18.9 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 23 febrero, 2024

Edición N° 4697

´La ESI ante el estrado´

LEYES, POLÍTICAS PÚBLICAS Y DERECHOS

La autora fue consultada por EL NORTE sobre la continuidad de la Educación Sexual Integral en las escuelas, a una semana que asuma el gobierno nacional electo, que ya se manifestó en contra.

 

Por Carolina Ríos Finelli *

El escenario político post elecciones, pone nuevamente en palestra diversas discusiones que parecía que habían sido zanjadas durante estos 40 años de democracia e incluso más, según la temática. En el ámbito educativo, no sólo se comienza a cuestionar el derecho de una educación pública, gratuita y laica asegurada por el Estado desde el nivel inicial al superior de formación técnica o docente, sino que se considera la continuación de leyes innovadoras como la de Educación Sexual Integral.

Esta ley sancionada en 2006, fue el resultado de numerosos acuerdos para mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades, en tanto y cuanto aseguraba en la formación de cada ciudadano, una herramienta para reflexionar no sólo sobre su sexualidad, sino sobre la relación con su cuerpo, la salud, las diversidades, los géneros y sus derechos. Cuando se toma sólo una parte de estos elementos, se está cercenando el espíritu de la ESI y el rol que cumple en nuestra sociedad. Desdibujar la complejidad que abarca la ESI, es negar la posibilidad de una formación integral. Por otra parte, el desconocimiento de la ESI, en términos de derecho, no puede ser tomado como un vicio de la voluntad. Es decir, que bajo el presupuesto de que la ley es conocida por todos, no debería existir malas interpretaciones, o versiones abreviadas que sólo sirven a fines sectorizados que perjudican al resto de la población. En este sentido, podemos afirmar que ignorantia iuris nocet (el desconocimiento de la ley perjudica).

INCERTIDUMBRE NACIONAL, CONTINUIDAD PROVINCIAL

En este contexto se ha planteado la posibilidad de la anulación de la ley, lo cual plantea un panorama incierto en estos momentos. En el peor de los casos, los legisladores podrían sancionar su anulación, pero ¿qué pasaría con los sujetos a los que se aboca este derecho?, ¿cómo aprenderían a construir sus subjetividades sin saber distinguir el bullying, el acoso, la violencia, los abusos, entre otros actos que alguna vez fueron normales en la sociedad?

Los hechos nos dicen que más allá de una posible anulación a nivel nacional, la provincia de Buenos Aires, no sólo continuará con la aplicación de la ley (recordando el hecho que existe una ley provincial de ESI: 14,774), sino que sostendrá la Dirección que se encarga específicamente de su aplicación en todo el territorio bonaerense. Es una política pública de educación que se continuará, por lo menos, por estos cuatro años de gestión. Y allí estaremos trabajando, para que se comprenda el sentido correcto de la ley y que cada bonaerense pueda sentirse amparado en sus derechos por un Estado presente.

* Referente de ESI de la Región 12 (Dirección General de Cultura y Educación).

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!