8.4 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 5 julio, 2022

Edición N° 4050

LEONEL SIFFO CONTÓ QUE LO SACARON DE LA ESCUELA DE POLICÍA POR SER CELÍACO

“ME SENTÍ DISCRIMINADO, LA CELIAQUÍA NO AFECTA EL RENDIMIENTO FÍSICO”

A raíz de  la denuncia efectuada por Candela Sala a nuestro medio donde expresó que la excluyeron de la Escuela de Policía Juan Vucetich por usar anteojos, siendo que no lo habían especificado en los requisitos de ingreso, se sumó el testimonio de Leonel Siffo, quien planteó una situación similar, pero en este caso por su condición de celíaco, sin ser advertido de que era condicionante.

De la redacción de El Norte
redaccion@diarioelnorte.com.ar



Días pasados, EL NORTE publicaba la denuncia de Candela Sala, una joven aspirante a cadete de la Escuela de Policía “Juan Vucetich” de Ramallo, ubicada frente a Portería 1 de Siderar, la cual tras una semana de entrenamiento la habían dejado afuera por usar anteojos, siendo que supuestamente eso no era condicionante en la inscripción, haciéndola perder mucho dinero y su trabajo. A raíz de este hecho, más jóvenes que fueron rechazados sin explicaciones que consideran valederas y alegando cierta discriminación, se comunicaron con El Norte para brindar su testimonio. Entre los rechazados está Leonel Siffo, nicoleño que había rendido y aprobado el examen de ingreso, empezó la semana de entrenamiento y posteriormente fue desplazado por su condición de celíaco. “Yo rendí y aprobé, como todos, obvio, pero en el link que me inscribí no se decía nada de la celiaquía. Mis padres me llevaban las viandas todos los días con esfuerzo  y sacrificio, porque nosotros no tenemos movilidad y tenían que pagar remís para llevarme la comida diferenciada”, expresó a nuestro medio. “El médico, cinco días después de que ya estábamos en la escuela, me pesó,  me midió y me dio la salida porque era celíaco. Fue una discriminación y una angustia porque me esforcé mucho, pero el sacrificio  de mi familia fue lo que más me dolió. El llanto de ellos porque me sacaron y no me quisieron dar ninguna explicación es lo que más me afecta.” Agregó.



Sin explicaciones

Angustiado por ver que su sacrificio era en vano cuando lo estaban sacando de la fuerza por una condición médica que no afecta el desempeño físico, buscó explicaciones, pero no se las dieron. “Yo hablé con un superior, pero no pudo solucionar nada porque me dijo que el responsable de la decisión es el médico, pero tampoco pude hablar con él porque me dijo que no está autorizado a hablar con un aspirante a cadete. Nadie me quiso solucionar nada ni darme explicaciones. A muchos chicos los sacaron por obesidad, a otros por el tema de usar anteojos, que se lo deberían haber dicho en el ingreso, pero yo quedo afuera por una patología en la que sí puedo hacer actividad física. Yo estoy bien, salgo a andar en bicicleta, a correr, voy al gimnasio, hago deportes. No entiendo por qué me sacaron. Si es por la comida, mis padres me llevaban la vianda todos los días. De hecho, en la cocina no tuvieron problemas y me preparaban mi comida. Yo estoy en un grupo de celiícos, que es de toda la provincia, y me dicen que en la escuela de La Plata había celíacos y le hacían las viandas antes y después les cocinaban a los demás”, expresó visiblemente angustiado por lo ocurrido y con su sueño de ser policía frustrado sin razones que considere valederas.

Gastos

La queja más grande de Leonel es que no se le haya advertido que la celiaquía era condicionante. “A lo que voy es ¿por qué no ponen en la página de ingreso que no se aceptan celíacos?, pero que no te hagan gastar la plata que te hacen gastar, que es mucha. Me hicieron comprar hasta trapos de piso, lavandina, secador, la ropa, los borceguíes. Encima exigían la ropa de fajina y esa vestimenta no baja de los $35.000. Muchos chicos lloraban porque gastaban plata y quedaban afuera. Yo tuve que dejar mi trabajo, no me aceptan de nuevo. La verdad es que la actitud que tuvieron es lamentable porque nos esforzamos para entrar y nos ilusionamos en vano”, dijo.



Acerca de cómo le notificaron la baja expresó: “Yo ya estaba en la escuela, hacía cinco días que estábamos. Entramos el 18 de abril a las cinco de la mañana y el viernes 22 fue el médico y nos separaron por tandas, éramos 68 varones y más de 200 mujeres. Me mandaron primero a mí por celíaco para decirme que no podía seguir. Después sacaron a varios porque usaban anteojos o por obesidad. Algunos podían hablar con el médico, pero cuando yo quise preguntar por mi situación y que me expliquen cuál era el problema, no me dejaron hablar. Estuve como tres horas parado para que venga a retirarme mi papá. Yo no entiendo los conocimientos del médico porque el único problema que tiene la celiaquía es con comer harina y que me pueda descomponer si como algo contaminado, nada más, no me afecta en el rendimiento físico”, agregó.

Candela

Recordemos que la primera en denunciar esta situación fue Candela Sala, a quien dejaron afuera por usar anteojos y que también en diálogo con EL NORTE dio a conocer lo ocurrido. “Estamos muy indignados de la forma en que nos sacaron de la escuela de policía, es injusto lo que hicieron conmigo y con un montón de chicas y chicos que no solo nos expulsaron, sino que nos discriminaron”, contó Candela a EL NORTE.

“Yo estaba cursando en la escuela de policía en Ramallo. Ingresé el lunes 18, ya había hecho las primeras pruebas, la psicológica y el examen, y me había ido bien. Nos dijeron que ingresamos como aspirantes a cadete y en ninguna parte decía que no podíamos usar anteojos para estar. El viernes nos levantamos con la rutina normal, y nos dicen que nos formemos para una revisión médica. Ese día llovía, había un montón de chicas, estuvimos haciendo la fila para ingresar y cuando llego me pesaron, me midieron y me dijo el médico que con el grado que tenía en los ojos no servía para las fuerzas de seguridad. En ese momento el doctor me dice: “Para colmo con esa panza que tenés parecés de seis meses”. No podía creerlo, no hacía falta”, contó recordando la angustia y la discriminación sufrida en esa oportunidad.

Nuevos testimonios salen a la luz de una situación que fue angustiante para muchos jóvenes que soñaban con ser policías.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!