hacia un sistema productivo sustentable, al asegurar que “esta no es solamente una cuestión del desarrollo sino también una cuestión de estabilidad macroeconómica o de la balanza de pagos”. De esta manera, Guzmán explicó que “el mundo va a estar penalizando, como debe ser, la producción de aquello que no es sustentable, porque no se puede sostener en el tiempo el modo de producción que ha tenido el mundo en las últimas décadas”, y que “los países que no adaptan sus estructuras productivas en ese mundo que va a estar penalizando la contaminación van a tener problemas para competir a nivel global”.



Por este motivo, el ministro aclaró que debido a que el sector privado “no internaliza las externalidades positivas asociadas a las transformaciones productivas para un mundo sustentable”, es necesario “más participación del financiamiento por parte de los Estados”. “Lo que es fundamental en lo inmediato es que los bancos multilaterales de desarrollo adapten sus líneas de crédito de forma de poder proveer condiciones más simétricas de financiamiento entre países que sí tienen condiciones de financiamiento para las reformas, que son los países avanzados, y otros que no las tienen, que son los menos avanzados, y son quienes necesitan un rol más activo por parte de los bancos multilaterales de desarrollo. El rol de todos los bancos públicos de desarrollo va a ser fundamental en la reorientación de las finanzas globales hacia la economía real y sustentable”, concluyó.

Por su parte, la secretaria de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales del Ministerio de Economía, Maia Colodenco, sostuvo que “la transformación productiva para la sustentabilidad no es solo una cuestión de desarrollo sino también de estabilidad de balanza de pagos” y aclaró que “corregir las asimetrías financieras que enfrentan los países en desarrollo y de bajos ingresos resulta fundamental para promover el desarrollo sostenible”. “Las diferencias sustanciales en el costo y las condiciones de financiamiento hacen que países como los de nuestra región no puedan avanzar en las reformas necesarias para lograr una transición justa”, agregó la secretaria.



Además, Colodenco hizo hincapié en que la crisis provocada por el COVID-19 “nos da la oportunidad de hacer frente a estos desafíos repensando una nueva arquitectura financiera internacional que brinde una respuesta multidimensional a estos problemas tan intrínsecamente relacionados”.

En otro sentido, Colodenco se refirió al trabajo realizado desde la Mesa Técnica de Finanzas Sostenibles de Argentina, con la aprobación de una Hoja de Ruta para el desarrollo de las finanzas sostenibles en el país que incluye las líneas de acción estratégicas que guiarán el trabajo en el corto, mediano y largo plazo de los actores públicos del sistema financiero. “A su vez, se busca impulsar el alineamiento del sector privado para promover, entre otras cuestiones, la incorporación de criterios ASG y de cuestiones más amplias de sostenibilidad en las decisiones de inversión y al interior de sus operaciones”, agregó.

Asimismo, la secretaria destacó la firma de la Declaración Conjunta de las entidades reguladoras del sector bancario, de seguros y del mercado de capitales, que tiene por objeto generar las condiciones para que el sector financiero pueda atraer inversiones públicas y privadas que contribuyan a alcanzar objetivos económicos, ambientales y sociales, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, a la vez, dar respuesta al cambio climático a través del financiamiento de estrategias de mitigación y adaptación.



A su turno, el presidente de BICE, José Ignacio de Mendiguren, resaltó que “la Argentina que crece al 10% no mira el riesgo país”, y que las políticas públicas que se implementaron en la pandemia y pospandemia lograron la recuperación de la economía, la producción y la generación de empleo genuino. “Lo que estamos analizando en esta y otras cumbres internacionales ha demostrado su eficacia en nuestro país, debemos seguir insistiendo y financiar más la integración productiva regional”, destacó.

Durante la jornada, también disertaron el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el vicejefe de Gabinete de la Nación, Jorge Neme; el presidente de COFIDE (Perú), Carlos Linares; la presidenta del Banco Nacional de Costa Rica, Jeannette Ruiz; y el presidente del Banco República Oriental del Uruguay, Salvador Ferrer; entre otros.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!