22.8 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 3 marzo, 2024

Edición N° 4706

Katopodis: “Massa está tomando decisiones y mostrando cómo será su gobierno a partir del 10 de diciembre”

El ministro de Economía y candidato presidencial del oficialismo, Sergio Massa, “está tomando decisiones y mostrando cómo será su Gobierno a partir del 10 de diciembre y durante los próximos cuatro años”, aseguró el titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, que destacó la centralidad que adquirió en las últimas semanas su colega de Hacienda en la campaña electoral.

Katopodis sostuvo que Massa, desde su rol de funcionario público, está brindando respuestas a “la principal preocupación que tiene la sociedad, que es el salario y la pelea contra la inflación”, pero también dejó en claro que está dispuesto a ir “al hueso”, al encarar sin “medias tintas ni interpretaciones subjetivas” el escándalo en el que se vio involucrado el ex jefe de Gabinete bonaerense Martín Insaurralde.

“La Argentina tiene problemas y Sergio es el único que se está dedicando a contarle a los argentinos y a tomar decisiones para resolver esos problemas. Los demás buscan algún título, alguna frase para mejorar algún punto de rating”, señaló el ex intendente de San Martín. Resaltó, además, que el sostenido aumento del costo de vida en el país no se soluciona “a los garrotazos, a los hachazos, con políticas de shock” sino “trabajando seriamente, buscando los mejores acuerdos con el conjunto de la sociedad y sin romper nada”.

En una entrevista con Noticias Argentinas, Katopodis también dijo que tanto el mandatario Alberto Fernández como la vicepresidenta Cristina Kirchner “están actuando en la campaña, están acompañando a Sergio, pero entendieron que, en este momento y en esta etapa, es Sergio el que tiene que asumir toda la centralidad”. “Esta campaña ya no es ni Unión por la Patria, ni el peronismo, ni la coalición… ahora es Massa”, enfatizó.



A continuación, un resumen del diálogo entre el ministro de Obras Públicas de la Nación y esta agencia, con vistas a las elecciones generales del próximo 22 de octubre:

NA – ¿Qué balance puede trazar de la gestión del Gobierno, de estos cuatro años de mandato de Alberto Fernández que están terminando?.

GK – Como primer elemento, fueron cuatro años excepcionales para la Argentina y para el mundo. Son cuatro años de un mundo que está patas para arriba y en los que se generó una situación absolutamente extraordinaria, con cosas que me parece anduvieron bien, cuando uno mira la actividad económica, el consumo, la tasa de empleo, eso habla de temas que están funcionando, que se han ido resolviendo; con cosas que estamos a mitad de camino y con cosas que definitivamente no funcionaron en estos cuatro años. Y que son las cosas que tenemos que abordar en un nuevo Gobierno. Es lo que está planteando Sergio (Massa) como agenda hacia adelante.



