28.4 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 28 enero, 2023

Edición N° 4306

JUSTIN BIEBER VENDIÓ LOS DERECHOS DE SUS CANCIONES POR UNA GRAN SUMA DE DÓLARES

El cantante canadiense se sumó a una tendencia que surgió entre distintos artistas internacionales como Bob Dylan y Shakira. El acuerdo contiene 290 canciones que se publicaron hasta fines del 2021.



Justin Bieber vendió los derechos de todo su catálogo musical por una suma de 200 millones de dólares a Hipgnosis siguiendo los pasos de artistas como Bob Dylan, Neil Young, Sting y Bruce Springsteen. La empresa lanzó un comunicado revelando la compra.

“Hipgnosis ha adquirido todas las participaciones de Justin Bieber en sus derechos editoriales (incluida la parte del autor correspondiente a la interpretación), grabaciones maestras y derechos conexos de todo su catálogo”, anunció la empresa.

Según esta información, la sociedad de gestión de derechos musicales cuenta con los 6 álbumes de estudio de Bieber, además de los singles y las remezclas de algunas canciones. “Justin Bieber es uno de los artistas musicales más vendidos de todos los tiempos”, aseguró Hipgnosis.



Si bien muchos artistas del medio musical comenzaron a vender su catálogo de canciones como método para obtener sumas de dinero similares a lo que se consigue en un gira, la industria se sorprendió que un artista de 28 años y con una obra poco extensa recurriera a la venta.

Sin embargo, la firma Hipgnosis, que es financiada por la firma de gestión financiera Blackstone, ya había comprado los derechos musicales de artistas jóvenes como fue el caso de Shakira y Justin Timberlake.

Este fenómeno de la venta de derechos musicales surgió gracias al streaming. Al vender los catálogos musicales a empresas como Hipgnosis, se recibe una parte de regalías de las canciones cada vez que se transmiten en radios y se transmiten o utilizan en plataformas de streaming. Además, también tendrán un ingreso por la venta de álbumes, singles y cuando se utilicen en publicidades o televisión.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!