12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 junio, 2024

Edición N° 4814

Inactivos desde hace casi tres meses, empleados de Atanor advierten que “necesitamos empezar a trabajar ya”

El gremio de los trabajadores de Atanor convoca para mañana a una concentración en la planta de zona sur, sin actividad productiva desde el 20 de marzo en virtud de una decisión judicial. “No tenemos ninguna certeza sobre cuándo vamos a volver a trabajar, si es que vamos a volver”, indicó el secretario general del SPIQyP.

Atanor

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

A las 11:00 de este miércoles, está prevista una concentración de más de un centenar de trabajadores y trabajadoras acompañados de sus familias frente a las puertas de Atanor, en su predio fabril de la zona sur de San Nicolás que desde el 20 de marzo pasado se encuentra sin actividad productiva alguna en virtud de una medida judicial.

La convocatoria fue lanzada por el Sindicato de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas (SPIQyP), organización que representa a los 130 empleados de la compañía que desde aquel día no trabajan: primero con vacaciones pendientes y obligadas y desde mediados de mayo, suspendidos y percibiendo el 75% de sus salarios.

“Desde hace ya casi tres meses nosotros no estamos trabajando, por el accidente que se produjo en uno de los sectores. Y ese mismo día la Justicia clausuró el resto de los sectores de la planta, que no tienen nada que ver con el accidente”, repasó este martes Ricardo García, secretario general de la seccional San Nicolás del SPIQyP.



En contacto con el programa «Primicia Nicoleña» que emite Radio U, el dirigente gremial advirtió que “la situación es complicada para todos los compañeros”. “Todavía no tenemos ninguna certeza sobre cuándo vamos a volver a trabajar, si es que vamos a volver a trabajar. Frente a esa situación, la concentración que estamos convocando para mañana es para pedir que se reanuden ya los contratos de trabajo. De una manera u otra, nosotros tenemos que empezar a trabajar ya”, enfatizó García.

Otros tiempos

El dirigente químico le apuntó a “los tiempos” con que se manejan la Justicia y los organismos estatales. “Nosotros tenemos contacto permanente con la empresa y ellos nos van teniendo al tanto de la situación. Ellos están presentando todo lo que los organismos de control de la Provincia les están requiriendo. Pero los tiempos no son lo suficientemente ágiles. Mientras tanto, estamos en una situación crítica. Ya no tenemos más contención para los compañeros. Somos 130 familias que dependemos de esta empresa de manera directa y unas 20 más de manera indirecta. Necesitamos empezar a trabajar ya”, remarcó García.
Y amplió: “Sinceramente, no entendemos qué hay detrás de todo esto. Accidentes hay en todos lados. Recientemente hubo accidentes muy graves en otras empresas y sin embargo nunca se vieron obligadas a frenar su producción”.

Por lo demás, acerca de la polémica centrada en una eventual contaminación ambiental como consecuencia de los procesos y productos que se desarrollan en la planta, García volvió a enfatizar que “nosotros no tenemos ningún compañero enfermo, y algunos trabajan en la planta todos los días durante los últimos 35 o 40 años”. “Todos tenemos un seguimiento con controles médicos cada seis meses, de los médicos peritos de la ART. Y estamos todos perfectamente. Yo trabajo en la planta hace 42 años y vivo en barrio Química con mi familia desde hace ya 50 años”, sumó el secretario general del SPIQyP en San Nicolás.



La cautelar

A través de una medida cautelar de carácter provisorio, la jueza Díaz Bancalari dispuso el “cese inmediato de la actividad” en la planta productiva de Atanor. Es hasta tanto otros organismos competentes no determinen que “están dadas las condiciones de seguridad para que esa planta continúe operando”.

En su fallo de aquel 20 de marzo, la Dra. Díaz Bancalari, titular del Juzgado Correccional Nº3 de San Nicolás, resolvió “hacer lugar” a una medida cautelar solicitada por la ONG Asociación Civil Protección Ambiental del Río Paraná, iniciadora de la causa. Y, en tal sentido, dispuso “el cese inmediato de la actividad de la planta de Atanor y la prohibición total de salida de camiones con residuos y/o materiales de la planta hasta tanto no se expidan todos los organismos competentes que determinen fehacientemente que se encuentran dadas las condiciones de seguridad para que esa planta continúe operando”.

En este punto, conviene recordar en el marco de la misma causa el 6 de marzo pasado la empresa ya había sido condenada en primera instancia a realizar distintos estudios y mejoras en su planta a fin de resguardar el medio ambiente. En mayo de ese mismo año la decisión quedó confirmada por la Cámara departamental y desde entonces se encuentra pendiente de una decisión por parte de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires.



La reciente medida cautelar concedida por la jueza Díaz Bancalari fue formulada y notificada a Atanor “bajo apercibimiento de imponer una multa de diez millones de pesos por cada día de incumplimiento”.

error: ¡Contenido protegido!