8.4 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 5 julio, 2022

Edición N° 4050

JUNTOS POR EL CAMBIO INTENTA RECUPERAR PAZ INTERIOR, PERO SIGUEN LOS ENFRENTAMIENTOS

Las últimas horas mostraron una discordia que no se aplaca en la coalición opositora. Sumaron fuego Patricia Bullrich, el jefe porteño, la UCR de Martín Lousteau y el expresidente Mauricio Macri.

Por Patricia García



Después de fotos para mostrar la unidad “indestructible” de Juntos por el Cambio, como la llama el jefe de Gobierno, la alianza opositora sigue mostrando sus aristas más tensas. Le contestaron ayer, en ese sentido, los socios del radicalismo que insisten en contar con sillas en las candidaturas para el próximo turno. También Mauricio Macri participa de esa polémica interna.

Asimismo, en medio de su hiperactividad, Horacio Rodríguez Larreta desató algunos contrapuntos, en la cena de la Fundación Libertad; en la presentación ayer de un plan de empleo para jóvenes con subsidio del presupuesto porteño y al intervenir en el encuentro de AmCham Summit 2022. También Patricia Bullrich habló ante un auditorio que no esperaba algunas precisiones polémicas y reforzó nuevamente su competencia con Larreta por el 2023.

La simulación de la paz interior parece un esfuerzo sensato pero que aún ventila aristas débiles, en Juntos por el Cambio y algunos fallidos. Le pasó al propio Larreta en su discurso en la Fundación Libertad. Dominado por su estilo moderado, quizás, el pretendiente a la presidencia inició la alocución sosteniendo la necesidad de reforzar el Estado, lo que levantó críticas en las redes sociales que no perdonan estas cuestiones. “Tenemos que fortalecer el rol del Estado, un Estado inteligente que defienda las instituciones”, dijo en un discurso que paseó por diversos ángulos de lo que se propone hacia el futuro.



Lanzada

La presidenta del PRO Nacional, por su parte, participó de AmCham Summit 2022, el encuentro de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina. Bullrich, allí, tal vez queriendo hacer un guiño a los sectores más liberales, planteó que “yo arrancaría con un bimonetarismo, el uso corriente del dólar como moneda, sin anular el peso”. Lo dijo como una medida que tomaría si accede a la presidencia. En la jornada también pidió no pelearse con Javier Milei y apuntó a Larreta, quien también participó de AmCham Summit pidiendo “un plan consensuado que se sostenga en el tiempo” y “un plan a largo plazo, eso es lo que necesita Argentina” y además aseguró que el próximo gobierno tiene que ser de coalición.

“Tengo condiciones para ser presidenta. Tengo la personalidad que hace falta para la Argentina”, aseguró la titular del PRO, diferenciándose del jefe porteño, otra vez más.

En otro ámbito, el radicalismo salió a contestarle a Mauricio Macri, quien en la última reunión de la cúpula del PRO, esta semana, se quejó de la UCR diciendo que “tenemos que diferenciarnos y no seguir cayendo en la trampa del radicalismo”.



Muestra de las diferencias, el bloque Evolución (UCR-Lousteau) en Diputados presentó una propuesta de la legisladora Danya Tavela para imponer beneficios impositivos para aquellas empresas que incorporen a jóvenes. El proyecto exime del pago de las cargas patronales a las empresas que contraten a jóvenes de entre 18 y 30 años en un 100% los primeros seis meses, 75% del séptimo mes al año, 50% de los trece a los dieciocho meses y 25 % de los dieciocho hasta los veinticuatro meses.

Larreta

Muy similar a la propuesta que hizo Larreta y que instalará en la Ciudad pero con un subsidio del Estado a los salarios de la franja de jóvenes de entre 18 y 24 años. Como sea, no hubo coordinación en la alianza para conciliar esas propuestas similares.

En su presentación del plan de empleo joven, Larreta justificó los cruces en la alianza que integra. Dijo que los “chispazos y diferencias” en la oposición se deben a que JxC “es un espacio amplio y heterogéneo”, donde cada una de las fuerzas “sostiene sus convicciones”.

El radical Emliano Yacobitti, quien anima la candidatura porteña de Martín Lousteau, salió a replicar diciendo que “el radicalismo quiere ser escuchado”.

“El radicalismo hoy está dispuesto a que su voz sea escuchada. Entendió que no vale la pena formar parte de un frente si una fuerza no es protagonista y no puede expresar sus ideas. Tenemos varios dirigentes que pueden ser precandidatos en las PASO del 2023”, desafió Yacobitti ante las radios.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!