26.1 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 2 marzo, 2024

Edición N° 4705

Locura al volante: una mujer manejaba una camioneta con 6 g/l de alcohol en sangre en Salta

La joven iba acompañada por dos amigas, y fueron denunciadas por personas que pasaban el día en el Dique Las Lomitas, a 30km de Salta capital. El móvil policial interceptó al vehículo y la conductora apenas podía mantenerse sentada. Bebió el equivalente a tres damajuanas de vino.

Salta alcohol
La Toyota que manejaba la joven en Salta fue secuestrada.

Una familia pasaba un día de campo en el Dique Las Lomitas cuando uno de los integrantes observó que la conductora de una camioneta manejaba en forma zigzagueante mientras escuchaba música a todo volumen. La forma de conducir era intimidatoria. Podía ocasionar en cualquier momento un desastre.

Decidieron entonces hacer una llamada a la Comisaría de Campo Quijano para informar lo que habían visto y que tanto les había llamado la atención. Describieron el vehículo (Toyota negra) e informaron todo lo que habían visto. Eran las 11 de la mañana.

Un móvil de la Comisaría 7ª se llegó hasta el lugar e interceptaron detrás del dique a la camioneta descripta en la denuncia telefónica. En su interior había tres mujeres totalmente ebrias, la conductora apenas podía balbucear algunas palabras e hilvanar alguna frase coherente. En el interior los Policías vieron botellas de vino desparramadas casi todas ellas vacías.

Cuando los oficiales intentaron comunicarse con la conductora, quedaron horrorizados al encontrarla apenas capaz de mantenerse sentada en su asiento, con evidente aliento etílico y una concentración de alcohol en sangre estratosférica: 6 gramos marcó el alcoholímetro una vez que le fuera realizado el test.



En este caso, la conductora desafió no solo su propia seguridad, sino también la de quienes la rodeaban y la de todo aquel que podría haberse cruzado en su camino en las muchas idas y vueltas que fueron denunciadas por los vecinos.

La negligencia no se detuvo aquí ya que las otras dos mujeres que viajaban en el vehículo se tornaron agresivas cuando los policías intentaron secuestrar la camioneta y se negaron a buscar ayuda de algún familiar. La conductora en cuestión apenas se podía sostener sobre su humanidad. Al identificarse con la patrulla, resulta ser que la conductora tiene residencia en Campo Quijano, pero la camioneta es de otra persona y está asentada en la provincia de Buenos Aires.

Según la normativa vigente en esta localidad, la mujer que hacía de conductora deberá pagar una multa al igual que el dueño del vehículo. La sanción económica ronda el millón y medio de pesos y apenas abone se le devolverá el carné de conducir, y si lo hace de la misma manera el dueño del vehículo, todo vuelve a la normalidad. Pero la ley de tolerancia cero que rige en Salta, dista de una simple multa. También señala que se aplique el delito contra la seguridad vial.

ÚLTIMAS NOTICIAS

error: ¡Contenido protegido!