5.6 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 16 mayo, 2022

Edición N° 4049

“LA LEY DE INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO SE CUMPLE PERO HAY MOTIVOS PARA SEGUIR LUCHANDO”

A UN AÑO DE LA LEGALIZACIÓN DE LA IVE



EL NORTE consultó a Chanas – Socorristas en Red San Nicolás, que en nuestra ciudad y la zona -desde enero del año pasado al 30 de noviembre- brindó información para abortar, a 100 personas; de las cuales, nueve decidieron continuar con su embarazo y 41 optaron por acudir al sistema de salud para acceder. “En nuestra ciudad y otros puntos no se brinda la posibilidad de acceder a una aspiración manual endouterina”, marcaron.

“Los procesos de legalización de aborto tienen que ir acompañados de políticas públicas que busquen la mejor calidad de la práctica”, sostienen desde Chanas. ILUSTRACIÓN WEB

De la Redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Este mes se cumple un año de la legalización de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Con la sanción e implementación de la legislación se avanzó en la problemática, aunque quedan asignaturas pendientes. Socorristas en Red acompañó entre enero y octubre de 2021, 9900 abortos. De ese total, 2377 abortos se realizaron en el sistema de salud y 7523 fueron abortos autogestionados. En ese mismo período, los acompañamientos a adolescentes de hasta 17 años inclusive fueron 380. Y la organización sigue con su labor, muchas veces silenciosa. EL NORTE consultó a Chanas – Socorristas en Red San Nicolás, que en nuestra ciudad y la zona -desde  enero del año pasado al 30 de noviembre- brindó información para abortar, a 100 personas; de las cuales nueve decidieron continuar con su embarazo y 41 optaron por acudir al sistema de salud para acceder. El resto de las personas pudieron autogestionarse de forma particular o mediante el sistema privado.



“De esas 100 personas: 6 tenían menos de 18 años, 73 tenían entre 18 y 28 años, 20 tenían entre 29 y 39 años y una persona tenía más de 40 años. De esas 100 personas que recibieron información sobre cómo abortar de manera segura, 68 creen en alguna religión o en Dios. De esas 100 personas que recibieron información sobre aborto libre, seguro y feminista, 60 son madres”, precisaron desde la organización local.

San Nicolás y otros puntos

“En San Nicolás hay cumplimiento de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el sistema de salud primario en el Hospital Zona Norte, y en el Hospital Interprovincial San Felipe. Ambos centros de salud funcionan con equipos interdisciplinarios para garantizar el derecho al aborto. Sin embargo, a un año de la ley tenemos motivos para seguir luchando. La falta de información sobre el acceso al aborto. Los espacios de salud no cuentan con información accesible, sencilla y comprensible, en distintas lenguas y soportes para facilitar la solicitud y concreción del aborto. No hay campañas de difusión sobre el derecho”, notaron desde el espacio local.



“Muchos profesionales en distintos ámbitos de salud, consultorios públicos y privados, que son consultados por el acceso al derecho al aborto no derivan con precisión en los horarios y días de atención a los consultorios o consejerías correspondientes. El aborto con misoprostol como única opción posible. En San Nicolás y en muchos centros de salud del país no se brinda la posibilidad de acceder a abortos mediante una aspiración manual endouterina (AMEU). Según el Proyecto Mirar – CEDES, en Argentina, solo 58 profesionales de la salud se capacitaron en AMEU durante 2021. Sabemos que sería posible acceder a este método de AMEU hasta en Centros de Atención Primaria de Salud hasta las 12 semanas de gestación, con los recursos adecuados como sucede en centros integrales cooperativos. En nuestra ciudad no existe esa posibilidad y desencadena en situaciones donde se debe trasladar la persona para lograr acceder a este método seguro para abortar. Lo cual genera más angustias y de otras disposiciones, como licencias de trabajo y organización familiar”, evaluaron.

Chanas – Socorristas en Red San Nicolás notó: “Los legrados son prácticas desaconsejadas por la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, en este año hemos recogido diferentes relatos de experiencias de legrados para finalizar procesos de abortos en el Hospital San Felipe. En los distintos centros de salud, a veces incluso en privados o particulares, hay personal que realiza ecografías que aun leyendo en diagnóstico la sigla IVE o ILE insisten en mostrar imágenes y hacer escuchar sonidos, generando situaciones de hostigamiento ante esa decisión con comentarios o malos momentos. Y por último, la falta de registro y acceso a la mifepristona nos motiva a seguir luchando por abortos cuidados. Los procesos de legalización de aborto tienen que ir acompañados de políticas públicas que busquen la mejor calidad de la práctica. El uso de mifepristona combinada con misoprostol mejora la efectividad, acorta el tiempo del aborto, trae enormes beneficios para quien aborta y para quien garantiza el derecho”.



Dispositivo de Socorro Rosa

Desde Socorristas en Red continúan desplegando prácticas feministas de cuidado. “En nuestra ciudad en 2018, con la creación de nuestra colectiva feminista Chanas, que es parte de esta Red, hemos podido crear el dispositivo de Socorro Rosa para no abandonar las decisiones de abortar. No solo para hacer frente a la intemperie generadora de sufrimientos de un Estado que no sancionaba esta ley de derechos humanos que hoy sí tenemos, sino también para a(r)mar otros mundos de afectos, de escuchas, de pedagogías feministas, de tiempos. Nos importa acompañar abortos. Cuando decidimos acompañar desobedecemos al individualismo que promueve este sistema y recuperamos nuestro tiempo para dar y darnos escuchas. Hoy tenemos una ley que festejamos, pero por la cual seguimos luchando para su pleno cumplimiento. Tenemos una ley que dice que si sos menor de edad, también podés abortar. Y es necesario hacerlo saber, es necesario hacerla cumplir a esta ley. Para poder a(r)mar el mundo justo donde las infancias no sean madres, donde las infancias vivan jugando”, concluyeron.

Chanas Socorristas en Red San Nicolás se encuentra en redes sociales, Instagram y Twitter como @chanassersn y en Facebook: Chanas – Socorristas en Red. La línea telefónica es 336 154186868, de lunes a viernes de 10 a 14.



Cifras oficiales

Los datos oficiales indican que fueron 32.758 las interrupciones de embarazos realizadas en condiciones seguras en el sistema público al 30 de noviembre de 2021.

También que hay 1243 hospitales y centros de salud de todo el país que garantizan la práctica.

La línea 0800 222 3444 del Ministerio de Salud de la Nación de asesoramiento y derivación recibió 19.000 consultas sobre interrupción del embarazo entre enero y noviembre, cuando en los diez años previos respondió en total 17.302 llamados vinculados a este derecho.



La información de la Cartera de Salud también indica que se distribuyeron en todo el país 46.283 tratamientos de misoprostol, el medicamento autorizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar abortos, mientras que en 2020 la cifra total fue de 18.590 unidades.

Campaña nacional

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito pidió acceso a la mifepristona, “un medicamento que garantizaría mejor atención” a quienes deciden interrumpir un proceso gestacional. La Campaña también exigió “la efectiva implementación de la ley”, ya que, según relevamientos realizados por las más de 40 regionales que integran la organización federal el acceso al derecho al aborto, “es desigual en todo el territorio nacional”.



Sancionada hace un año, la ley se promulgó el 14 de enero, y el 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, se publicó en el Boletín Oficial el Protocolo para la Atención Integral de las personas con derecho a la Interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo, y luego se sumaron dos más para atención posaborto y para atención a víctimas de violaciones sexuales.

Además solicitó “capacitación y sensibilización en perspectiva de género” para los equipos de salud.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!