17.3 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 19 junio, 2024

Edición N° 4814

Las 7 Maravillas Naturales de Argentina

La fundación New7Wonders eligió en 2019 a las 7 Maravillas Naturales de la Argentina entre decentas de puntos turísticos de todo el país. Un jurado de especialistas seleccionó a los 28 lugares finalistas y el público luego votó en forma online para coronar a los siete iconos naturales que quedaron seleccionados. 

Salinas Grandes, una de las siete maravillas naturales de Argentina

Esta campaña la organizó el mismo ente que en 2011 le otorgó a las Cataratas del Iguazú el estatus de una de las nuevas maravillas mundiales, por eso este impactante accidente geográfico no está incluido dentro de las 7 Maravillas Naturales de Argentina que se detallan a continuación.

Estas son las 7 Maravillas Naturales de la Argentina 

1- Salinas Grandes – Jujuy

Salinas_Grandes.jpg

Es un enorme desierto blanco refulgente de sal en la altura de la Puna (3.500 metros sobre el nivel del mar) que tiene más de 12 hectáreas a cielo abierto. Se trata de un escenario impactante que cuenta con paletones largos de agua cristalina y salobre del cual se extrae sal para el consumo natural. Para visitarlo se debe contratar sí o sí una visita guiada y se puede ingresar con auto propio. 

Este lugar está ubicado a 64 kilómetros de Purmamarca y a 169 km de San Salvador de Jujuy, desde Buenos Aires son 1.635 km. Se puede visitar las Salinas Grandes durante todo el año, aunque la mejor época es la estación seca que va de abril a noviembre. 

2- Glaciar Perito Moreno / Parque Nacional Los Glaciares – Santa Cruz

GLACIAR.jpeg

El Glaciar Perito Moreno es el principal atractivo del Parque Nacional Los Glaciares y el más buscado por los turistas. Se trata de una masa de hielo ubicada en el departamento de Logo Argentino de 17 kilómetros de largo por 5 de ancho. Es uno de los glaciares que se desprenden del Campo Hielo Sur, el tercero más grande de este tipo del planeta. El frente de hielo del Perito Moreno es de entre 60 y 60 metros y se puede apreciar desde unos 300 metros de distancia.

Este glaciar está ubicado a 311 kilómetros de Río Gallegos, la capital de Santa Cruz, y a 80 kilómetros de El Calafate, la ciudad en la que se alojan la mayoría de los turistas que van a visitar esta maravilla natural, desde Buenos Aires son 2.747 km. La temporada ideal para visitarlo va de septiembre a abril (primavera, verano y otoño) para evitar los grandes fríos que se registran en la zona.

3- Parque Nacional Talampaya – La Rioja 

TALAMP.jpeg

Ubicado en la provincia de La Rioja, este Parque alberga una amplia gama de antepasados de mamíferos, así como vestigios de dinosaurios y plantas, que ilustran la evolución de los vertebrados y las características de los paleoambientes del período Triásico. Junto a Ischigualasto conforman el conjunto continental de fósiles más completo del mundo.

Este icónico parque nacional se encuentra a 158 kilómetros de la capital de La Rioja y a 1.145 km desde Buenos Aires. La mejor época del año para visitarlo es de diciembre a marzo, cuando concurre la menor cantidad de visitantes; en esta época el disfrute de los servicios y los paisajes es óptimo.

4- Selva Misionera – Misiones 

SELVA.jpeg

Este destino cuenta con ríos, valles, sierras de hasta 800 metros, una frondosa vegetación subtropical y un bosque húmedo que representa el 35% del territorio de Misiones. Es una de las regiones con más biodiversidad del planeta con una fauna autóctona en la que se destacan el Yaguareté y el Tatú Carreta. Lamentablemente la Selva Misionera actualmente se encuentra en peligro a causa de los grandes desmontes con fines industriales que se producen en la zona.

Hay varias zonas que compren a este Parque Nacional, al que se puede acceder desde Posadas (ubicada a 995 kilómetros desde Buenos Aires) o Puerto Iguazú (1.276 km). La mejor época del año para visitar la Selva Misionera es en otoño debido a que las lluvias disminuyen y las temperaturas son más agradables y moderada. Además, es temporada baja y se pueden encontrar mejores precios para viajar.

5- Río Mina Clavero – Córdoba 

Río_mina.jpg

La región de Traslasierra es una de las más lindas de Córdoba y uno de sus puntos altos es el río Mina Clavero, que es cristalino y torrentoso: sus aguas frías y mineralizadas tienen la fama de ser curativas, pero además hay muchas playas en la que los turistas se juntan a pasar la tarde y a matear. El balneario más conocido es Nido del Águila, dónde además muchos nadadores se juntan a hacer clavados. Este ambiente natural, rodeado por los lindos colores de la sierra cordobesa, se vuelve espectacular a la hora del atardecer.

Mina Clavero está ubicada a 278 kilómetros de Córdoba capital, a 543 km de Rosario y a 837 kilómetros desde Buenos Aires. La mejor época para visitar esta maravilla natural argentina es en los meses del verano, porque además de disfrutar de los paisajes el río está en una temperatura óptima para bañarse.

6- Parque Nacional Nahuel Huapi – Neuquén/Río Negro 

Parque_Nacional_Nahuel.jpg

En 1903 el Perito Francisco Pascasio Moreno donó a la Argentina una extension de tres leguas cuadradas ubicadas en el límite y de Neuquén y Río Negro que se convirtieron en el primer parque nacional de Sudamérica que en 1934 pasó a llamarse Nahuel Huapi. Tiene más de 717 mil hectáreas que están compuestas de paisajes espectaculares de lagos, ríos, bosques y montañas. Ciudades icónicas de la Patagonia como Bariloche y Villa La Angostura forman parte del mismo,

Para llegar desde Buenos Aires hasta Bariloche se debe recorrer 1.579 kilómetros en auto, aunque también existe la chance de ir en avión. A Villa la Angostura, también desde Buenos Aires, la distancia es de 1.618 km. Se puede visitarlo durante todo el año: en verano hay muchas más actividades para hacer e incluso se puede disfrutar de las lindas playas que tiene, mientras en invierno el paisaje nevado decora a este parque de una forma espectacular.

7- Bañado La Estrella – Formosa 

Bañado_La_Estrella.jpg

Es el segundo humedal más grande de la Argentina y se encuentra en la localidad de Las Lomitas. Este bañado se encuentra inundado la mayor parte del año por las lluvias y los desbordes de el Río Pilcomayo. Pertenece a la región del Chaco Semiárido, su largo oscila entre los 200 y 300 kilómetros, mientras que su ancho va de los 10 a los 20 km. Este bañado es poco profundo, cuenta con una vegetación abundante, animales como el carpincho y el Yacaré y numerosas especies de serpientes acuáticas.

Esta maravilla natural se encuentras a 277 kilómetros de la capital de Formosa y a 1.211 km de Buenos Aires. Se considera una buena época del año para su navegación de abril a septiembre, de octubre a diciembre suele ser el período de mayor sequía, mientras que entre enero y marzo se produce la época de las lluvias andinas y se vuelve muy caudaloso.

error: ¡Contenido protegido!