9.5 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 20 mayo, 2022

Edición N° 4054

LUDMILA MARTÍNEZ RENUEVA SUS OBJETIVOS EN ESTE 2022

La nicoleña redondeó un gran año, en el cual se metió en la historia grande al ganar la Maratón Internacional de la Bandera en Rosario. Pese a finalizar el 2021 “realmente fatigada”, contó que volverá “de a poco” en los próximos días con la intención de ser protagonista en pruebas importantes. “Quiero hacer podio en todos lados”, dijo.

El triunfo en Rosario. Momento histórico para la nicoleña.


EZEQUIEL GUISONE
secciondeportes@yahoo.com.ar

Ludmila Martínez dio un nuevo paso adelante en 2021 al meterse definitivamente en la elite del atletismo nacional. Intensificando su preparación, focalizándola como nunca en sus nuevas metas, logró destacadas actuaciones en distancias cortas. Sin embargo, se metió en la historia del deporte de la ciudad al ganar nada menos que la Maratón Internacional de la Bandera en Rosario.

“Fue un año muy bueno en distancias cortas, que no eran mi especialidad para nada. Clasificar para un Grand Prix Sudamericano o Nacional no lo tenía en mente, no lo esperaba; sé que me va mejor en las distancias largas porque me gustan más, me encuentro mejor siempre cuando llegan los 18 o 20 kilómetros”, contó la nicoleña en su visita a “La Deportiva”, en Radio U 89.9.

“El año fue muy positivo pese a que teníamos que entrenar con la incertidumbre si una competencia se hacía o no. La Maratón de Rosario se suspendió a dos semanas de realizarse en junio; seguimos entrenando, llegó septiembre y tampoco se confirmaba. Fue un año muy difícil en ese sentido”, contó luego, remarcando que “más allá del nivel que estábamos entrenando nosotros, tenía mucha carga de kilómetros, mucha carga de calidad que realmente lo notaba mucho, estaba muy cansada, pero trataba de salir igual y plasmarlo porque tenía la esperanza que se iba a largar ese maratón. Y se largó”. No solo se largó, sino que también se ganó.

“Fue una alegría muy grande. A veces me pongo a ver videos… de hecho me llamó el relator de la carrera (el Colo Martínez) y me relató los últimos 150 metros, algo muy emocionante. Pero realmente me dejó muy fatigada, relajada mentalmente, así que con mi entrenador (Leandro Ghelfi) decidimos tomarnos un tiempo para empezar bien la pretemporada y si Dios quiere, y si es Campeonato Nacional o Sudamericano, voy a correr en abril en Mar del Plata”, aseguró la nicoleña, que se quedó una vez más con el premio “Plumi” entregado por el Círculo de Periodistas Deportivos.

Objetivo 2022

“Yo de ambiciosa quiero correr en Mar del Plata, que se sabe que no es una carrera rápida, pero si puedo plasmar ahí el mismo ritmo que hice en Rosario (2h55) sería un buen resultado”, contó Ludmila, pero explicó que “mi entrenador lo que quiere es seguir puliendo las distancias cortas y finalizar el con un maratón. Lo ideal sería Mar del Plata y Buenos Aires, que el nivel de atletas es mucho mayor”.

Consultada sobre la relación entre las distancias cortas y la maratón, la nicoleña explicó: “Los entrenamientos ahí son cortos a comparación del maratón, pero son mucho más intensos; yo el verano pasado en la pretemporada para correr bien los 5000 metros estaba metiendo 4 estímulos fuertes en la semana. Realmente se notaba muchísimo la carga, pero cuando llegó la descarga el cuerpo hizo la adaptación y la supercompensación permitió que el rendimiento fuese muy bueno. En la competencia salí fuerte y después me acomodé en el ritmo, y nunca se me cayó ningún parcial. Así que valió la pena el esfuerzo”.



“En pista corrí hasta 1500 metros, algo que nunca pensé. Pero todo lo que mi entrenador me decía que corriera lo hice. Lo de pista se sufre mucho y el entrenamiento es muy duro, pero hay que hacerlo para poder mejorar las distancias arriba. Así que este año supongo que vamos a planificar lo mismo”, remarcó Ludmila, quien definió a la pista como “la base para crecer”.

“Si vos querés mejorar, tenés que ir y codearte con las mejores. Yo iba a Rosario con Rocío Ortíz (campeona nacional Sub 23), Virginia Mercado… la pasaba mal cuando empecé, pero en el último tiempo completaba los entrenamientos a la par de ellas. Y ni hablar cuando empecé a competir. Yo acá en San Nicolás no tenía esa posibilidad. Rocío tiene mucha experiencia en pista porque ‘se hizo’ ahí, es una atleta de verdad”.

“No podés creer que una maratonista empiece con una base de los 1500 o 3000 metros para correr fuerte un 42K, por eso la planificación que tiene mi entrenador es la que me llevó a grandes resultados. El secreto es planificar, no correr todos los fines de semana, que te lleva a un desgaste físico; el cuerpo no tiene tiempo a recuperarse, entonces nosotros preferíamos entrenar, cumplir con la planificación, descansar, para así llegar al mejor rendimiento”, amplió.

Con las mejores

“En este año no me interesaba mucho meterme en las carreras de calle, sino que quería ir y largar un nacional con las mejores del país. De hecho cuando largué los 5000 del Nacional noté que no especulan, salen muy fuerte, y vos tenés que estar preparada para estar prendida ahí y seguirlas para que no se te vayan tanto. Lo que te va a hacer crecer siempre es codearte con el mejor nivel, intentar seguirles el ritmo. Si querés mejorar, tenés que salir y prenderte, y sufrir”, definió entre risas.

A muchos de los atletas de elite con los que se codea hoy Ludmila Martínez los conoció en Cachi, Salta, donde tuvo la oportunidad de realizar una exigente pretemporada. Después de eso la empezaron a llamar para correr con los mejores del país. “En Cipolletti no podías creer el nivel que había, se mataban, los primeros llegaban desmayados”, recordó.

“Lo que quiero es meterme en un Nacional o en un Sudamericano. La vez que pude ir a un Sudamericano fue en algo que yo no tenía nada que ver con lo mío, porque fui al Campeonato Sudamericano de Montaña en Villa La Angostura en 2019. A mí me encantaría en maratón, y si se me da la posibilidad este año me encantaría correr el Grand Prix Sudamericano de 5000 metros, que va a estar duro”. El entusiasmo le brota rápidamente cuando habla de sus planes para este 2022, pero también intenta conservar la calma.

“Paso a paso”, expresó. “Después del maratón de Rosario descansé dos semanas, tenía muchos dolores musculares, terminé mal realmente. Por eso vamos a volver de a poco. Apunto directamente al 24 de abril en Mar del Plata, que es una carrera que siempre quise correr. Los tiempos están cerca de los que suelo hacer yo. Tengo la ambición de meterme en el podio en todos lados”, cerró.  

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!