LA AMIA PIDE MÁS PRESIÓN SOBRE IRÁN PARA QUE ENTREGUE A LOS SOSPECHOSOS DEL ATAQUE

El presidente de la mutual recordó a las víctimas en un nuevo aniversario del atentado terrorista, que se cumplirá el próximo domingo. Pidió que se designe con urgencia a un juez para el caso judicial y cuestionó la inoperancia para detener a los autores.

El titular de la AMIA, Ariel Eichbaum. WEB

A 27 años del peor ataque terrorista que sufrió la Argentina, la AMIA realizó ayer a las 9:53 el acto central para recordar a las 85 víctimas fatales y a las más de 300 personas heridas cuando un coche bomba explotó contra la sede de Pasteur 633 el 18 de julio de 1994.

El sonido de la sirena dio inicio formal al acto. Bajo el lema “Conectados contra la impunidad” –organizado en conjunto por AMIA, DAIA y Familiares de las Víctimas–, el acto virtual contó con testimonios breves de sobrevivientes, de familiares de las víctimas fatales y el mensaje del presidente de AMIA, Ariel Eichbaum.

Eichbaum hizo énfasis en la indiferencia del Estado y pidió intensificar las medidas para que Irán entregue a los sospechosos del ataque terrorista. “Exhortamos a nuestro gobierno a intensificar las medidas y agotar los recursos para lograr que tanto el Líbano como la República Islámica de Irán se avengan a cumplir con los reclamos de la justicia argentina, y que entreguen a los acusados de haber cometido el atentado, que siguen cobijando y protegiendo en dichos países”, resaltó.

Además, recordó que el Juzgado Federal N°6, a cargo de la causa, no tiene aún designado un juez permanente. “Esa situación sin resolver no hace más que colaborar para que nada avance. Necesitamos que los mecanismos institucionales se activen con urgencia, y que el Juzgado responsable no continúe vacante”, reclamó.

Larreta criticó a CFK

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, criticó la exposición que brindó la vicepresidenta Cristina Kirchner en la audiencia que fue convocada en el marco del juicio por el Memorándum con Irán y vinculó “al inicio de la campaña” la imputación al ex presidente Mauricio Macri por el supuesto envío de “material bélico” a Bolivia en medio de la crisis política que dejó a Evo Morales afuera del gobierno.

Larreta presentó en la tarde del viernes las nuevas flexibilizaciones por el COVID-19, con más aperturas en gastronomía, cines, teatros y actividades al aire libre, en una conferencia de prensa que terminó con preguntas. En ese contexto, al mandatario comunal le preguntaron sobre la audiencia en la que Cristina Kirchner cuestionó a los jueces que la investigaron por su actuación en el pacto con Irán y el inicio de la causa judicial contra Macri ahora por supuestamente haber enviado de contrabando el material bélico.

 “Vi en los títulos algunos ataques a la Justicia que no corresponden, de ninguna manera. No hacen a la sana división de poderes que tiene que tener un sistema institucional como el que anhelamos en Argentina”, afirmó Rodríguez Larreta.

La Vicepresidenta expuso durante poco más de una hora ante el Tribunal Oral Federal 8 en el marco de la causa por el memorándum con Irán. La ex jefa de Estado había pedido la audiencia para fundamentar por qué considera que la investigación en su contra es nula.” Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país. Es un disparate judicial, institucional y político esta acusación“, fue una de las frases de Cristina Kirchner.

Ataque político

Por otra, parte, y al ser consultado sobre la denuncia contra Macri, el jefe de Gobierno porteño resaltó que la decisión se tomó “justo en el inicio de la campaña” y advirtió que “muchos medios han mostrado información muy contradictoria” sobre lo que pasó en Bolivia y la intervención que pudo haber tenido el gobierno de Macri en ese momento. “Que se avance en la imputación justo en el inicio de la campaña, me preocupa mucho que se politice la justicia en la Argentina, me preocupa mucho, mucho más que se use como ataque político”, consignó.

El mandatario comunal se refirió así a la decisión que tomó el fiscal en lo Penal Económico Claudio Navas Rial, quien imputó a Macri y a la exministra de Seguridad Patricia Bullrich por el envío de armas a ese país en noviembre de 2019, mientras allí se desataba una crisis política por la salida de Evo Morales del poder y la asunción de Jeanine Áñez. En su requerimiento, según publicó el sitio Fiscales, el fiscal también imputó al exministro de Defensa Oscar Aguad, al entonces embajador en Bolivia, Normando Álvarez García, y a tres gendarmes.