  • ¿Qué objetivos lograron cumplir como Gobierno, en cuáles se quedaron a mitad de camino y qué cosas fueron las que no funcionaron?.
  • Hay un movimiento económico en la Argentina, cuando uno recorre cualquier lugar del país queda claro que definitivamente lo que hay es una Argentina en movimiento. En cualquier ciudad que vos recorras vas a encontrar una obra pública en marcha o terminada. Eso está y eso es parte del activo de este Gobierno.
    Del otro lado, en el otro extremo, claramente, distribuir mejor, mejorar el salario, empujar los salarios para arriba es el pendiente. Es la tarea en la que nos tenemos que enfocar como principal urgencia. Y en ese sentido, en esa dirección Sergio está tomando decisiones todos los días, entendiendo que allí hay una urgencia y una respuesta para dar.
  • De cara a las próximas elecciones, ¿qué le dicen al votante del Frente de Todos de 2019 que está decepcionado con la gestión del Gobierno? ¿Por qué esos ciudadanos deberían ahora respaldar a Unión por la Patria en las urnas?.
  • Porque definitivamente este país va a estar mejor gobernado por el peronismo y por Sergio Massa, porque Sergio va a ser un mejor presidente, porque vamos a gobernar mejor la Argentina que ellos (en referencia a Javier Milei, de La Libertad Avanza, y a Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio). Lo que ellos proponen no va a resolver ninguno de los problemas que tiene el país y seguramente los va a agravar y definitivamente están proponiendo un salto al vacío. Los dos sectores de la oposición proponen lo mismo: ajuste y sacrificio. Una propuesta plantea volver al ajuste macrista y el otro candidato propone un salto al vacío.
    Sergio, por su parte, plantea un Gobierno de unidad nacional.
    ¿De quiénes? De todos los que trabajan, producen y creen que el Estado tiene que ser más eficiente y más cercano. De todos los que están convencidos de que la Argentina tiene un futuro enorme y que no somos un país pobre y fallido.
    • Frente a las propuestas de La Libertad Avanza y de Juntos por el Cambio, el oficialismo se está esforzando para sostener como candidato a un ministro de Economía en un país con una inflación cercana al 125 por ciento anual…
  • La Argentina tiene problemas y Sergio es el único que se está dedicando a contarle a los argentinos y a tomar decisiones para resolver esos problemas. Los demás buscan algún título, alguna frase para mejorar algún punto de rating, pero de propuestas consistentes, de cómo se va a salir adelante, de cómo se van a resolver los problemas que tiene la Argentina hemos escuchado de parte de la oposición muy poquito. Y me parece que además Sergio está avanzando en la idea de que va a ser una nueva etapa, de que va a ser un nuevo Gobierno; él ya está resolviendo, está tomando decisiones y mostrando cómo será su gobierno a partir del 10 de diciembre y durante los próximos cuatro años.
    Eso me parece que es un dato sustantivo. Nosotros tenemos que ser claros en que esta campaña es Massa, esta campaña ya no es ni Unión por la Patria, ni el peronismo, ni la coalición… ahora es Massa. Y es Massa tomando decisiones sobre la principal preocupación que tiene la sociedad, que es el salario y la pelea contra la inflación. Y Massa además está mostrando que va a ser él el que tome de punta a punta todas las decisiones, que va a conducir, va a liderar esa agenda. Lo que él está diciendo entonces es, ´Bueno, mídanme por lo que estoy haciendo ahora. Mi gobierno va a ser más parecido a esto que está pasando en estos últimos días, en estas últimas semanas´.
  • ¿Massa está intentando desmarcarse del Gobierno? ¿Su objetivo es mostrarse como una alternativa a la actual gestión del oficialismo?.
  • No, mostrar que empieza otro Gobierno, mostrar que va a ser otra etapa. Mostrar que va a tener otras prioridades y que va a tomar decisiones de otra manera, con una impronta y un liderazgo muy fuerte puesto en su persona, porque además la Argentina hoy está demandando eso: ¿quién va conducir?, ¿quién va a liderar?, ¿quién va a tomar las decisiones? Y es una decisión de Sergio Massa con la ciudadanía directa.
  • ¿En qué país podría convertirse la Argentina con Massa como presidente, a diferencia de Milei o Patricia Bullrich al frente del Poder Ejecutivo nacional?.
