8.4 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 5 julio, 2022

Edición N° 4050

MADRUGADA DE DOMINGO DE ROBOS Y VANDALISMO EN LA CIUDAD DE RAMALLO

La madrugada del domingo fue violenta y casi se podría decir de descontrol.

Vidriera rota de un local. EL NORTE


La Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de la ciudad de Ramallo había anunciado un corte para realizar tareas de mantenimiento en la red eléctrica. Fue entonces que los vándalos/delincuentes –y vale la doble calificación– arremetieron sobre un comercio abocado a la venta de teléfonos celulares. El clima de violencia en la madrugada del domingo, o bien en el sábado por la noche, se ha repetido en varias ocasiones con lesionados o con hechos de ataques a las fuerzas de seguridad, en este caso fue hacia comercios que debieron afrontar el costo de reponer el vidrio de sus locales que no cuesta menos de cien mil pesos, señalaron.

Los ataques ocurrieron durante la mañana del domingo y coincidieron con el momento en que en la ciudad se producía un corte programado en el servicio de energía eléctrica.



Uno de los locales atacados fue Next World, un negocio dedicado a la venta y reparación de equipos celulares, accesorios y electrónica. Allí delincuentes rompieron dos paños del vidrio de la vidriera y se llevaron todo lo que estaba en exhibición.

El local está pegado al Banco Provincia, y se evitó un robo mayor porque una trabajadora de otro comercio de la zona se acercó al lugar y lo iluminó con el faro de su moto, lo que hizo que los delincuentes escaparan.

 “A las 6:20 más o menos me llaman y avisan que había un patrullero, y estaban las vidrieras rotas de mi negocio, luego me llama la policía diciéndome lo mismo y cuando me acerqué al lugar encontré la vidriera destrozada, y faltaba gran parte de lo que teníamos ahí”, contó Yamil Cardozo, propietario del comercio robado.

Los delincuentes, además de destrozar el vidrio, que es difícil de reemplazar, se llevaron auriculares bluetooth, de diseño, auriculares de computadora y de Play 4, relojes Smart, teclados Gamer, entre otros objetos.



 “Nosotros tenemos cámaras en el local, pero no una unidad de respaldo para cuando hay cortes de energía. Alarma tenemos, pero no se activó porque no pasaron para atrás, y las cámaras de la Municipalidad que no tengan una unidad de respaldo es un grave error. No puedo creer que un centro de monitoreo cuando hay un corte de energía quede a ciegas. Pero bueno…”, expresó el comerciante.

 “Queremos pedirles disculpas a nuestros clientes porque ahora la vidriera tiene mal aspecto, hasta que podamos reemplazar el vidrio, pero también decirles que estamos trabajando con normalidad y también decirles a aquellos que tenían teléfonos y tablets en el servicio técnico, que ninguno de esos elementos fue sustraído”, agregó.

A metros de allí también atacaron la puerta de una tienda de ropa ubicada en la esquina de Av. Mitre y Belgrano, donde lograron romper el vidrio del local y sustraer algunas prendas de vestir.

Robo de cables en un jardín

En la mañana también se descubrió que, durante el corte de energía, delincuentes subieron a los techos del Jardín 902 y se robaron una parte del tendido eléctrico que llevaba el servicio a dos salones de la parte trasera de la institución, como así también los cables de cobre de un equipo de aire acondicionado.



Dos hechos

El subsecretario de Seguridad, Alejo Giovanelli, dijo que son dos hechos sobre los que hemos tomado conocimiento y remarcó que se está trabajando sobre los indicios: datos de la gente que puede haber estado en las inmediaciones.

Ante la consulta periodística, explicó: “Se dio en el ínterin del corte de energía eléctrica, no se sabe si fue azaroso o a propósito. Cuando se corta el suministro eléctrico dejan de funcionar las cámaras, tenemos un generador pero no puede abastecerlas a todas”.

Preguntado sobre si se trataría de menores, Giovanelli respondió: “Claramente se está trabajando sobre la base de estos indicios, presumiblemente son jóvenes. Si son menores, la responsabilidad penal va a ser nula, cabe la posibilidad de que entre en juego la responsabilidad civil y el rol del padre. Desde la responsabilidad del joven se diluye demasiado; si son menores, casi no va a haber penalidades”.

Giovanelli describió después la situación frente a estos hechos que generan un gran perjuicio al comerciante y en definitiva no pasa nada con aquellos que producen los daños: “En realidad a un joven no se le puede hacer nada porque tienen un régimen propio, hay una legislación no del todo concreta y sobre eso trabajan mis colegas, sobre la responsabilidad del presunto imputado. Creo que hay que tratar de profundizar con otras medidas más concretas. Cuando uno estudiaba Derecho Penal sabía que la sanción tenía un fin ejemplificador y modelador, porque sirve para que la persona que comete el delito no lo vuelve a hacer y evidentemente ese rol ejemplificador no cumple ninguna de las penas y se repiten conductas hasta el absurdo, conductas que deben ser desechadas por la sociedad”.



Frente a la situación de indefensión que queda la víctima del hecho de vandalismo o como en el caso mencionado de robo, indicó: “Desde el punto vista penal es individual, con lo que el padre no va a tener secuelas en la responsabilidad civil, sí tiene la responsabilidad sobre su hijo menor, con lo que se puede avanzar sobre los padres. Hay casos sobre los que se impulsaron acciones sobre los mismos. Nosotros cuando estaba Ariel Santalla como intendente impulsamos un cambio de ordenanzas, fue discutido y trabado el tratamiento y la ordenanza fue de muy difícil aplicación. El damnificado busca la responsabilidad de los padres y se busca también cuando hay una solvencia económica, pero si no, también es imposible”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!