LE DIJERON QUE SU MADRE MURIÓ, PERO LE ENTREGARON EL CUERPO EQUIVOCADO: ESTABA VIVA

EN LA CLÍNICA LES DIJERON QUE SE TRATÓ DE UN ERROR ADMINISTRATIVO.

Dolor. Tristeza. Llanto. Desconsuelo. Era una jornada horrible para la familia de Estela Benito. Esa madrugada, uno de los empleados de la Clínica Mar del Plata, ubicada en la Ciudad Feliz, llamó al hijo de la mujer de 84 años para informarle que había fallecido, después de varios días de internación.

A partir de ese momento, el hombre organizó la despedida para su madre. En la casa de sepelios, el hijo de Benito pidió que el velatorio sea a cajón abierto. Unas horas más tarde, cuando el traslado del cadáver se realizó desde la clínica, comenzó el último adiós para Estela.

Las lágrimas y los abrazos entre familiares y amigos era una constante, como sucede habitualmente durante esas situaciones. Nadie estaba preparado para lo que iba a ocurrir. Una de sus familiares se acercó al ataúd con el objetivo de poner un ramo de flores, cuando descubrió que ese cuerpo no era de la mujer.

“La velamos a cajón abierto. Cuando fui a dejarle las flores en el cajón, me di cuenta que no era mi suegra. Como en las películas, saqué las flores y empecé a decir: ‘No es, no es’”, relató Miriam Salinas, la nuera de Benito.

Y agregó: “Llamamos al hospital, pero como nadie nos contestaba. Nos fuimos del velorio hasta el hospital y una médica nos dijo que había habido un error. Es vergonzoso e indignante que haya semejante deshumanización”.

En la clínica les esperaba la segunda sorpresa. Aunque estaba vez, mucho más feliz: la señora seguía viva en el hospital. Salinas dijo sobre lo que vivieron durante esa jornada: “Parece una película de terror, abrimos el cajón y nos dimos cuenta que no era mi suegra. Por suerte, seguía con vida”.

De inmediato, la familia de Estela pidió el traslado de la mujer a otro sanatorio, quien fue trasladada al Hospital Houssay e inicio una denuncia contra el nosocomio que dio por muerte a la mujer de 84 años. En ese sentido, las autoridades de la Clínica Mar del Plata, también reconocida como ex Hospital Español y ubicado en San Luis al 2500, emitieron un comunicado.

“Acompañamos el dolor generado por este incidente y continuamos a disposición de los familiares afectados”, reza el comunicado. Que finaliza con las siguientes palabras: “Esta situación obliga a la Institución a tomar decisiones concluyentes en relación a los involucrados en el hecho. Desde ya, queremos llevar tranquilidad a la sociedad y a los familiares de nuestros pacientes”. (BBN)