  • Me parece que Sergio es el que asegura un nivel de acuerdo, de entendimiento con todos los sectores, empresariales, sindicales y políticos, a la altura de lo que demanda la Argentina. Los problemas que tiene la Argentina demandan más acuerdo, más diálogo y más entendimiento, y me parece que Sergio está en condiciones de liderar esos acuerdos. Eso por un lado. Además, todos decimos que la Argentina tiene recursos naturales y una ventana de oportunidad de cara a lo que demanda el mundo. Bueno, el que mejor puede aprovechar esa oportunidad, el que mejor puede organizar ese futuro y conducir ese horizonte de progreso es Sergio Massa claramente.
    Por el otro lado, me parece que se entiende poco qué es lo que quieren, más que dolarizar y aplicar ajuste, más que dolarizar y pedirle sacrificios al conjunto de los argentinos. Si hay un tema que nosotros tenemos que poner en claro es que no hay lugar para más sacrificios en la Argentina, que los argentinos no estamos dispuestos a hacer más sacrificios, porque venimos de años muy complejos, muy pesados, y el esfuerzo se tiene que repartir de una manera mucho más justa. En la Argentina de hoy no es viable, no es posible más ajuste. Cierto cansancio que tiene la gente, que tiene el ciudadano de a pie, tiene que ver también con que ese reparto de esfuerzos no es justo, no es equitativo. En ese aspecto también hay un planteo muy claro de Sergio sobre cómo vamos a repartir mejor las cargas y las responsabilidades.
  • En el primer debate de candidatos a Presidente quedó claro que la estrategia del oficialismo es confrontar con Milei, ¿consideran que en efecto es el rival por vencer en las próximas elecciones?.
  • Nosotros estamos convencidos de que entramos en el balotaje y que vamos a entrar con uno de ellos dos, con alguno de esos dos sectores de la oposición. Y estamos convencidos de que un balotaje nos va a permitir explicar y transmitir con más claridad la disputa de intereses que existe en la Argentina y los diferentes modelos de país que están en juego. Estamos absolutamente convencidos de que si el ciudadano de a pie se toma un tiempo y cuenta con la información se va a decidir y va a elegir con mucha responsabilidad. Necesitamos que se tome ese momento y que disponga de la información, que le podamos explicar qué significa lo que está planteando Milei poniendo en duda la soberanía sobre las islas Malvinas, qué es esto de imaginar una sociedad armándose para defenderse, cómo es este planteo de la venta de órganos.
    Cuando uno logra entrar de manera más concreta y más específica, estos temas generan mucho temor y mucha preocupación en la vida de la gente. No es chiste que estén planteando estas cosas y que las crean, porque lo dicen con una convicción enorme. Son temas muy sensibles, aparte de ser inviables en la Argentina.
  • ¿Qué roles deberían cumplir Alberto Fernández y Cristina Kirchner en la actual campaña electoral? De momento, da la sensación de que ambos están corridos, mirando desde afuera.
  • Están actuando en la campaña, están acompañando a Sergio, pero entendieron que en este momento y en esta etapa es Sergio el que tiene que asumir toda la centralidad. En definitiva, y sobre todo si vamos a un balotaje, va a ser una competencia de liderazgos, de personajes, de nombres propios, de tradiciones e historias personales. Nosotros creemos que será entre Milei y Massa, y que Massa es mejor que Milei. La tarea es que lo sepa el resto de los argentinos y me parece que en los próximos 20 días nos tenemos que dedicar a eso, con una tarea enorme de la militancia. Nadie va a hablar por nosotros, tenemos que asumir esa responsabilidad y con mucha fuerza transmitir el mensaje, listar los intereses que están en discusión, explicar y que se comprenda: hacernos entender sobre la gravedad y lo serio que está en juego.
    Tenemos que seguir insistiendo para que, además, en el momento en el que ese ciudadano ponga el voto en la urna, cada voto sea más una expresión de esperanza y de futuro y menos de frustración y de enojo. Me parece que esa es la clave.
  • ¿Pero cómo es posible generar esperanza con los elevados niveles de inflación que se registran en el país? ¿Cómo fue que llegamos a casi un 125% anual?.
  • Por una tremenda deuda que nos dejaron, que nos dejó (Mauricio) Macri y que nos condiciona enormemente; por una situación estructural de muchos y muchos años en los que Argentina viene arrastrando el problema de la inflación, pero también con la convicción de que es un problema al que nos hemos dedicado desde el primer día tomando cientos de decisiones. Y es un problema que vamos a resolver, lo vamos a resolver nosotros. Pero no lo vamos a resolver a los garrotazos, a los hachazos, con políticas de shock que cuando se aplicaron en la Argentina no nos fue bien. Va a ser trabajando seriamente, buscando los mejores acuerdos con el conjunto de la sociedad y sin romper nada. Y de a poco.
