LA POLICÍA DETUVO A TRES JÓVENES POR EL BRUTAL ASESINATO DE SAMUEL

Las autoridades anunciaron que puede haber más detenciones en las próximas horas tras el crimen homofóbico en la ciudad de La Coruña

La Policía española detuvo este martes a tres jóvenes de entre 20 y 25 años residentes en la ciudad de La Coruña (Galicia, noroeste) como presuntos autores de la brutal agresión que acabó con la vida de un joven en la madrugada del pasado sábado, en un supuesto crimen homófobo, cuya investigación sigue abierta y en la que no se descartan nuevos arrestos.

“Detenidos 3 jóvenes de entre 20 y 25 años, vecinos de A Coruña, como presuntos autores de la agresión violenta que acabó con la vida de Samuel Luiz”, escribió la Policía Nacional de España en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “La investigación continúa abierta hasta el total esclarecimiento de los hechos. No se descartan más detenciones en las próximas horas”.

El hecho

El hecho se desarrolló durante la segunda noche de ocio nocturno desde que se levantaron las restricciones en Galicia. Familiares y amigos de la víctima lanzaron una contundente campaña en redes sociales con la etiqueta #JusticiaParaSamuel, con la que piden información sobre los hechos y defienden que el joven “no murió, lo asesinaron”, al tiempo que explican que el suceso se trata de una agresión homófoba.

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, confirmó hoy la detención de estos tres jóvenes, pero no quiso precisar si los investigadores trabajan con alguna hipótesis concreta sobre el móvil de la agresión y se limitó a pedir a los medios de comunicación que dejen “trabajar con sosiego” a la policía, que está realizando una labor “relevante”.

Todos los elementos “incriminatorios” se están analizando, así como otros que pueden determinar lo sucedido, dijo el ministro antes de insistir en la necesidad de dejar a la policía que siga trabajando en el caso “de forma profusa” como lo está haciendo.

La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones, resaltó el Grande Marlaska que recordó que la Policía, junto con la Fiscalía y el Juzgado analizan todas las circunstancias que han podido concurrir en este asesinato.

Fuentes cercanas a la investigación precisaron a EFE que se había tomado declaración a quince personas relacionadas con la pelea, si bien la mala calidad de las imágenes grabadas por las cámaras próximas al lugar de los hechos ha dificultado la identificación.

Movilizaciones

Tras el crimen, miles de personas se han movilizado en varias ciudades del país para exigir justicia por la muerte de Samuel.

Las emotivas concentraciones de protesta se han sucedido en La Coruña, Barcelona, Madrid o Valencia, todavía bajo la conmoción del asesinato del joven, que sigue investigándose y que ha condenado en la red social Twitter el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

 “Confío en que la investigación de la Policía dé pronto con los autores del asesinato de Samuel y esclarezca los hechos. Fue un acto salvaje y despiadado. No daremos ni un paso atrás en derechos y libertades. España no lo va a tolerar. Todo mi apoyo a su familia y seres queridos”, escribió el presidente del Gobierno de España en su cuenta de Twitter.

Samuel, un auxiliar de enfermería de 24 años, fue hallado inconsciente cerca de una discoteca de La Coruña, en el noroeste de España, tras haber sido objeto de una paliza. Los servicios de socorro no lograron reanimarlo y el sábado por la mañana falleció, informaron medios españoles.

 “No son golpes, son asesinatos”, gritaba la multitud. “Stop homofobia”, “Todo lo que me importa es vivir” o “Nos están matando” eran otros de los lemas plasmados en pancartas.

De acuerdo con algunas versiones, el suceso se registró cuando Samuel se encontraba en la entrada de un local nocturno haciendo uso de su teléfono celular, una de las amigas que lo acompañaba asegura que estaba realizando una videollamada.

Aparentemente este hecho generó confusión en el grupo de los agresores, quienes también se encontraban en el lugar, debido a que, según los testigos, los jóvenes alegaban que Samuel estaba grabando hacia donde ellos estaban, específicamente a las chicas que los acompañaban, siendo este el supuesto motivo de la molestia, por lo que uno de ellos lo increpó y le propinó un golpe, posteriormente se sumaron los demás hombres del grupo, quienes entre puños y patadas acabaron provocando heridas determinantes al muchacho de 24 años.

Testigos aseguran que eran alrededor de siete sujetos los que golpearon a Samuel, impidiéndole siquiera tener la oportunidad de defenderse. Asimismo, se dio a conocer que mientras lo agredían le gritaban “maricón”, por lo que no dudan de que el ataque esté relacionado con un hecho de homofobia.