LA UTA, LOS EMPRESARIOS Y EL GOBIERNO REANUDAN EL DIÁLOGO POR EL TRANSPORTE PÚBLICO DEL INTERIOR

EL JUEVES PODRÍA DESTRABARSE EL CONFLICTO CON UN AUMENTO DE SUBSIDIOS

El jueves vence el cuarto intermedio vigente en la discusión salarial entre el gremio que representa a los choferes y las empresas que prestan servicio en el interior del país. Todo indica que el Estado instrumentará un 30% de incremento en los subsidios dirigidos al interior, lo cual posibilitaría que las prestatarias puedan afrontar el aumento del 37% que reclama la Unión Tranviarios Automotor.

El gremio exige un incremento salarial del 30% más una suma no remunerativa de 60.000 pesos que permita compensar la pérdida de poder adquisitivo por inflación.

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El Gobierno nacional trabaja en el diseño de un aumento del 30% en el envío a las provincias de subsidios para el transporte público de pasajeros, en el marco de crecientes planteos de gobernadores, intendentes, empresarios y trabajadores contra un millonario reparto de recursos que hoy beneficia sobradamente al AMBA, en una relación de 85% a 15%.

El ministro de Transporte nacional, Alexis Guerrera, adelantó que “estamos trabajando en un incremento del 30%, y veremos en el transcurso del año si alcanza para salvar la situación, porque se da en el contexto de la pandemia, donde hay una baja importante en el corte de tickets y las empresas recaudan menos y solicitan una compensación al Estado”.

Los empresarios advierten que este incremento sólo alcanzará para hacer frente a la actualización salarial que reclaman los trabajadores, pero no bastará para solucionar los problemas que afectan a las empresas por los altos costos y la caída de ingresos por las restricciones impuestas al servicio. Vale recordar que hoy las empresas del interior reciben 1.500 millones de pesos mensuales en carácter de subsidios, con lo cual el incremento del 30% elevará ese monto que permite compensar el costo de la tarifa a unos 2.000 millones de pesos por mes. Las empresas que prestan servicios en el AMBA reciben unos 15.000 millones mensuales.

Guerrera, en tanto, remarcó que seguirán “con el diálogo abierto en búsqueda de soluciones, también en el contexto del análisis del Pacto Fiscal y de la contraparte que tienen que hacer las provincias justamente para sostener el sistema del transporte público del interior”.

En tiempos de escasez de recursos, desde despachos nacionales aseguraron a este diario que en la ingeniería de la iniciativa trabajan de manera conjunta el Ministerio de Transporte con la cartera de Economía de Martín Guzmán y la Jefatura de Gabinete de Santiago Cafiero, pero no anticiparon plazos en juego.

La apuesta de Nación a un incremento del 30% en el envío de los subsidios había circulado en los últimos días en boca de funcionarios de distintas provincias, tras un encuentro virtual la semana pasada de Guerrera con gobernadores y ministros del área. Pero restaba la confirmación oficial.