    Lo que no va a ser de a poco, lo que tiene que tener y va a tener otra velocidad, lo que claramente en la agenda de Sergio Massa tiene otra prioridad es la recuperación del salario, la recomposición del ingreso. Garantizar un salario que alcance, esa tiene que ser la prioridad. Y así como resolvimos otros problemas, también vamos a resolver el problema de la inflación.
  • ¿Cuánto daño le puede generar al oficialismo el escándalo protagonizado por Insaurralde y el caso de Julio “Chocolate” Rigau desatado en los últimos días? .
  • Son casos aislados y lo más importante hoy es la celeridad de la respuesta, la velocidad de la respuesta del gobernador (Axel Kicillof) y de Sergio Massa sobre el tema, que en apenas horas se resolvió, se encaminó con la renuncia de Martín Insaurralde (fotografiado durante un viaje de placer por el mar Mediterráneo en un yate junto a la modelo Sofía Clerici). Esto revela cuál es la posición de nuestro Gobierno, pero también cómo vamos a tomar decisiones cuando ocurran estas cosas: cómo Sergio encara cada una de estas situaciones, sin margen, sin espacios para medias tintas ni interpretaciones subjetivas, yendo al hueso.
  • ¿Y en el caso de Rigau, el puntero del Partido Justicialista que fue detenido con 48 tarjetas de débito en su poder?.
  • Ahí hay una investigación. Será la Justicia la que decida de qué se trata y quiénes son los responsables. Pero está en sede judicial y punto.
  • ¿Lo sorprendió lo ocurrido con Insaurralde? Se trató de un escándalo que adquirió una gran repercusión.
  • La ciudadanía plantea un umbral muy alto de honestidad, de transparencia y de valores y esa es una muy buena noticia. Y nosotros como hombres de la política, con responsabilidades públicas, tenemos que dar respuestas. Tenemos que estar a la altura de esa demanda. Bienvenida esa demanda y que la gente tenga esa exigencia bien firme; me parece que nos interpela a toda la dirigencia, a toda la política: cómo tienen que ser nuestras conductas, nuestro comportamiento y nuestra vida privada.
  • ¿Este incidente puede marcar un punto final en la vida política de Insaurralde?.
  • No, no lo sé, no lo sé.
  • Le cambio de tema, la oposición viene advirtiendo que si Unión por la Patria pierde la elección nacional, el kirchnerismo intentará refugiarse en la provincia de Buenos Aires, ¿es efectivamente esa la estrategia del oficialismo para la Provincia?.
  • La Provincia no es refugio de nada. La Provincia es el lugar que nos ha permitido que Milei no haga pie y que no amplíe su diferencia a nivel nacional de manera mucho más determinante. Y hoy es una prioridad, porque ganar la Provincia es entrar al balotaje; ganar la Provincia es asegurarnos que encaramos la segunda vuelta con otra potencia, con otra decisión. Ahí hay una tarea enorme de Axel Kicillof de haber trabajado durante estos cuatro años con todos los intendentes para que la Provincia hoy sea una trinchera o una base muy importante para lo que nosotros necesitamos construir a nivel nacional.
    Nuestra prioridad es ampliar nuestra diferencia en la Provincia, consolidar el triunfo de Axel y recuperar muchos votos en el norte del país. Ahí hay una oportunidad y un votante al que tenemos ir a hablarle y a persuadir sobre lo que está en juego, porque en gran medida se juega una Argentina federal, una Argentina que siga mirando el Norte Grande en clave de desarrollo.
  • Una última consulta, las fricciones entre Alberto Fernández y Cristina ocasionaron turbulencias durante largos meses en el actual Gobierno, ¿qué rol debería cumplir la ex mandataria en una eventual gestión de Massa como Presidente?.
  • Si yo fuera Sergio Massa la tendría de consulta permanente.
    Aprovecharía su experiencia, su conocimiento, su capacidad, su mirada; no hay muchos dirigentes que logren conectar con una gran mayoría de argentinos cada vez que fija una posición. Tiene una mirada también de los grandes problemas que tiene la sociedad y que tiene el mundo que a mí me vendrían muy bien a la hora de encaminar este país en un contexto tan complejo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!